Empresa colombiana de cannabis recibe luz verde para exportar a Europa

Se trata de Pideka, que recibió certificaciones BPA (GACP) y BPM (GMP PHARMA)  y que la avala en la industria farmacéutica de la marihuana medicinal.

Cannabis medicinal

El cannabis se cultiva en zonas cerradas en donde el cultivo tiene control absoluto de luz, temperatura, humedad, entre otras, cada hora del día.

Cortesía

POR:
Portafolio
febrero 21 de 2020 - 09:50 a.m.
2020-02-21

Por primera vez una empresa colombiana, dedicada a la producción de cannabis para el uso farmacéutico, recibió dos certificaciones que le dan el “pasaporte” para llegar al exigente mercado europeo.

Se trata de las certificaciones “Buenas Prácticas Agrícolas, BPA y Buenas Prácticas de Manufactura para la producción y transformación de productos farmacéuticos derivados de cannabis medicinal, BPM”, que entrega la firma Sociéte Générale de Surveillance, SGS, de Suiza.

(De 27 firmas, solo 3 ya tienen cupo para venta de ‘cannabis’). 

“Las certificaciones de Buenas Prácticas Agrícolas y Buenas Prácticas de Manufactura que hemos recibido nos abren puertas en el mercado internacional, nos posicionan en la industria farmacéutica mundial del cannabis con un sello de excelencia en todos los procesos desde la semilla hasta la flor y desde la flor hasta el extracto o producto final, cumpliendo con las regulaciones farmacéuticas internacionales”, señaló Borja Sanz de Madrid, presidente de Pideka - Ikänik farms.

Con estas buenas prácticas de cultivo indoor, es decir bajo techo, y con la más alta tecnología se garantiza la obtención de los extractos de cannabis, hecho en Colombia, y que demandan los laboratorios del mundo dedicados a la producción de medicamentos con altos estándares de calidad.

(Cannabis medicinal, una oportunidad económica para Colombia). 


“Esta certificación no es solo el otorgamiento de un sello, la connotación es más amplia; es el logro significativo de la apertura de nuevos mercados en especial de mercados internacionales, significa que hay un equipo de personas ampliamente comprometidas en realizar un proceso con los mayores controles y con el cumplimiento de estándares internacionales”, indicó Gloria Suárez, representante de la certificadora Société Générale de Surveillance, SGS, de Suiza que funciona desde 1878, y tiene sede en Colombia desde 1976.

A la entrega de las certificaciones a la empresa colombo canadiense asistieron funcionarios de la Presidencia de la República, del Fondo de Estupefacientes, de la Policía Nacional, así como empresarios, quienes pudieron apreciar cómo de la mano de la innovación, la tecnología y el conocimiento científico, el producto que venía siendo considerado sinónimo de delito hoy es sinónimo de salud y progreso.

(Lentitud del Gobierno pone contra la pared al ‘cannabis’).


“En la industria del cannabis medicinal está mucho por hacer, todos estamos aprendiendo, pero sabemos que el contar con BPA y BPM nos permitirá garantizar que el extracto de cannabis cumple con la necesidad de quien nos lo solicita; dicho extracto podrá exportarse a US$30 mil por litro a Europa”, señaló Sanz de Madrid.

En el caso de Pideka–Ikänik farms, el cannabis se cultiva en zonas cerradas en donde el cultivo tiene control absoluto de luz, temperatura, humedad, entre otras, cada hora del día. Controlando todo lo que necesita la planta durante 90 días.

Con esto logra un cultivo 100% grado medicinal. La planta y sus extractos que se cultiva y produce, cerca a Bogotá, es lo que la industria farmacéutica mundial está demandando.

Recomendados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido