close
close

Empresas

El 17 % de las empresas aplican análisis de datos para innovar

Las compañías del país se identifican ‘aspirantes analíticas’, según el Índice de Madurez en este campo.

Tecnología

El 32 % de las empresas nacionales casi siempre hace uso de la analítica.

Archivo

POR:
Constanza Gómez Guasca
septiembre 04 de 2021 - 05:15 a. m.
2021-09-04

En el país, el 17 % de las empresas colombianas aprovechan la analítica para innovar y desarrollar sus negocios.

Así lo revelan los resultados del Índice de Madurez Analítica (IMA), presentados por primera vez por Infórmese, una compañía especializada en este campo.
Participaron 300 empresas, de las cuales 150 son colombianas. Las demás son de Ecuador, México, Perú y Venezuela.

(Vea: ¿Por qué compañías más maduras digitalmente tienen mejores desempeños?).

Las participantes pertenecen a sectores de agroindustria, alimentos y bebidas, comercio, construcción, educación, gobierno, logística, manufactura y transporte, entre otros.

Entre las nacionales se constata que un 32 % casi siempre hace uso de la analítica, en tanto que un 39 % casi nunca lo hace y un 11 % dice que nunca la implementa en los procesos de innovación.

Además, según el índice apenas el 7 % siempre miden el impacto del uso de la analítica, mientras que un 34 % nunca lo hace.

(Vea: Ventas de micronegocios subieron 57,5 % en el segundo trimestre).

De otro lado, el 5 % afirma que siempre hace uso del análisis predictivo de datos, respecto a un 25 % que casi siempre lo hace, un 45 % que casi nunca lo hace y 24% que nunca lo pone en práctica.

El estudio de Infórmese específica que para los procesos críticos de negocio, solamente el 14% de las empresas emplea la analítica, mientras que un 45 % casi siempre lo hace, un 31% casi nunca lo hace y un 6% nunca la utiliza.

Juan Carlos Olarte, Gerente Regional de Conocimiento de Infórmese, explica que el índice tiene en cuenta cuatro dimensiones.

La primera de ellas es la capacidad de la organización a nivel de las personas y perfiles que conozcan sobre analítica.

(Vea: El tejido empresarial sigue repuntando).

La segunda tiene en cuenta la disponibilidad de los datos y qué tan fácil es en la organización contar con ellos para analizarlos.

Una tercera dimensión tiene en cuenta las capacidades analíticas a nivel tecnológico.

Por su parte, la cuarta variable que se mide está relacionada con la madurez de los procesos analíticos y las mejores prácticas que apliquen.

ESTADO DE COMPETENCIA

Olarte explica que según las variables que se consideran en el IMA, las empresas pueden estar en cinco estados de competencia analítica. El más bajo es el de una compañía que es ‘analíticamente impedida’, que desea aprovechar los datos, pero por alguna razón no lo puede hacer. Entre los motivos están que no conoce el tema, no tiene los insumos que son los datos disponibles o carece de las herramientas tecnológicas para poderlo hacer.

El segundo nivel se da ya cuando es una organización que comienza la analítica focalizada. Aquí, se comienza a aplicar en una área de negocio con el apoyo de la gerencia general o del área estratégica, para concentrar los esfuerzos y lograr resultados. “Esto soluciona una problemática de negocio y genera confianza”, comenta Olarte.

(Vea: En logística, empleados carecen de las competencias digitales).

Tan pronto se logra ese estado, en el nivel 3 la organización empieza a generar muchas aspiraciones analíticas en vista del trabajo focalizado que se hizo.

Justamente, las empresas colombianas muestran, según los resultados del estudio, que la mayoría se encuentra en la etapa de ‘aspirante analítica’ para el caso de cerca del 80% de las empresas nacionales consultadas, según afirma Olarte. “Nos hemos dado cuenta que hace muchos años se ha venido hablando del tema y en los últimos cinco años ha tomado una relevancia más grande y podemos encontrar que la gran mayoría de las empresas encuestadas están enfocadas en trabajar en la analítica. Esto muestra que hay conciencia de que genera una ventaja competitiva”, dice.

LOS OTROS NIVELES

Cuando eso se consigue y se extiende a las diferentes áreas, entonces se asciende al cuarto nivel que tiene que ver con una organización analítica, en donde el tema ya hace parte de la cultura.

En este estado la empresa se apropia de la explotación de los datos para generar valor al negocio y mejorar su eficiencia operacional y su relación con el entorno.

La punta de la pirámide es el quinto nivel y corresponde al competidor analítico.

(Vea: Las sanciones a empresas que no apliquen normas de seguridad y salud).

Es una organización que ya cosecha y nutre sus resultados y continúa el proceso de explotación de datos de manera innovadora y se convierte referente en el sector en el que se mueve”, precisa.

El Gerente Regional de Conocimiento de Infórmese, empresa especializada en acompañar a las empresas en este campo, indica que para que una empresa pueda llegar a ser un ‘competidor analítico’ no requiere necesariamente de grandes inversiones. “Dependiendo del tamaño de la organización y de las habilidades de la compañía se pueden hacer una serie de inversiones que puede ser pequeñas gracias a herramientas de código abierto”, señala el directivo.

CONSTANZA GÓMEZ GUASCA
Periodista Portafolio

Destacados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido