‘El futuro estará marcado por la vida conectada’

Dell Techologies revela resultados de un reciente estudio sobre los cambios que traerá la transformación digital a la cotidianidad de las personas.

Marcela Perilla

Marcela Perilla, vicepresidente comercial de ventas para Latinoamérica de Dell Technologies.

Archivo particular

POR:
Portafolio
febrero 28 de 2020 - 07:49 p. m.
2020-02-28

Con una visión positiva sobre lo que debe ser la inclusión de las nuevas tecnologías a la cotidianidad de las personas, la firma Dell Technologies hizo un estudio con el Instituto para el Futuro de Estados Unidos para hacer proyecciones hasta el 2030. De ahí salió la investigación “El futuro de la vida conectada”.

(Dell y EMC concretan millonaria fusión). 


Marcela Perilla, vicepresidente comercial de ventas para Latinoamérica de Dell Technologies, habla de los resultados a nivel global y en Colombia.

¿Cómo es el estudio?

Dell Technologies presenta una nueva investigación, que hace parte de una serie de estudios realizados, en alianza con el Institute for the future (IFTF), y que pretenden instruir y capacitar a las organizaciones sobre el futuro digital. Esta reciente entrega fue llamada “El Futuro de la Vida”.

Colombia hizo parte de este estudio, en el cual se encuestaron a 4.600 líderes de negocios en más de 40 países.

¿Qué encontraron?

El estudio destaca, de aquí al 2030, cinco grandes tendencias tecnológicas que van a estar siendo aplicadas y en donde se tiene mayor potencial, fundamentalmente para cambiar la vida de la personas. Son: realidad en la red, movilidad conectada, ciudades digitales a ciudades sensitivas, agentes y algoritmos y robots con vida social.

La primera tiene que ver con Internet de las cosas. Ahora ya no se aplica solamente en el ámbito corporativo sino que se lleva al hogar. Pasamos a las cerraduras digitales que se abren con el celular o con la huella, hasta temas particulares en el campo de la salud con pequeños dispositivos que ya tenemos dentro del cuerpo para tratamientos de enfermedades crónicas como la diabetes.

¿Qué otra tendencia destaca?

Hemos hablado mucho de las ciudades digitales. Pero ahora se analizan las ciudades que sienten. Esto, muy ligado a los dispositivos que estarán disponibles.

¿A qué se refiere cuando habla de ciudades que sienten?

Hay una cantidad de tecnologías emergentes que permitirán que las urbes tengan un sistema nervioso, una conexión expansiva. No serán solo los semáforos que miden el tráfico o las cámaras de seguridad que ya operan en algunos lugares. Se trata de unas conexiones que entran a la cotidianidad de las personas y la ciudad: entonces vamos a tener sensores para que el transporte sea más seguro o tendremos acceso a datos relacionados con el mayor o menor uso de energía, con el fin de tomar mejores decisiones.

Igualmente, hay una dinámica en la cual la ciudad cobra vida por la infraestructura de redes conectadas. Son sistemas que van a autoinformar a los diferentes centros de datos y claramente detrás de esto está todo un aprendizaje basado en inteligencia artificial que va a ayudar a que las ciudades se modifiquen.

¿Qué más analiza el estudio?

Todo lo anterior generará flujos enormes de datos que son la gasolina de todo este cambio tecnológico y de la Cuarta Revolución Industrial. Los datos se deben mover a través de redes. Aquí el tema de 5G, por ejemplo, es clave. En las distintas discusiones, se habla de cómo va a implantarse, qué tipo de capacidades nos va a ofrecer para que los datos lleguen en tiempo real y puedan ser utilizados, pues van a permitir que avances como el de los vehículos autónomos sean una realidad en ciudades que ya tienen capacidades de comunicación importantes. Hablando de estos pronósticos, nuestros clientes se pronunciaron. Es así como en Colombia el 65% de los líderes que encuestamos estarían dispuestos a que su personal trabaje junto a máquinas/robots a fin de superar las limitaciones humanas en campos como la memoria y la velocidad, lo que puede ser vital en un momento de desarrollo.

¿Está claro que es complementariedad y no sustitución?

El reto, como lo hemos hablado en diversos foros, es que el tipo de educación y la transformación de nuestros trabajos debe ir a un ritmo diferente para poder utilizar estas tecnologías.

Hay una inquietud sobre qué tanto podemos aprovecharlo en países de nuestro tipo, pero definitivamente esta es una oportunidad de desarrollo que probablemente no teníamos en el pasado. Antes eran muy costosas estas tecnologías y se han hecho más accesibles para el nivel corporativo y de usuario final.

¿Cuáles son los temas que inquietan a los líderes?

La privacidad de los datos. Inquieta la forma en que los datos de las ciudades están compartidos y construidos y la sobrecarga cognitiva que se está viendo por tanto dato y aplicación.

En Colombia, el 60% de nuestros líderes empresariales esperan que para el 2030 las compañías se ocupen más de ese tema. Obviamente, hay de la mano una obligación desde el punto de vista de la regulación.

¿Cuáles serían los retos de las empresas a la luz de todas estas expectativas?

Los dilemas están dados en cómo utilizar, migrar y adaptar rápidamente estas tecnologías como empresa para el uso de sus negocios. Hay algunas que se han podido adaptar más rápidamente.

Los emprendedores nacen en esta generación, entonces no tienen sistemas del pasado, porque cuando son tradicionales es más complejo cambiar y, definitivamente, en el país estamos viendo un esfuerzo enorme de las grandes empresas, más que de modernizar la tecnología, de apropiar este tipo de herramientas para nuevos espacios.

Recomendados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido