close
close

Empresas

Fondo chino que salvaría a Justo & Bueno: con más dudas que certezas

Días antes de su liquidación, la cadena anunció la llegada de un nuevo dueño que aportaría los recursos para el pago de deudas: ¿qué pasó con él? 

Justo & Bueno

Justo & Bueno tiene 1.300 tiendas en 310 municipios.

Archivo particular

POR:
Portafolio
mayo 16 de 2022 - 07:36 p. m.
2022-05-16

El pasado 20 de abril, a través de un comunicado, Mercadería S.A.S, matriz de la cadena Justo & Bueno, anunció la llegada del fondo chino JFC (Joining Futures Capital International Limited) como su nuevo dueño, el cual se encargaría del pago de deudas a sus acreedores para evitar el ‘fantasma’ de la liquidación.

(‘No hay base de activos para respaldar las deudas’, Justo & Bueno). 

Sin embargo los recursos no llegaron y, cumplido el plazo para ponerse al día en sus pagos, la Superintendencia de Sociedades ordenó la liquidación inmediata de la cadena.

No obstante, a pesar del incumplimiento, y de que ya empezó el proceso de empalme con el liquidador, JFC continúa, sobre el papel, en fila para ser aprobado en una eventual reorganización ante una nueva oportunidad concedida por un juez para acoger a la empresa bajo el artículo 6 de la Ley 560, como instrumento de salvamento en los próximos 30 días.

Ante la pregunta de quiénes son los nuevos dueños de la cadena, Michel Olmi, fundador de Justo & Bueno le dijo a Portafolio en una entrevista que, con la decisión de la Supersociedades, son los acreedores, “pero entendiendo que pregunta por el rol de JFC: como ellos lo mencionaron públicamente, la firma del acuerdo de venta de HD Colombia S.A., matriz de Mercadería S.A.S. a JF Capital International Ltd. se dio el pasado 29 de marzo”.

(Surge otra opción de salvamento para Justo & Bueno). 

Esto quiere decir que el acuerdo de compra se mantiene y se espera las aprobaciones correspondientes para concretarse, frente a lo cual Justo & Bueno ve “con beneplácito la oportunidad del juez para acoger a la empresa al artículo 6 de la Ley 560 de reorganización, ya que esto permite una nueva oportunidad de salvamento en los próximos 30 días”.

¿QUIÉN ES JFC?

Hasta antes de que Justo & Bueno anunciara el nombre de su nuevo dueño, Joining Futures Capital International Limited era desconocido en Colombia.

La cadena lo presentó como un fondo chino creado en 1990 que “realiza inversiones alrededor del mundo en compañías con enfoque social dentro de segmentos de tecnología, agricultura, consumo masivo, infraestructura y desarrollo de tierras”.

“A pesar de no ser una firma conocida, maneja un portafolio de inversión global en segmentos de alto impacto, principalmente en gestión de tierras, inversiones relacionadas con commodities, tecnología de retail y redes de abastecimiento. Se acercaron a nosotros a través de la Iglesia, y contaban con el aval de la Federación Mundial de Asociaciones de la Unesco y de la Conferencia Episcopal Ecuménica Mundial, razón por la cual nos sentimos respaldados y confiados. De todas las ofertas recibidas durante esta última etapa la de JF Capital no solo representaba el mayor capital de rescate sino un valor agregado por su portafolio de inversiones y experiencia. Creímos en ellos como aliados y lamentamos que no se haya concretado”, expresó Michel Olmi a Portafolio.

(Justo & Bueno cerrará sus tiendas y centros de distribución). 

Por su parte, JFC se presentó como un fondo de capital privado, que “invertimos en empresas y proyectos con amplio potencial de crecimiento orgánico, económico y corporativo. Nuestra filosofía de inversión se basa en la necesidad de incrementar el valor de los emprendimientos y maximizar su posición estratégica, logrando economías de escala necesarias para convertirse en líderes mundiales en su sector”.

Recientemente La W dio a conocer detalles del fondo chino, que aunque fue registrado en Hong Kong su director es un colombiano que vive en Shenzhen llamado John Jairo Flórez Ospina y cuya accionista es María Fernanda Lazo y tiene activos registrados por más de 3 millones de dólares.

Por ahora, Justo & Bueno sigue confiando en que los recursos lleguen para pagar las deudas que ascienden a 281 millones de dólares (el pasivo reorganizable), antes de que el proceso de liquidación culmine.

PORTAFOLIO

Destacados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido