MARTES, 16 DE ABRIL DE 2024

Noticias económicas de Colombia y el mundo

Carlos

Nuestra Política de Tratamiento de Datos Personales ha cambiado. Conócela haciendo clic aquí.

close

Empresas

21 ene 2024 - 6:30 p. m.

Las oportunidades que las empresas deberían ver, y aprovechar, del cambio climático

El país avanzó con pasos regulatorios importantes frente al cambio climático, enfocándose en divulgación obligatoria de esos riesgos.

Cambio climático

Cambio climático.

AFP

POR:
Ximena Rojas Squella y Mariana Rojas Laserna
21 ene 2024 - 6:30 p. m.

En un mundo en el que el cambio climático plantea desafíos sin precedentes, la transformación del sector privado para responder a estos es fundamental. La gestión del riesgo y las oportunidades que el cambio climático implica para las compañías debe ser tomada como parte de su estrategia de negocio, permitiéndoles aumentar su resiliencia en el corto, mediano y largo plazo.

La divulgación climática, -mal- entendida a menudo como una versión moderna de los reportes de sostenibilidad tradicionales, representa en realidad una oportunidad de cambio profundo en la manera en que las empresas abordan el cambio climático.

(Vea: Avanza misión colombiana en la Antártida: equipo analiza huellas del cambio climático).

La revelación de información asociada al riesgo climático ha pasado de ser una práctica voluntaria a un requisito obligatorio en algunos países, reflejando la necesidad de una mayor conciencia sobre los impactos financieros del cambio climático. Ante el boom regulatorio, stakeholders como clientes, inversionistas y reguladores cada vez ejercen mayor presión sobre las empresas para que reevalúen y, si es necesario, modifiquen sus operaciones y estrategias para enfrentar estos desafíos.

En Latinoamérica, Colombia se encuentra a la vanguardia al contar con regulación relacionada con la divulgación de riesgos climáticos. El país está próximo a alcanzar un hito en marzo, pues las empresas se enfrentarán por primera vez al reto de divulgar información asociada a los riesgos. Así, entre otros aspectos, la Circular Externa 031 de 2021 de la Superintendencia Financiera de Colombia requiere que los emisores de valores revelen esta información de acuerdo con las recomendaciones del Grupo de Trabajo sobre Divulgaciones Financieras Relacionadas con el Clima (TCFD).

En respuesta a lo anterior, las empresas están mostrando distintos grados de compromiso. Algunas se limitan a cumplir con los requisitos mínimos, centrándose en las relaciones con los inversionistas, pasando por alto la posibilidad de evaluar su estrategia de negocio frente a un mercado cambiante.

(Vea: La generación de energías renovables creció a tasas del 50 % en 2023).

Otras adoptan enfoques transformadores, comprometiéndose a desarrollar modelos de negocio resilientes al cambio climático. Esto subraya cómo las empresas pueden responder de manera diferente a las demandas de transparencia y responsabilidad climática.

Los compromisos transformadores abarcan evaluaciones rigurosas de las vulnerabilidades relacionadas con la transición a una economía baja en carbono, eventos climáticos extremos, cambios físicos y la exploración de nuevas oportunidades en la transición a una economía baja en emisiones. Implica también cambios organizacionales significativos y el establecimiento de métricas que permitan medir el progreso, integrando los riesgos climáticos en la estrategia general de la organización. Igualmente, requiere el involucramiento de la alta gerencia, los equipos de sostenibilidad y de riesgos, entre otros. El involucramiento y la supervisión por parte de la junta directiva a su vez, asegura el desarrollo de políticas que refuercen las mejores prácticas para la resiliencia estratégica de las empresas frente al cambio climático.

Cambio climático

Cambio climático

iStock

Las divulgaciones climáticas, esenciales para informar sobre los riesgos climáticos en sus estrategias empresariales, no deben ser subestimadas en su importancia. No sólo promueven la transparencia, sino que también ayudan a las empresas a manejar de manera efectiva el escrutinio público y otros desafíos asociados con el cambio climático. Una divulgación insuficiente puede exponer a la empresa a riesgos reputacionales, desconfianza de los inversionistas y clientes, y posibles incumplimientos regulatorios. En contraste, una divulgación consciente y alineada con estándares como los del TCFD y la norma NIIF S2, publicada en 2023 por el Consejo de Normas Internacionales de Sostenibilidad (ISSB) de la Fundación IFRS, resalta un enfoque proactivo en la gestión de riesgos, fortaleciendo la resiliencia y credibilidad de la empresa ante los desafíos del cambio climático.

(Vea: Los 10 riesgos a los que las empresas estarán expuestas en 2024).

Colombia ha tomado pasos regulatorios importantes frente al cambio climático, enfocándose en la divulgación obligatoria de riesgos climáticos por parte de los emisores. El supervisor ha establecido sus expectativas con la publicación de guías específicas para la administración de riesgos climáticos para establecimientos de crédito y aseguradoras, contribuyendo a una tendencia global hacia una supervisión y regulación más rigurosas en este ámbito.

Ademas, señales de otras jurisdicciones, como la Unión Europea, resultan relevantes para entender la seriedad con la cual se asume el tema y hacia dónde se está moviendo la regulación. En una reciente declaración, Frank Elderson, miembro de la Junta Ejecutiva del Banco Central Europeo (BCE) destacó que, desde 2020, el BCE ha establecido expectativas claras para la gestión de riesgos climáticos y ambientales por parte de los bancos. Ha anunciado que empezarán a adoptar medidas coercitivas, incluyendo decisiones supervisoras vinculantes y la imposición de sanciones a los bancos que no gestionen adecuadamente los riesgos climáticos. Esto evidencia cómo la gestión de riesgos climáticos debe ser considerada al mismo nivel que cualquier otro riesgo financiero o no financiero material.

En muchas organizaciones, la responsabilidad de estas divulgaciones se delega a pocos, lo cual es una práctica común riesgosa.
Esta tendencia a delegar en especialistas subraya la necesidad de una integración más amplia y una comprensión profunda de los riesgos climáticos en todos los niveles de la organización, asegurándose también de que las expectativas del supervisor sean integradas.

(Vea: Cambio climático: las 10 tendencias ‘cleantech’ que marcarán el 2024).

El tiempo para adoptar un enfoque más integrado y estratégico está disminuyendo. Las empresas tienen una oportunidad crítica en los próximos meses para reevaluar y ajustar su estrategia. Este período es clave para llevar a cabo una valoración detallada y honesta de sus riesgos climáticos y oportunidades, e incorporar esta información de manera coherente en sus operaciones y estrategias.

La divulgación climática más que un ejercicio de transparencia representa una oportunidad para que las empresas adopten un enfoque de gestión de riesgos climáticos integral y estratégico. La acción climática exige una respuesta seria y comprometida, que se alinee con los estándares internacionales y prepare al sector privado para responder a futuras regulaciones, navegando con éxito en un entorno de creciente riesgo climático. 

XIMENA ROJAS SQUELLA Y MARIANA ROJAS LASERNA
Expertas de la Iniciativa de Divulgación de Activos Climáticos de Colombia (CCADI) de Transforma.

Destacados

Más Portales

cerrar pauta