El GEB operará en más del 70% del territorio de Guatemala

A través de su filial Trecsa, construye 850 kilómetros en líneas de transmisión y 12 nuevas subestaciones.

GEB

La filian del GEB desarrolla la construcción de 12 subestaciones nuevas y la ampliación de 12 más en 15 departamentos.

GEB

POR:
Portafolio
octubre 08 de 2019 - 10:00 p.m.
2019-10-08

El Grupo Energía Bogotá (GEB) avanza con paso firme en su intención de fortalecer la operación en Guatemala, a tal punto que en cuestión de semanas tendrá presencia en el 70% del territorio en el país centroamericano.

(Lea: Positivos resultados financieros del GEB en primer trimestre)

La razón, a través de su filial Trecsa, desarrolla el montaje de poco más de 850 kilómetros de líneas de transmisión, 12 subestaciones nuevas y la ampliación de 12 más, para llevar el servicio de energía eléctrica a 15 de los 22 departamentos, 74 municipios y 340 comunidades.

(Lea: Enel buscaría divorcio con GEB y operar en solitario en el país)

Así, el GEB sigue al pie de la letra en el desarrollo del Plan de Expansión de Transporte de Energía (PET) con lo que busca atender a cerca de 10 millones de guatemaltecos, cifra que llama la atención, si se tiene en cuenta que el más reciente censo poblacional indica que este país lo habitan poco más de 16 millones de personas.

(Lea: En vilo, la interconexión de energía renovable de La Guajira)

“Seguimos avanzando en el fortalecimiento del sistema eléctrico, un paso vital para el desarrollo y progreso en Guatemala, donde hemos invertido hasta el momento más de US$500 millones en un proyecto que es de prioridad nacional y que permitirá mejorar la calidad de vida de millones de habitantes de este país”, señaló Astrid Álvarez, presidenta del GEB.

Luego de diez años de operación en Guatemala, a través de Trecsa, el GEB trazó su propio plan de expansión, primero hacia el sur de Centroamérica, y tiempo después hacia el norte, pero como paso previo deben cerrar el anillo alrededor de Guatemala, misión que se concluye con el PET 2008-2018.

EXPANSIÓN DE LA COBERTURA

Ante los grupos de interés, la presidenta Álvarez viene recalcando que el objetivo es fortalecer en Centroamérica el desarrollo de la operación en el negocio de la generación, transmisión, distribución y comercialización de energía eléctrica.

Subraya que al tener presencia en todos los eslabones de la cadena, pueden desarrollar cada uno de los negocios en esta parte del continente, ya que existe un gran potencial de demanda.

“Nuestra carta de navegación es la operación de transmisión que realizamos en Guatemala”, recalcó Álvarez.

Cálculos del GEB indican que en una década de presencia en Guatemala han desembolsado inversiones por más de US$500 millones (ya mencionado).

Cabe recordar que el presupuesto de inversión (Capex) del GEB al 2023 le permitirá atender no solo los frentes de transmisión, sino además los del proyecto del Plan de Expansión de Transmisión de Energía en Guatemala (Trecsa y Ebbis).

Además, las inversiones le han permitido al GEB, a través de su filial, tender más de 520 kilómetros de líneas de transmisión y construir 19 de las 23 subestaciones que hacen parte del PET, para llegar al 52% de las tareas que componen el plan de energización en el país centroamericano.

Recientemente Trecsa puso en funcionamiento del Anillo Periférico Sur (APS) que conecta seis ingenios en la costa sur del país que juntos tienen capacidad para generar energía equivalente al 20% de la demanda nacional de electricidad.

PLAN DE INVERSIONES

El GEB no quiere dejarse sacar un solo metro de ventaja en los mercados de transmisión y transporte de energía eléctrica y gas natural, en donde hace presencia.

El citado conglomerado, para desarrollar sus tareas al 2023, desembolsará US$2.426 millones, de los cuales US$1.798 millones se destinarán para el montaje de líneas de transporte y transmisión, de energía eléctrica y gas, US$616 millones están programados para actividades de distribución, y otros US$120 millones serán destinados a generación.

Además, para el desarrollo de sus tareas en el presente año, el GEB presupuestó US$447 millones, un 11% más de lo desembolsado en el 2018 que fue US$396 millones.
“Nuestro Grupo ha venido creciendo, recientemente en Perú, adquirimos Electrodunas una compañía de distribución de energía eléctrica con cerca de 250.000 clientes.

Hoy podemos decir que cada vez somos unos jugadores más relevante en América Latina, lo que se evidencian en nuestros excelentes resultados financieros y relacionamiento con las comunidades”, subrayó Álvarez.

De acuerdo con los registros de inversión que tiene proyectados el GEB, para el 2020 se desembolsarán recursos por US$525 millones. Así mismo, en el 2021 la suma destinada serán US$338 millones, y para 2022, el monto ascendería a US$410 millones.

Por último, para el año 2023, el conglomerado girará US$308 millones, recursos que son menores a los desembolsados en este plan a cinco años (2018 - 2023).

En la estretegia de inversiones hacia 2023 se contempla que la Transportadora de Gas Internacional (TGI) ejecutará inversiones por US$739 millones, llevándose la mayor proporción entre las filiales.

“La meta para los próximos años es seguirnos posicionando en los negocios de transmisión de energía y transporte de gas natural, así como la de buscar nuevos negocios que nos lleven a fortalecer la operación”, precisó Álvarez.

alfsua@eltiempo.com

Siga bajando para encontrar más contenido