Empresas

‘El proyecto fue debidamente licenciado por las autoridades’: Aquarela

El consorcio constructor respondió al estudio que señala que el proyecto debe ser demolido.

Edificio Aquarela, Cartagena

De acuerdo con los constructores, la empresa desconoce los resultados del estudio adelantado por la Sociedad Colombiana de Ingenieros, así como su alcance y su sustento técnico.

EFE

POR:
Portafolio
mayo 27 de 2020 - 04:51 p. m.
2020-05-27

Minutos después de que se diera a conocer un estudio de la Sociedad Colombiana de Ingenieros, solicitado en 2019 por Procuraduría General de la Nación al Ministerio de Cultura, según el cual el proyecto Aquarela debe ser demolido, el consorcio constructor dio a conocer su versión.

(Edificio Aquarela deberá ser demolido, concluye estudio). 

De acuerdo con los constructores, la empresa desconoce los resultados del estudio adelantado por la Sociedad Colombiana de Ingenieros, así como su alcance y su sustento técnico.

“Es de señalar que las firmas responsables del licenciamiento, diseño y ejecución de la obra no han sido notificadas y/o informadas del contenido del referido estudio y tampoco de la intención de contratar un estudio de esta naturaleza”
, señaló Aquarela, en un comunicado.

Según el consorcio constructor, el proyecto habitacional fue debidamente licenciado por las autoridades con base en las normas de ordenamiento territorial vigentes, por lo que su situación y condiciones no son equiparables a la situación del edificio Blas de Lezo, como quiera que éste último perteneciente a otro desarrollador, fue construido sin licencia.

Para la compañía, los estudios de ingeniería que ampararon la construcción del proyecto fueron aprobados a través de licencias urbanísticas que actualmente mantienen su carácter legal.

“En el marco de los procesos judiciales y administrativos en los que actualmente se encuentra inmerso el proyecto, ninguno de los actores (Distrito de Cartagena, Ministerio de Cultura o Procuraduría) han hecho reparos frente a los sustentos técnicos o la seguridad de la edificación. De igual manera, hasta el día de hoy, dentro de los procesos legales en curso, no se había tenido conocimiento de que se hubiese practicado dictamen o pericia que sugiriera algún riesgo en la construcción del edificio”, manifestó la empresa.

Finalmente, según la compañía, a quien corresponde determinar si se presentó una inobservancia de la NSR-10 o cualquier otra norma técnica es a las autoridades competentes, previo el trámite de un procedimiento que respete el debido proceso y permita la contradicción de los dictámenes técnicos que se practiquen.

Destacados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido