close
close

Empresas

‘Es momento de coordinarnos para mejorar la seguridad’

De acuerdo con Fedeseguridad, fortalecer las redes de apoyo entre Policía, las empresas privadas y ciudadanía daría una mayor capacidad a bajo costo.

Nicolás Botero Páramo Gaviria

Nicolás Botero Páramo Gaviria, director ejecutivo de Fedeseguridad, habló de los planes del gremio.

Archivo particular

POR:
Portafolio
octubre 29 de 2021 - 09:00 p. m.
2021-10-29

La situación del seguridad en el país, podría cambiar con una coordinación entre las diversas redes de apoyo que tiene el sector. De acuerdo con Fedeseguridad, la clave es iniciar esas alianzas para dar una complementariedad.

Nicolás Botero Páramo Gaviria, director ejecutivo de FedeSeguridad, hizo un balance del sector y sobre las perspectivas de inversión extranjera.

(La reinvención del sector de seguridad privada gracias a la tecnología). 

¿En qué están trabajando por la situación actual y en el caso de Bogotá?

Estamos en reuniones con el secretario de seguridad de Bogotá, con distintos gremios y la superintendencia porque estamos andando como ruedas sueltas en un tema que nos reúne, por un lado la seguridad pública, los policías y por otro lado, el gasto que hacen las familias y empresas para complementarlo.

La diferencia es que la seguridad privada no tiene esas funciones de la policía como la judicialización o capturas, pero si puede ser una fuente de apoyo de inteligencia y de entendimiento. Ya estamos haciendo un plan piloto para conectar cámaras de la seguridad privada a la central de monitoreo de la ciudad, para responder a la necesidad de ampliar la cantidad de ojos en Bogotá y también queremos coordinar las capacidades que tenemos, como el conocimiento de territorio, experiencias, riesgos que son útiles para la policía y así poder gestionar bien los recursos.

Ser eficientes y eficaces en las gestiones implica que estemos más coordinados, esos mecanismos son los que nos van a servir, actualmente esa es una de nuestras debilidades al no existir protocolos de funcionamiento en ambos aspectos de la seguridad, podemos hacerlo, es momento de coordinarnos para mejorar, podemos hacer pilotos en las localidades y también con el Departamento Nacional de Planeación estamos proponiendo un documento de política de este trabajo conjunto para cambiar las cosas, porque nos preocupa mucho lo que está sucediendo. Tenemos todo el interés, porque vemos que cuando empeora la seguridad ciudadana o aumenta el delito, no se invierte en las empresas privadas, se frena el crecimiento y la inversión en otros sectores y en este. La gente ante la inseguridad no contrata a los privados sino mantiene los que tiene o los reduce, porque hay incertidumbre sobre la inversión y para nosotros es importante que la seguridad ciudadana este bien para que la inyección de dinero mejore y la protección siga.

¿Cuál es la radiografía del sector?

A nivel mundial ha venido creciendo de manera persistente, en el 2019, los ingresos globales sumaron 220.200 millones de dólares y Latinoamérica generó el 6% de estos ingresos. De acuerdo con proyecciones de Freedonia Group, los ingresos globales por servicios de seguridad crecerán en un 3,6% anual hasta 2024, año en el que alcanzará los 263.000 millones de dólares. En cuanto al tipo de servicio, la seguridad privada con guarda representarán el 53% en 2024, seguido de monitoreo de alarmas y transporte de valores. En Colombia el sector representa el 1,1% PIB, emplea a cerca de 376.700 personas entre guardas de seguridad, escoltas, manejadores caninos, operadores de medios tecnológicos y supervisores, y sus ingresos en 2020 fueron de $11.8 billones de pesos.

Por cada policía en una ciudad, hay 2,3 guardas de seguridad privada, por eso es importante apostar a la coordinación.

¿Qué pasará y como se han mantenido los empleos creados el último año?

Este sector se mantuvo abierto durante la pandemia, creció 2% en comparación con 2019. Se logró mantener el empleo reorganizándose porque hubo unos que sufrieron el choque más fuerte y volvieron de a poco. Por ejemplo, en transporte de valores y en academias tuvimos impacto, pero la vigilancia aumentó, lo que nos da un balance agridulce. Entre 2012 y 2018 se han sancionando una serie de normas (como días adicionales de vacaciones y cambio en el horario nocturno) que han aumentado porcentualmente el costo de los servicios de vigilancia y seguridad privada en entre un 21,6% a un 23,6%.

Es urgente que el Gobierno Nacional actualice el Decreto 4950 de 2007 que establece la fórmula de la tarifa regulada para estos servicios. Desde hace 14 años no se ha modificado , y es necesario que se incluyan otros gastos operativos, así como actualizar el número de personas que se requieren por servicio y diferenciar mejor las tarifas de vigilancia armada y vigilancia no armada.

Actualmente, el sueldo de un vigilante supera los 1,6 salarios mínimos de 8 a 6 horas, se reduce el ingreso de los guardas de seguridad en un 15% al tener que incorporar cuatro vigilantes más por puesto, quedando así en promedio en 1,4 salarios, por eso es necesario permitir la contratación por horas.

¿Qué ha pasado con la inversión extranjera?

La restricción en la inversión extranjera en el sector dificulta el desarrollo de nuevos negocios. A pesar de que el mercado colombiano es atractivo, varias empresas han tenido que rechazar propuestas de inversionistas por esta razón y se pierden aliados estratégicos.

PORTAFOLIO

Destacados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido