En cuenta regresiva para una huelga en la mina Cerrejón

Aunque Sintracarbón y Sintracerrejón votaron la huelga el domingo pasado, siguen las negociaciones con la administración de la minera. 

Cerrejón

El próximo 27 de marzo Sintracarbón y Sintracerrejón decretarían la hora cero para el inicio de la huelga.

Archivo particular

POR:
Portafolio
marzo 18 de 2020 - 11:08 p.m.
2020-03-18

La huelga en el Cerrejón, el complejo carbonífero a cielo abierto más grande de Latinoamérica, ubicado en La Guajira, está prácticamente a la vuelta de la esquina.

La razón, al no llegar a un acuerdo la administración del complejo minero con los dos sindicatos (Sintracarbón y Sintracerrejón), en las negociaciones para la firma de una nueva Convención Colectiva de Trabajo, las centrales obreras votaron la huelga el pasado domingo.

Así, y en plena cuenta regresiva para la hora cero, que se concretaría el próximo 27 de marzo, la administración del Cerrejón se pega a un milagro para lograr un acuerdo.

“En el marco de esta negociación, y en medio de la situación compleja en que se encuentra la demanda y precio del carbón, así como la crisis mundial generada por el Covid-19 (coronavirus), ambos grupos votaron a favor de convocar una huelga. Sin embargo, las conversaciones con los dos sindicatos continúan mientras se declara la hora cero”, señaló un vocero de la minera a Portafolio.

La fuente consultada agregó que el complejo minero viene de producir y exportar 30,4 millones de toneladas en 2018, a 26,3 millones de toneladas en 2019 de carbón, esto es una reducción de un 13% (4,1 millones de toneladas), junto con un precio a la baja de venta de su mineral de un 50%.

“A pesar que la situación actual es compleja, la empresa mantiene en su oferta a los sindicatos excelentes beneficios que cobijan a los trabajadores y sus familias”
, subrayó el vocero de Cerrejón.

Así mismo explicó que en salud, más de 21.300 trabajadores del complejo, sus cónyuges e hijos, tienen hoy un plan de medicina prepagada, subsidiado en un 75%, así la compañía aporta más de $34.000 millones anuales para la financiación de este plan.

Este programa de salud se suma a auxilios educativos universitarios (hasta $11.607.750 por hijo), préstamos de vivienda, con tasa de interés nominal anual entre el 3% y 4% , y además bonos, alimentación en el trabajo, transporte gratuito, entre otros, a los que tienen acceso los trabajadores de Cerrejón y sus familias.

“La compañía confía en que la última oferta que ha presentado a sus sindicatos permita alcanzar un acuerdo que contribuya a la competitividad del complejo minero y a seguir brindando un mejor futuro para los trabajadores, sus familias y La Guajira”, resaltó el vocero.

RAZONES DE LOS SINDICATOS 

Por su parte, los sindicatos manifestaron que el actual valor del dólar, sumado al “bajo” impacto de las nóminas en pesos y los descuentos fiscales a las firmas dueñas del complejo, hacen injustificada la negativa a su pliego de peticiones. “Tras 50 días de negociaciones, podemos afirmar que el único que ha trabajado en una vía de acuerdo es el sindicato”, afirmaron voceros de Sintracarbón

(La mala hora de Cerrejón). 


Y subrayaron que “no somos optimistas ante lo que sigue (…) sabemos que (Cerrejón) redujo sus ingresos por vender menos carbón y a menor precio, pero no es sobre los hombros de los trabajadores donde debe recostarse”.

En el mismo sentido, voceros de Sintracerrejón señalaron que la negativa de la compañía a no negociar los pliegos de los sindicatos, “la sustenta en los bajos precios del mineral, dada la reducción de su demanda por parte de Europa, principal comprador. El declive de precios, según su apreciación, es una gran amenaza para su estabilidad, una situación crítica que obliga a la austeridad. A lo que se suma un entorno jurídico y social hostil, opuesto a la minería fósil”.

Ambas centrales coincidieron en señalar que, con el aumento salarial que plantea la administración de Cerrejón, de solo el 3,8%, igual a la inflación de 2019, busca congelar por dos años los valores salariales y prestacionales.

Incluso fueron más allá y precisaron que, la compañía pretende rebajar el bono a la firma de la convención y los incrementos por antigüedad, y se niega a discutir 27 peticiones nuevas contenidas en el pliego, “entre las que hay temas tan sensibles” como un protocolo para el pago de incapacidades y garantías para trabajadores enfermos, y días semestrales obligatorios para la familia.

PULSO DE GIGANTES 

La cuenta regresiva para que el Cerrejón entre en huelga tiene como telón de fondo el pulso entre los accionistas que operan el complejo carbonífero, y que es prácticamente el espejo de la puja que estos vienen dirimiendo en los diferentes mercados del mineral en el mundo.

La situación llama la atención si se tiene en cuanta que en esta mina convergen BHP Billiton (33,3 %), Glencore (33,3 %) y Anglo American (33,3 %), tres de las más grandes multinacionales dedicadas a la producción de carbón a nivel internacional.

El ambiente al interior del citado complejo minero, está para alquilar balcón, ya que mientras en un lado se encuentra Glencore, por el otro están BHP Billiton y Anglo American.

Y la principal razón de la puja entre las citadas compañías mineras tiene que ver precisamente con lo que las hace diferentes: precio y comercialización del carbón.

Mientras que la multinacional suiza quiere que el mineral extraído del Cerrejón se venda en los mercados internacionales bajo su estrategia de comercialización; la australiana y la británica no están de acuerdo, más si estas dos, por el tema de la transición energética, están considerando seriamente dejar el negocio del carbón.

Alfonso López Suárez
Redacción Portafolio

Recomendados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido