‘En 15 años vamos a reemplazar el 40% del volumen de cigarrillos’

El CEO de Philip Morris, André Calantzopoulos, dice que el consumo de tabaco sin combustión debe ser promovido por los gobiernos y por la propia OMS. 

André Calantzopoulos, CEO de Philip Morris.

André Calantzopoulos, CEO de Philip Morris.

Archivo particular

POR:
Portafolio
noviembre 01 de 2018 - 09:11 p.m.
2018-11-01

Con un llamado a las demás empresas productoras de cigarrillos del mundo para que se unan a la campaña de lograr un planeta libre de humo, el CEO de la multinacional Philip Morris, André Calantzopoulos, lideró la semana pasada el lanzamiento oficial en Tokio (Japón) de dos nuevos modelos de dispositivos para el consumo de tabaco sin combustión.

Se trata del IQOS 3 y IQOS Múltiple, que tienen como objetivo sustituir el consumo de cigarrillo convencional, reemplazándolo por un sistema de calentamiento que genera vapor y elimina el humo.

Portafolio habló con él sobre este tema y el rumbo del mercado mundial del tabaco.

(Philip Morris da un nuevo paso en su campaña por un mundo sin humo).
 

¿Cuánto tiempo se tomaría llegar por lo menos a que un 50% de los consumidores de cigarrillo del mundo se pasen al nuevo sistema?

Si conseguimos que los gobiernos y la salud pública estén con nosotros, probablemente en 15 años podremos lograrlo.

Nuestro objetivo es tener, sin asumir ningún cambio en el ambiente regulatorio, el 40% de nuestro volumen, el cual francamente hablando, excluyendo a China, es como un 8% del mundo para el 2025.

Hay un compromiso de Philip Morris, pero necesitamos que a esta causa se unan las demás empresas que participamos del mercado de cigarrillos, a fin de que podamos acelerar el cambio hacia el consumo de tabaco sin combustión.

¿Por qué escogieron a Colombia como país protagonista en América Latina para su producto?

Allí hay un ambiente regulatorio propicio y tenemos una gran presencia (50% del mercado de cigarrillos). Yo creo que las personas en Colombia son muy progresivas, les gusta probar cosas nuevas: así que la condición era dónde empezar y yo creo que allí está el potencial. Para mí, Colombia es, por las características de las personas y el ambiente, un muy buen país para empezar en América Latina.

¿Cuál es la expectativa de ventas que tienen con los dos productos que acaban de lanzar?

Creo que tendremos a muchos de los usuarios existentes que compran este producto porque ellos han estado esperando innovación y mejoras, pero el fin es facilitar el uso para las personas. Esperamos un aumento continuo en las ventas, así que espero que estos productos van a convencer a más personas de cambiarse y tenemos que garantizar un punto de precio diferente que también se les facilitaría a las personas que no puedan costearlo.

¿Respecto a la regulación se viene trabajando a nivel local o hay una política universal?

Se necesita trabajar en ambos frentes. En este momento el global raramente se mueve sin presión del local.

No veo que las instituciones internacionales se muevan sin suficiente consenso entre los países miembros, así que hacemos ambas, nosotros trabajamos con las instituciones internacionales y también con los gobiernos.

Sería extremadamente bueno si la Organización Mundial de la Salud comienza realmente a aceptar estos productos. Por el momento en el Convenio Marco para el Control del Tabaco, ellos dijeron que los estados miembros pueden regular estos productos y también los países miembros.

Si el producto es tan bueno ¿por qué los fumadores no se pasan masivamente al consumo de tabaco sin combustión?

Por un lado, necesitamos hacer un mejor mercadeo para convencer a las personas que ellas no toman mucho riesgo al hacer el esfuerzo de pasarse. Por el otro, los fumadores deben hacer un esfuerzo.

Es como cuando usted empieza a hacer ejercicio, durante diez meses usted no ha hecho nada; luego, las primeras dos semanas es muy doloroso, pero una vez que se acostumbra, ya lo hace.

Además, los fumadores han sido bombardeados por muchos mensajes. Falta claridad por parte de los gobiernos. Necesitamos ganar credibilidad. Necesitamos cambiar la narrativa, incluso la de la Organización Mundial de la Salud.

¿Por qué un fumador de cigarrillo debe pasarse a IQOS?

Porque reduce el riesgo y le permite estar más equilibrado con usted mismo y con las personas a su alrededor, debido a que el impacto en los demás o en el lugar en el que estamos se reduce.

La segunda es el sabor y la satisfacción; la tercera es que debido a que esto es algo que usted lleva consigo todo el día y de alguna forma así es como las personas lo ven.

La cuarta es que cualquier cosa que les vayamos a comunicar a los consumidores siempre estará soportada por ciencia sólida para que ellos puedan confiar en lo que les decimos, y la quinta es que el producto es revolucionario, cambia cosas importantes en la vida de las personas.

¿Se puede llegar al riesgo cero?

No. Nosotros no estamos diciendo que es un producto de riesgo nulo. Para las personas que quieren un riesgo cero, la mejor forma es dejar de fumar o nunca empezar a hacerlo. Pero este es un producto mucho mejor que los cigarrillos.

El negocio de Philip Morris es vender cigarrillos, pero ahora se ha convertido en un doble negocio: comercializar dispositivos y vender el tabaco para el IQOS… ¿eso es así?

El objetivo con esta siguiente generación de productos es reemplazar los cigarrillos lo más pronto posible. Aún tenemos un negocio existente que de hecho ha estado financiando el desarrollo y la comercialización de estos productos, así que con el tiempo el negocio existente decaerá si tenemos éxito, lo cual creo que ocurrirá. Pero en el intermedio también tenemos que asegurarnos que no les estamos dando regalos a nuestros competidores innecesariamente.

¿Cómo va el tema de la regulación?

En cada país es diferente. Pero la condición sine qua non es que los gobiernos en todo el mundo reconocen que estos productos tienen que estar regulados de acuerdo con su riesgo continuo, no como cigarrillos en todo momento. Y creo que hemos tenido éxito al mostrar avances en esta área. Claramente en los impuestos tenemos un enfoque mezclado, la gran mayoría de los gobiernos ha reconocido que estos no son cigarrillos. Desde un punto de vista regulatorio, las restricciones, etiquetas y advertencias sanitarias, aún está en discusión.

edmtov@portafolio.co
El autor de este artículo fue invitado por Philip Morris a Tokio, con motivo del lanzamiento de sus nuevos productos.


Siga bajando para encontrar más contenido