Especial / Carteras colectivas, una opción para cada cliente

En el 2011, el crecimiento de este modelo de inversión fue del 38%, lo que indica para los expertos que este es un espacio de gran desarrollo que debe promoverse en los pequeños inversores.

POR:
febrero 29 de 2012 - 04:40 p.m.
2012-02-29

El modelo de los fondos de inversión o de las carteras colectivas, como se conocen a partir del 2008, cuando el decreto 2175 de junio de 2007 entra a regular su funcionamiento en materia de administración y gestión, ha ido creciendo sustancialmente, en parte, gracias a una popularización de la educación financiera, que le dice a las personas del común que pueden invertir sus ahorros en productos diferentes a una cuenta de ahorros.

Cabe decir que, el término de carteras colectivas identifica las diferentes opciones de inversión que las Sociedades Administradoras de Inversión, las comisionistas de bolsa y las fiduciarias ofrecen a inversionistas institucionales, corporativos o a personas naturales, para que hagan crecer sus excedentes de liquidez.

En los últimos cinco años, esta forma de ahorro colectivo ha tenido un crecimiento mayúsculo en el monto manejado, pues se ha elevado 328 por ciento, según informes de la Superintendencia Financiera.
“En el 2011 se observó un crecimiento del 38 por ciento en el valor de los portafolios administrados y se crearon 56 carteras nuevas”, dice Diego Fernando Ochoa, gerente de Estructuración y estrategia, de la firma Profesionales de Bolsa.

MUCHO POR HACER

Si se mira el panorama de las carteras colectivas a nivel de Latinoamérica hay mucho por crecer en Colombia. Así lo indica Óscar Estupiñán M., gerente de Carteras Colectivas de Fidubogotá, al explicar que “el valor de las carteras colectivas de todo el mercado del país corresponde entre el 5 y 6 por viento del Producto Interno Bruto (PIB), mientras que en países como Chile, estas se han desarrollado alrededor del 20 por ciento de su PIB.

“Este es un indicador que nos dice que hay un camino muy importante por abonar con miras a crecer mucho. Por ello, entre los proyectos que Fidubogotá tiene está masificar un poco más este modelo y hacer que las personas naturales o con algún tipo de excedente en cantidades menores, entren en una alternativa de inversión diferente a su cuenta de ahorros o al CDT normal”, puntualizó Estupiñan.

Algo parecido sostiene Fuad Velasco, presidente de Fiduciaria Bancolombia, al decir que este año presentarán una oferta ampliada para “darle acceso a los mercados financieros a muchas más personas y empresas, y desmitificar la idea de que se necesita tener mucho dinero para ser un inversionista”. 

Hoy, esta sociedad fiduciaria administra 42 billones de pesos en activos fideicomitidos, con una participación en el mercado del 23 por ciento, a través de más de 1.100 fideicomisos, 13 fondos de inversión, 6 fondos de capital privado y un fondo de pensiones voluntarias. 

Siga bajando para encontrar más contenido