EPM confirma que va a la subasta de energía

La apuesta inicial del conglomerado antioqueño es ofrecer energía a partir de cuatro unidades de generación, la mitad de su capacidad.

Jorge Londoño de la Cuesta, gerente general del Grupo EPM.

Jorge Londoño de la Cuesta, gerente general del Grupo EPM.

Guillermo Ossa/CEET

POR:
Portafolio
febrero 10 de 2019 - 07:41 p.m.
2019-02-10

La Central Hidroeléctrica de Ituango (Hidroituango) sigue ‘vivita y coleando’, y así lo demostrará el próximo 28 de febrero cuando se presente a la subasta del Cargo por Confiabilidad, donde pondrá a disposición del mercado de energía inicialmente la mitad de su capacidad (1.200 megavatios (mw)).

Lea: (¿La tierra del no se puede?)

La decisión de la administración de EPM no solo tomará a muchos por sorpresa, ya que luego de la emergencia, la mayoría no daba un solo peso por la entrada en operación del complejo hidroeléctrico.

Lea: (Una docena de proyectos de energía no irían a la subasta)

Sino que además, sin duda, como los afirmaron quienes conocieron la noticia, le cambiará la dinámica a la citada subasta, cuyo proceso busca que las plantas para el período 2022 - 2023 ofrezcan más energía firme de la que hoy posee el Sistema Interconectado Nacional (SIN).

SIGUEN EN EL JUEGO

Jorge Londoño de la Cuesta, gerente general de EPM, en diálogo con Portafolio no solo confirmó la decisión de que Hidroituango participará en el proceso competitivo, sino que de paso reiteró que la central aportará al final, como esta establecido desde que se gestó el proyecto, el 17% de la corriente eléctrica que requiere el país.

“De acuerdo al cronograma, lo que se tiene estipulado es tener cuatro unidades de generación para operación, cada una con una capacidad instalada de 300 megavatios (Mw), que comenzarán a generar y ofrecer energía en diciembre del 2021”, subrayó el gerente de EPM.

Reiteró que la administración del conglomerado antioqueño está haciendo el “esfuerzo” para producir la energía que demanda el país.

“En la medida en que los técnicos de EPM van retomando el control de toda la situación, al mismo tiempo se están ajustando las tareas en el calendario con lo que se busca despejar el camino para que en diciembre del citado año la central hidroeléctrica tenga la energía firme disponible, por esta razón estamos trazando opciones para entregarla de manera segura al mercado”, dijo Londoño de la Cuesta.

Los primeros en conocer de primera mano la noticia fueron los miembros y técnicos que asistieron al comité del Consejo Nacional de Operación (CNO) que se realizó el jueves pasado en horas de la tarde.

En pleno cónclave, el representante de EPM en su intervención hizo de manera oficial el anuncio al realizar una declaración de parámetros para señalar que Hidroituango va a participar en la subasta del cargo por confiabilidad el próximo 28 de febrero.

“La expectativa que tiene la administración de EPM es primero honrar unos compromisos adquiridos que tenemos en energía firme y, segundo, que la capacidad sobrante entrará a ofertarla en esta subasta. Los 2.400 Mw de capacidad instalada estarían operando de forma total en el año 2023”, explicó el gerente de EPM.

Cabe recordar que el proyecto Hidroituango posee ocho unidades de generación (cada una de 300 Mw), y están distribuidas cuatro en el sector norte y cuatro en el sector sur, precisamente las turbinas del sector norte inicialmente entrarían en operación.
Por esta razón, la administración y el personal técnico del conglomerado antioqueño estarán concentrados inicialmente en poner a punto estas cuatro unidades de generación.

REHABILITACIÓN DE LA CASA DE MÁQUINAS

Para lograr que Hidroituango entregue la energía que genera al país desde diciembre de 2021, el personal técnico de EPM comenzó las tareas con el cierre total al paso de las aguas del río Cauca por casa de máquinas.

La caverna que alberga casa de máquinas tiene un promedio de altura de 40 metros. Con el cierre se desinundaron 18 metros, con lo que quedaron 22 metros inundados.

Londoño de la Cuesta explicó que lo primero que se debe hacer es un ingreso con equipo geotécnico para hacer las revisiones de la estabilidad de la obra, sobretodo de estructuras superiores. Y posterior a esta tarea se introducen los equipos para hacer el bombeo y evacuar toda el agua que hay en el lugar.

“Un mes se invertirá para el desarrollo de esta labor”, dijo Londoño de la Cuesta, al precisar que luego de que ya sea evacuada toda el agua, se procede a realizar la limpieza del lugar. “Estimamos que en los pisos inferiores está lleno de troncos, piedras y lodo; es decir todo lo que lleva el sedimento el río Cauca, producto del paso de sus aguas por el lugar durante nueve meses.

Este proceso de evacuación de aguas y limpieza del lugar concluiría en la primera semana de abril. Ahí, los técnicos de EPM realizarán una evaluación más precisa de cuáles elementos de casa de máquinas quedaron en buenas condiciones, así mismo los que se deben reparar, y lo que hay que reponer. Desde ese momento comenzarán las tareas para la reconstrucción del corazón de Hidroituango.

“El reto mayor en el proceso de reconstrucción de casa de máquinas serán los túneles de captación que fue por donde estuvo pasando el agua desde el 3 de mayo del año pasado hasta la semana anterior. Seguramente allí encontraremos mayores retos por afrontar”, enfatizó Londoño de la Cuesta.

Aclaró que la fisura que se encontró entre los túneles de captación 1 y 2 hace unas semanas se atenderá de forma prioritaria en una tarea que consistirá en llenarla con rocas y concreto para darle estabilidad a ese sector de la obra.

CAUCE AGUAS ABAJO

El cierre del túnel 1 de captación a casa de máquinas redujo en más de un 90% el nivel del cauce aguas abajo del río Cauca, lo que trajo consecuencias ambientales y ecológicas.
“Lo importante es que la situación es mitigable, reversible y se puede compensar. Esto es importante ante la decisión que se tomó”, precisó el gerente. Como estrategia EPM dispuso de 2.000 personas para atender la contingencia, particularmente en el tema de la mortandad de peces.

Pero, con la entrada en funcionamiento del vertedero el viernes pasado en horas de la noche comenzó a subir el nivel del cauce del río Cauca.

LAS SUBASTAS DE ENERGÍA

La subasta para contratos de largo plazo (26 de febrero) pretende ofrecer energía de la manera más competitiva posible a partir de plantas de generación nuevas. En este sentido, en el lapso de un año los complejos se comprometen a entregar cierta cantidad de esta, lo que hace que el país pueda tener una oferta mayor en el sistema. Además, se tendrán nuevos jugadores que sumarán y llegarán con precios competitivos. Este proceso lo desarrollará la Unidad de Planeación Minero Energética (Upme).

Por su parte, la subasta del Cargo por Confiabilidad busca que aumente la energía firme del sistema y el proceso lo adelantará XM, bajo las reglas y supervisión de la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg). El proceso está programado para el 28 de febrero.


Alfonso López Suárez
Redacción Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido