Facebook quiso ganar y olvidó a los usuarios

Silicon Valley enfrenta un ajuste de cuentas, tal como los bancos tras la crisis.

Bolsa

Durante las últimas semanas, varias de las grandes compañías de tecnología han presentado fuertes caídas en bolsa, en parte por las mayores críticas desde los usuarios.

POR:
Portafolio
noviembre 23 de 2018 - 08:49 p.m.
2018-11-23

Facebook tiene 2.270 millones de usuarios, casi 1.000 millones más que la población de China. Quizás por eso, la compañía ha actuado consistentemente como si estuviera por encima de las leyes estatales.

Una investigación del New York Times reveló cómo el fundador Mark Zuckerberg y la directora de operaciones Sheryl Sandberg aprovecharon las influencias personales para desviar la responsabilidad de Facebook por la propagación de contenido inflamatorio
en medio de acusaciones de que los rusos manipularon las elecciones estadounidenses de 2016.

(Dura crítica de Apple a Facebook y Google). 

Esta historia dice mucho sobre la profundidad y amplitud del oligopolio. Es un problema que ha impulsado la polarización política en EE. UU. en la última década y permeará las elecciones presidenciales de 2020.

En 2008, Washington rescató los bancos más poderosos y dejó que los propietarios de vivienda comunes y corrientes sufrieran pérdidas. Podemos discutir sobre el motivo económico de esto, pero el resultado fue el surgimiento de una narrativa de que el sistema había sido capturado por un pequeño grupo de personas ricas y poderosas. Hizo que los votantes de ambos extremos se alejaran del centro.

El resultado fue la elección de Donald Trump, quien se ha quejado en repetidas ocasiones de que los titanes “liberales” de Silicon Valley utilizan sus algoritmos ‘secretos’ para discriminar a los conservadores.

Esto es poco probable. Si las revelaciones sobre Facebook demuestran algo, es que sus directivos no son liberales, sino egoístamente libertarios. Los ideales no se interponen en los esfuerzos de la firma por proteger el precio de sus acciones. Esto quedó claro al contratar a un grupo consultor de derecha, Definers Public Affairs, para propagar información errónea sobre sus rivales de la industria ante reporteros y demonizar a George Soros, quien recibió una bomba de tubo en su domicilio.

(¿El año de inflexión para Facebook?). 


En Davos, en enero, el multimillonario inversionista pronunció un discurso en el que cuestionó el poder de las grandes compañías de tecnología.

Es una compañía que estaba tan desesperada por proteger a sus directivos y su modelo de negocios que contrató a una oscura empresa de relaciones públicas que usó el antisemitismo como arma política.

Patrick Gaspard, presidente de Open Society Foundations, fundada por Soros, escribió en una carta la semana pasada a Sandberg: “La noción de que su compañía, bajo su dirección”, trató de “desacreditar a las personas que ejercen sus derechos de la Primera Enmienda al protestar contra Facebook por la difusión de propaganda vil me resulta sorprendente”.

Yo no podría estar más de acuerdo. Sandberg dice que no sabía sobre las tácticas que utilizaba Definers Public Affairs. Zuckerberg apunta que, aunque entiende que las “empresas tipo DC” pueden utilizar esas tácticas, no quiere que se asocien con Facebook y ha cancelado su contrato con la firma de la investigación.

La ironía de esa afirmación podría cortarse con un cuchillo. Las compañías de Silicon Valley se encuentran entre los grupos de presión corporativos más grandes. Han financiado a muchos académicos que realizan investigaciones sobre temas que les interesan y han hecho grandes donaciones a muchos políticos.

Algunos de los funcionarios son los mismos personajes de la crisis de 2008. Según el New York Times, Facebook instó al líder demócrata del senado, Chuck Schumer, cuya hija trabaja en la compañía, a tratar de acallar las críticas de otros demócratas. Ha apoyado la “autorregulación” tanto para el sector financiero como para Silicon Valley.

A pesar de las protestas de Facebook de que no pudo “imaginar lo que se escondía tras las esquinas”, todos en la industria conocen desde hace décadas los riesgos del “troleo” y de la desinformación mediante la plataforma. Eran evidentes al nivel micro en las primeras comunidades en línea, como The Well.

En su próximo libro ‘Zucked’, el capitalista de riesgo Roger McNamee dice que le sugirió a Facebook contratar a Sandberg debido a su contribución a la creación de AdWords de Google, el producto que vincula la publicidad dirigida con los resultados de búsqueda.
Google conocía muy bien los problemas potenciales. En un importante artículo de 1998 sobre la búsqueda, los fundadores Larry Page y Sergey Brin reconocieron la posibilidad de que la publicidad dirigida pudiera ser utilizada indebidamente. Concluyeron que las desventajas del modelo eran “probablemente toleradas por el mercado”.

Sandberg, quien trabajó con equipos humanos para intentar limitar el contenido tóxico en Google, adaptó ese modelo a Facebook. Ella y Zuckerberg creían que los beneficios de poner a todo el mundo en línea superaban los riesgos. En su intento por crecer, la compañía automatizó muchos de sus esfuerzos de implementación y transfirió a los usuarios la responsabilidad de descubrir problemas. Estaban siguiendo el mantra de la compañía de “moverse rápido y romper cosas”. No importaba quién resultaba herido en el proceso.

Al igual que los bancos antes de 2008, la complejidad de sus productos y servicios han protegido a las tecnológicas de las críticas y regulaciones. Esa era está llegando a su fin. No tengo ninguna duda de que Silicon Valley sabía cuál sería el costo de su modelo de negocios para la democracia liberal. Simplemente optó por priorizar las ganancias - y utilizó toda su influencia política para protegerlas.

Si el resultado de la crisis de 2008 fue el surgimiento de Trump, el resultado de este escándalo de Facebook podría ser la candidatura demócrata de Elizabeth Warren. Después de todo, ¿quién mejor para frenar a los nuevos oligarcas que una de las personas que encabezó la aplicación de medidas estrictas a Wall Street después de la crisis?

Rana Foroohar

Siga bajando para encontrar más contenido