Empresas

Grandes tecnológicas, tentadas por la industria automotriz

Apple, Amazon, Google y Huawei pisan fuerte en terreno de los vehículos con sus propias maquinas eléctricas y hacen fuerte apuesta por los autónomos.

Amazon

El colectivo de Amazon tiene capacidad para seis personas.

Cortesía

POR:
César Giraldo
julio 30 de 2021 - 08:50 p. m.
2021-07-30

No cabe duda que el planeta va a máxima velocidad para lograr una movilidad limpia, y las grandes compañías del sector están cambiando sus portafolios para lograrlo, pero lo que es interesante es ver cómo las gigantes tecnológicas se sienten cómodas y seducidas por la movilidad eléctrica y tendiente a ser autónoma.

(Lea: Ecopetrol usará vehículos eléctricos para reducir huella de carbono)

Solo hay que dar un rápido vistazo y ver que Amazon y Huawei ya tienen sus máquinas eléctricas; el primero en plena producción y expansión, y el segundo decidiendo sobre qué camino toma, si la producción en serie o ser un proveedor para la industria global.

(Además: El G7 apuntaría a fortalecer la compra de carros eléctricos)

En el caso de Apple, el Apple Car debería ser presentado al mercado en dos años, mientras que Google tiene ya más de una década de investigación para la producción del carro autónomo y eléctricos.

En la actualidad tiene una flota completa de taxis casi sin conductor, porque si bien el carro se encarga de todo, la marca aún conserva al conductor en su lugar para evitar accidentes.

Cabe decir que Google no ha tenido problema en montar su sistema autónomo en diferentes modelos de vehículos, aunque desarrolló un curioso auto que parece una nube en el que también implementa sus adelantos tecnológicos.

Amazon

La estadounidense de ventas por internet, Amazon, el año anterior presentó su primer vehículo completamente eléctrico, fabricado por la startup Rivian, el cual tendría una importante presencia en las operaciones de la empresa.

De hecho, en septiembre del año pasado, el fundador de Amazon, Jeff Bezos, anunció el compromiso del gigante del e-commerce de utilizar un 100% de energía renovable en su infraestructura global al final de la década, así como la compra de 100.000 de esos vehículos para su operación.

Los carros ya están en producción y el próximo año tendría 10.000 camionetas repartidoras en circulación: son eléctricos y con gran autonomía, pero conservan el conductor.

Además, Amazon compró Zoox por US$1.200 millones, una empresa de vehículos autónomos destinada a crear pequeños coches de reparto para el gigante de la distribución. En este sentido presentaron un pequeño vehículo autónomo con ese mismo nombre que ni tiene volante ni parte delantera o trasera.

De esta manera el Zoox puede llegar a un punto de recogida, embarcar al pasajero y continuar la marcha en el sentido opuesto.

Tiene 3,5 metros de largo por casi 2 metros de alto. El acceso se realiza a través de puertas corredizas que ocupan casi la totalidad del lateral verticalmente. El interior cuenta con reposabrazos, portabebidas, plataformas de carga inalámbrica y mandos para control de temperatura.

Tiene batería con capacidad para 133 kWh y una velocidad máxima de 120 km/h, por lo que podría afrontar trayectos interurbanos.

No se han hecho públicos los datos de potencia ni de autonomía, pero sí han señalado que puede trabajar durante unas 16 horas. Será destinado exclusivamente a flotas.

Huawei

Huawei tiene el Arcfox Alpha S, una berlina eléctrica que ha desarrollado en colaboración con el gigante chino BAIC y al que ha dotado de la plataforma de conducción autónoma de HarmonyOS.

Este vehículo logra 700 km de autonomía en ciclo NEDC, y 197km de recorrido extra con una carga de 10 minutos.

La serie cuenta con dos variantes, la versión Alpha S y la Alpha S HI, que a su vez cuentan con versión básica y de alta gama. Entre las características más importantes destacan que la cabina puede transformar el parabrisas en una pantalla de alta definición de 70 pulgadas, lo que permite a los pasajeros ver películas, jugar y realizar videoconferencias.

La compañía está planeando llevar el modelo a la producción en masa, y puede estar este final de año en el mercado chino. Los precios oscilan entre los 32.100 euros y los 44.000 euros para la variante de entrada.

Google

La multinacional ya está en otro nivel, y ha ido desarrollando dos procesos: por un lado hoy cuenta con una flota de autónomos que prueba como taxis y los usan para llevar niños al colegio, ir a la oficina, al gimnasio y a todas las actividades cotidianas, pero llevan el conductor, en caso de que algo se salga de control.

Y también tiene un vehículo con forma de nube, desarrollado por Waymo, que es eléctrico y usa toda la tecnología de Google.

John Krafcik, el CEO de Waymo, le dijo recientemente a la revista alemana Manager que el trabajo técnico en su software de conducción autónoma está básicamente resuelto, y ahora solo queda llevar esas soluciones al público masivo. Se espera por tanto que los sistemas de Waymo puedan despegar de forma notable en los próximos dos años.

Apple

La compañía Apple ha procurado no dar pistas sobre su auto, sin embargo, los registros de patentes han dejado su huella, así como las peleas con las que han concluido las potenciales alianzas con algunas marcas reconocidas.

Sin embargo, es casi un hecho que en un plazo de dos años la compañía de la manzana presentará su propuesta de carro eléctrico y autónomo.

Las conversaciones de Apple con Toyota y con Hyundai fracasaron, pero está en conversaciones con otras marcas con las que podría obtener los resultados esperados.
Lo cierto es que es casi inminente que una persona pueda tener el kit completo, celular, reloj, audífonos y carro de la misma marca.

César Giraldo
cesgir@portafolio.co


Con información de EFE, Bloomberg, Reuters y las firmas productora

Destacados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido