Flores y alimentos, foco de Advanced Products

La compañía especializada en empaques especiales para mantener la cadena de frío de los medicamentos, incursionará en estos sectores.

Elkin Botero

Elkin Botero, country manager de Advanced Products.

Cortesía.

POR:
Portafolio
junio 24 de 2019 - 08:00 p.m.
2019-06-24

Advanced Products Colombia, A+P, es la única empresa multinacional en el país con fábrica propia, que elabora y comercializa para la industria farmacéutica envases que garanticen la cadena de frío.

(Lea: ‘Toca volver a la época de exportar o morir’)

La empresa llegó al país en el 2006 y desde entonces se ha extendido a México, Panamá, Argentina y Brasil.

(Lea: Algodón y cacao, próximos retos en sostenibilidad)

Ahora, ese sistema lo quiere ofrecer a otros sectores de la economía nacional como lo ha hecho en Europa, donde también tiene operaciones la empresa con sede principal en España.

Elkin Botero, country manager de Advanced Products Colombia, explica que la misma tecnología que aplica para productos como las vacunas, las medicinas oncológicas y las insulinas, se propone atender empresas floricultoras y productoras de alimentos frescos como frutas y verduras.

Esta compañía, reportó ventas en 2017 por $1.714 millones, alcanzó $2.413 millones en el año 2018 y para este año, con los nuevos clientes, proyecta $4.000 millones.

En Colombia, después de la imposición de la regulación de la Ley en 2016, que obliga a mantener los parámetros de temperatura (puede ser entre 15-25ºC, entre 2-8ºC, o por debajo de 0ºC. para medicinas específicas) A+P Colombia creció exponencialmente.

“No creemos en las fórmulas genéricas, trabajamos de la mano con cada cliente, desarrollando una referencia única para cubrir las necesidades específicas de cada uno de ellos”, asegura Elkin Botero.

Agrega que el trabajo consiste en que desde su punto de distribución hasta el cliente final se conserva la temperatura por un máximo de algo más de 120 horas con empaques que no requieren de un camión refrigerado.

“Se pueden llevar en un baúl de carro, en un avión. Cuando uno piensa en el Chocó, en esas zonas selváticas, la única solución es tipo de empaques”, aseguró.

Ahora, desde su fábrica de 2.000 en Sopó, Cundinamarca, A+P destinará buena parte de su capacidad - hoy 10 veces más de lo que produce- para atender nuevos clientes. Botero explica que, en el caso de las flores, los cultivos tienen sus cuartos fríos, pero necesitan ser transportados al aeropuerto.

Hay formas de hacerlo, dice. Una es en el camión refrigerado y parquearlo hasta que pase al contenedor también a temperaturas adecuadas para el producto.

“Le proponemos al floricultor empaques para que no use la unidad de frío en el camión, lo que reduce de manera importante los costos de esa parte de la operación. Se meten esas cajas, se recubren con unos elementos que llamamos pilas de frío y eso permite determinar un número de horas de la temperatura requerida”, sostiene.

Esos empaques son reutilizables. “Aquellos que se usan para floricultura y alimentos como verduras, frutas y hortalizas pueden durar uno o dos años, según el manejo. Por eso también los costos son bajos”, manifiesta el ejecutivo.

Según Botero, otras empresas en el mundo que ofrecen esta tecnología. “Pueden haber 5 o 6, pero solo nosotros estamos radicados en Colombia. Tenemos nuestras instalaciones y nuestra producción con manos de obra e insumos locales”, puntualiza.

LOS DESARROLLOS ESTÁN A LA MEDIDA DE LOS CLIENTES
En Colombia el incremento de la industria ya sea por importaciones o producción nacional de medicamentos, impulsa soluciones asociadas. Ejemplo de ello es el impulso que han tomado los desarrollos tecnológicos para el manejo logístico de dichos medicamentos.

A+P Colombia fue la primera compañía especializada en esta tecnología que conserva la red de frío, en instalarse en Colombia en el año 2006 y aplicarla para fabricar estos envases para el mercado local.

Hoy fabrica y comercializa con el know how transferido de su matriz en España, envases isotérmicos 100% colombianos, calificados por las más estrictas normas internacionales, dando así la posibilidad a la industria farmacéutica y a la industria de sanidad animal de Colombia de proveerse localmente.

Siga bajando para encontrar más contenido