El miedo acechaba a los geólogos asesinados en Antioquia

Los jóvenes habían manifestado su incertidumbre a sus familiares. Este viernes apareció con vida José Dionisio Guerra, quien estaba desaparecido.

Geólogos asesinados

Laura Alejandra Flórez Aguirre, Camilo Andrés Tirado Farak y Henry Mauricio Martínez Gómez.

Archivo particular

POR:
Portafolio
septiembre 21 de 2018 - 06:26 p.m.
2018-09-21

El temor acechaba. Sin embargo no huyeron. Siguieron allí, mirándolo a la cara, porque sus objetivos eran mayores a la incertidumbre. No obstante, no los pudieron cumplir, la violencia se interpuso en sus caminos, truncaron sus sueños y convirtieron esos miedos en realidad.

Este jueves el país conoció la noticia del asesinato de tres jóvenes geólogos de la multinacional minera Continental Gold, una tragedia que desde las grandes ciudades se lamenta, pero allá, en los campos se vive.

(Lea: Asesinan a tres geólogos de Continental Gold en Antioquia). 

Laura Flórez una de las víctimas de este episodio había vuelto al campamento hacía menos de una semana después de que uno de los empleados de la misma compañía fuera asesinado hace unas semanas atrás, razón por la cual hubo un cese de actividades.

Volvió, a pesar del miedo. Sus ganas de trabajar fueron más grandes que sus dudas.

“Mi hija tuvo que regresar a Caldas porque uno de sus compañeros recibió amenazas. A él le advirtieron que si no pagaba una vacuna los iban a asesinar”, contó a la W Radio Jairo Flórez, padre de Laura, quien además señaló que, cuando la situación se había calmado, su hija Laura fue enviada a otro campamento de la misma zona. Sin embargo, allí los jóvenes seguían sintiendo temor por las continuas amenazas. "Todos los días ella me escribía: papá, esto está muy caliente”.

(Las Bacrim les declaran la guerra a las mineras legales). 

Su hija le había expresado en varias ocasiones el miedo que sentían ella y sus compañeros por estar en el campamento donde adelantaban estudios de terreno.

Ese mismo temor lo habían sentido Henry Mauricio Martínez Gómez y Camilo Andrés Tirado Farak, las otras dos víctimas de este crimen que vuelve a prender las alarmas.

TRES VIDAS, UNA TRAGEDIA

Los caminos de estos tres jóvenes corrían paralelos, sin tocarse, pero la tragedia los unió.
Laura Alejandra Flórez Aguirre, oriunda de Manizales, se graduó de la Universidad de Caldas en 2016. “Era una excelente estudiante y ser humano”, resaltó la rectora de la universidad, Elvira Cristina Ruiz. La joven de 28 años estaba vinculada a Continental Gold hace cinco meses.

Por su parte, Camilo Andrés Tirado Farak, de 32 años, era oriundo de Corozal (Sucre). Era egresado de la Universidad de Caldas, 2011, donde se destacó por ocupar siempre los primeros puestos en el programa de geología de esa universidad.

Henry Mauricio Martínez Gómez fue la otra víctima mortal. Se gradúo de Los Andes y este era su primer empleo, luego de su graduación.

"Henry fue un estudiante y era un profesional brillante", dice entre lágrimas su profesor
José María Jaramillo. Durante su clase se destacó por su liderazgo y su entusiasmo, por lo que más tarde empezó a trabajar con él en el laboratorio de geología de la misma universidad, haciendo investigaciones y enseñando a otros compañeros hasta finales del año pasado, cuando fue contratado por la Continental.

Henry fue premiado por varias investigaciones en el país e internacionalmente en algunos concursos de la Asociación de Geólogos Norteamericanos. Además, tenía reconocimiento académico por la formación de grupos de investigación.

El 5 de septiembre, a advertencia tenía que ver con el ataque armado a la mina de la Continental en Buriticá que dejó un empleado muerto y otro herido. Ante ese hecho, ocurrido el 5 de septiembre, Henry Martínez, escribió en sus redes: “Hacemos un llamado a la sensatez, al respeto por la vida e integridad”. Y en otro mensaje dijo: “Frustración, dolor, indignación... La actividad de los geocientíficos es legal, digna, responsable y respetable. Exigimos respeto por la vida”.

LAS HIPÓTESIS 

Este es el segundo ataque que sufre la compañía minera este mes. El pasado 5 de septiembre dos ingenieros de esta empresa fueron atacados a la salida del casco urbano de Buriticá, dejando a uno de ellos herido, mientras que el otro perdió la vida.

Este ataque fue atribuido al ‘Clan del Golfo’ y el pasado 17 de septiembre fueron capturados cuatro hombres señalados de cometer el atentado.

La secretaria de Gobierno indicó que están haciendo los análisis para determinar si ambos ataques están conectados. “El gobernador hará un consejo de seguridad y haremos un pronunciamiento unificado”, contó.

Sin embargo, aunque en ambos casos son grupos armados ilegales diferentes y los casos no tendrían relación, hay un aspecto que los conecta.

De acuerdo con Jaime Arteaga, líder del Plan Buriticá, específicamente a la empresa Continental Gold la afecta que cuando entra a una región a operar, siempre entra con la institucionalidad. Por ello, la respuesta de los grupos criminales es atacar.

El experto hizo una diferenciación: “en Yarumal el mensaje fue en contra de la presencia de las autoridades, para que no obstaculicen sus negocios ilegales, en Buriticá también priman intereses sobre la minería”.

Continental Gold ya ha sido víctima de varios ataques. Víctimas habrían intentado defenderse.

APARECIÓ CON VIDA 

Este viernes, las autoridades confirmaron que el asistente de geología José Dionisio Guerra Guerrero, quien desapareció tras el asesinato de tres de sus compañeros apareció hoy con vida.

El Ejército confirmó que hacia el mediodía el joven se presentó ante un grupo de soldados en el municipio de San Andrés de Cuerquia, en el departamento de Antioquia y distante unas cinco horas del lugar de los hechos.

Su testimonio será clave para hallar a los responsables.

Siga bajando para encontrar más contenido