close
close

Empresas

Essi diseña ventilador para donar y exportar

Esta empresa de Santander, especializada en soluciones tecnológicas e innovación, dice que hay oportunidades en Chile, México y Ecuador.

Mauricio Briñez

Mauricio Briñez, director general de ESSI, explica el proyecto Resspira.

Archivo particular

POR:
Portafolio
octubre 02 de 2020 - 09:40 p. m.
2020-10-02

Aprovechando la experiencia en soluciones para la industria láctea, en especial, la empresa santandereana Essi, con más de 20 años de trayectoria, desarrolló un ventilador mecánico para responder específicamente a las necesidades de los pacientes que se encuentran en Unidades de Cuidado Intensivo, UCI.

(Luz verde para el uso de ventiladores nacionales en hospitales). 

Primero, busca donarlo en el país, pero sabe que el equipo puede ser exportado, por lo que ya tiene identificadas oportunidades en tres países. Así lo explica Mauricio Briñez, director general de ESSI.

¿Qué hace Essi?

Esta es una empresa de origen santandereano, con sede en Bucaramanga, que hoy es líder en Latinoamérica en desarrollo de soluciones tecnológicas e innovación para el sector lácteo y, específicamente, es la implementación de una tecnología que se llama aséptica para producir alimentos libres de contaminación. Hacemos la tecnología para recibir, procesar y entregar los alimentos empacados.

(Diez soluciones de bajo costo para ventiladores mecánicos en el país). 


¿En qué consiste la iniciativa Resspira?

Surge con el propósito de ayudar en la pandemia, con el fin de atender a las personas con problemas de insuficiencia respiratoria causada por el coronavirus. Es un proyecto que va muy adelantado, en el que hemos trabajado con la Universidad de Santander. Queremos hacer las donaciones a nivel regional y estamos identificando otras zonas en donde podemos ayudar.

¿Qué tan cerca está la aprobación del Invima?

Esta compañía es netamente industrial con una cadena de abastecimiento importante y con tecnologías muy establecidas dentro de nuestro marco de operación. Gracias a eso, los procesos de validación han sido muy rápidos. Se está diseñando el protocolo para realizar las pruebas en humanos, y con el resultado de las mismas se pasaría a una etapa de evaluación con el Invima para, de esta manera, lograr después la certificación con la entidad. Queremos ofrecer una solución y tenemos la posibilidad de producir 100 equipos a la semana y esa es la capacidad que hemos definido. Además, tenemos vocación de exportación.

¿Cómo es eso?

Revisamos lo que hay en el mundo y nuestro equipo y su soporte técnico está en ese nivel. En esta compañía el 80% de los ingresos corresponde a las ventas en el exterior. Primero vamos a tener un tema de donación y luego una estrategia orientada a la exportación.

¿Cuáles son las oportunidades?

Tenemos ventas y clientes en 15 países en donde atendemos permanentemente. Por estar en la cadena de alimentos, hemos estado activos en este tiempo y hay personal nuestro en cada país. Los primeros mercados en los que tenemos una oportunidad para llegar con el proyecto Resspira son Chile, México y Ecuador.

¿Cómo han trabajado en este tiempo?

En el momento que empezó la pandemia y el aislamiento obligatorio, activamos todos nuestros esquemas de conectividad y asistencia remota.

Los equipos nuestros, al igual que el respirador, tienen una plataforma en donde, desde nuestra sede principal se puede atender en tiempo real cualquier necesidad de soporte y entrenamiento.

Segundo, definimos todo el tema de logística internacional que ha seguido funcionando, al tiempo que pusimos en marcha toda la red de abastecimiento. Y, por último, activamos todo el trabajo remoto. Definitivamente, el conocimiento experto es lo que nos ha permitido ser una solución confiable en este tema de la ventilación mecánica.

¿Y cómo ha marchado el negocio en la operación tradicional?

Seguimos trabajando. Creemos que en este momento la búsqueda del consumidor y del industrial es el reaseguramiento de la inocuidad y la permanencia de su producto. Entonces creo que transversalmente tenemos una solución eficiente.

¿Y en los otros países?

Lo que hemos tenido es unos tiempos de espera. La cultura del negocio estaba muy dada en el tema de las relaciones presenciales, entonces estamos generando confianza a través de la pantalla, generando una nueva dinámica con esos clientes y hemos tenido unos tiempos de cierre de negocio superiores a los que veníamos manejando. Pero vemos que es parte de un proceso que hay que entender y del que hay que aprender.

¿Cuáles son las perspectivas para el cierre del año?

Vamos a tener un crecimiento y seguramente vamos a cumplir las expectativas en un 90%, lo que es bueno para la compañía. El 2019 cerró con $60.000 millones de pesos.

¿Cómo está el mercado interno?

Para nosotros, en este momento se está orientando hacia todos los esquemas de robotización y automatización de procesos.

La infraestructura nuestra tiene limitaciones de espacios a nivel industrial y es necesario aprovecharlos al máximo.

Parte de la solución ha sido ofrecer automatizaciones en algunos tipos de procesos periféricos que tienen las empresas. Estamos trabajando en eso y en todo lo que tiene que ver con respaldo y soporte técnico remoto. Esa es una ventaja competitiva que tiene hoy esta compañía en el mercado.

¿Qué retos tiene la compañía ahora?

Tenemos que construir con nuestros clientes escenarios de futuro que tengan sentido a lo que estamos haciendo hoy. También tenemos que ser una solución eficiente en lo que sea.

Ahora es un ventilador pero estamos a la expectativa permanentemente de poder leer las necesidades y analizarlas desde nuestra perspectiva, nuestro conocimiento y nuestra capacidad instalada en tecnología, con el fin de ser una solución eficiente en el momento.


Destacados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido