Entró a operar planta que abastecería el 50% del GLP que usa el país

El proyecto, ubicado en la zona de Mamonal (Cartagena) generará la confiabilidad a largo plazo en el suministro del GLP en Colombia.

Planta de gas

El GLP que importará el país a través del terminal PlexaPort es el que se comercializa en el Golfo de México (EE. UU.).

POR:
Portafolio
septiembre 04 de 2019 - 10:21 p.m.
2019-09-04

El país sigue dando pasos seguros y a buen ritmo, en su tarea para reducir el déficit en la oferta de gas propano (GLP).

La razón, a partir de noviembre, la mitad de la demanda de este combustible que se consume en el territorio nacional, prácticamente quedará cubierta gracias a los volúmenes de GLP que recibirá el terminal marítimo PlexaPort.

(Con nuevo puerto bajarían déficit en demanda de GLP). 

El complejo, ubicado en el sector de Mamonal, en Cartagena, fue estructurado para su montaje en dos fases. La primera, que está en operación, consta de seis tanques de almacenamiento, cada uno con capacidad máxima para albergar 2.150 barriles de GLP.

Y la segunda, de otros seis tanques, con igual capacidad de acopio, y que está en detalles de terminación en su proceso de construcción.

“La capacidad total de almacenamiento del terminal marítimo es de 25.000 barriles de GLP en 12 tanques, y en despacho serán 12.000 barriles diarios, que prácticamente es la mitad de la demanda nacional de este combustible”,
señaló Juan Carlos Montoya, gerente del proyecto.

Agregó que para la primera fase, denominada también de ‘arranque temprano’, solo falta la implementación de los sistemas de automatización de la planta, pero que, “funcionalmente” el complejo ya está en operación.

“El pasado martes 27 de agosto arribó el primer buque que importó el GLP al terminal, y del cual se descargaron a los tanques de almacenamiento 10.400 barriles”, precisó Montoya.

A sí mismo, señaló que la segunda fase del proyecto está en la etapa final del montaje, la cual culmina, según el cronograma establecido, a finales de octubre.

(Cuatro térmicas usarían GLP para generar energía eléctrica). 


El GLP que importará el país a través del terminal PlexaPort es el que se comercializa en los puertos refinadores en el Golfo de México (EE. UU.). Pero es un commoditie que se tranza internacionalmente, y que puede venir de otra fuentes, como de puertos intermedios en el Caribe.

SOCIOS Y COSTOS DE LA INVERSIÓN 

Durante varios meses, y previo al inicio del montaje en su primera fase, el proyecto tenía dos posibles lugares para su construcción, a las afueras de Barranquilla, o la zona industrial de Mamonal en Cartagena. Finalmente se decidió por este último punto.

Los socios a cargo del desarrollo de este complejo marítimo son la organización Plexa, la cual posee más de 40 años de experiencia en el sector del GLP en Colombia, y el conglomerado Petroport de Panamá, el cual es un jugador importante tanto en la importación, como en la distribución de GLP en el país centroamericano y en Perú.

La inversión destinada para el montaje de la plata es de US$15 millones, y su infraestructura consta de un terminal de almacenamiento de 12 tanques (como ya se mencionó y con una posible ampliación a 100.000 barriles) tiene conexión con el puerto de la Sociedad Portuaria El Dique en Cartagena.

Así mismo, el muelle de la planta, tiene un calado de ocho metros de profundidad y entre 120 a 150 metros de longitud. Además, posee una línea de conexión entre el puerto y los tanques de almacenamiento cuya longitud es de 1.200 metros, tubo que permite una capacidad para transportar 1.500 gramos de GLP por minuto.

En materia de seguridad, el complejo cuenta una red contraincendio que comprende un reservorio con capacidad para 4.000 metros cúbicos de agua.

“Es una planta versátil que puede descargar el GLP a carros cisterna, o barcazas cisternas, si se quiere llevar el combustible hacia el interior del país por el Canal del Dique”, indicó el gerente general.

Montoya señaló que los primeros volúmenes de GLP que llegaron la semana pasada al terminal marítimo ya fueron prácticamente despachados en su totalidad al mercado. “Este proceso de entrega nos permitió poner a prueba toda la operatividad del terminal”, dijo.

La capacidad de los buques que llegan al puerto de PlexaPort puede ir de 40.000 a 100.000 barriles de GLP, y la de entrega diaria dependerá de la capacidad de las bombas que posea la embarcación para la descarga del combustible, así como la de recibo del terminal.

NUEVOS MERCADOS 

Para Montoya, el proyecto marca un hito en cuanto al abastecimiento de GLP en el país ya que garantiza el suministro de este combustible, lo que permite que el GLP pueda incursionar en nuevos mercados para su uso.

“Antes, con una oferta limitada de GLP, era muy difícil que este combustible pudiera abrir nuevos mercados. La razón, no había garantizada una oferta. Había incertidumbre con su abastecimiento”, subrayó el Gerente.

Y agregó que con el nuevo terminal de importación despejaría el camino para que este combustible despegue en sectores como el autogás, o en el de generación de energía . “No solo para el servicio de transporte de pasajeros, sino también en vehículos particulares, centrales térmicas y plantas eléctricas en Zonas no Interconectadas.

alfsua@eltiempo.com

Siga bajando para encontrar más contenido