close
close

Empresas

La cadena de problemas que está afectando al Grupo EPM

Los enredos de Ituango, el fallo de la Contraloría, la fallida venta de UNE y la nulidad en la designación del gerente Carrillo, algunos de los líos.

EPM

Oficinas de EPM.

Archivo particular

POR:
Portafolio
octubre 15 de 2021 - 01:36 a. m.
2021-10-15

El mal momento por el que está pasando el Grupo EPM, en gran medida se desprende por el tinte político que se le está imprimiendo a la contingencia de Hidroituango, y en la manera como se ha buscado la solución.

(Vea: Nuevo choque por Hidroituango entre contratistas y Alcalde de Medellín).

Además de las grandes dudas sobre la fecha de la entrada en operación de la megaobra, a lo que se suma la investigación fiscal de la que es objeto este proyecto hidroeléctrico por parte de la Contraloría General, cuyo fallo en segunda instancia se mantendría, también se debe agregar que dos de las tres compañías que conforman el consorcio constructor solicitaron su ingreso a un proceso de reorganización empresarial en Colombia ante la Superintendencia de Sociedades.

Así mismo, en la lista, también aparece otro, y es la fallida venta de la participación del conglomerado antioqueño en UNE en el Concejo de Medellín, solicitud hecha ante el cabildo para obtener recursos y poder rematar la megaobra.

(Vea: Supersociedades admite en reorganización a Conconcreto).

Y para rematar, y terminar de enredar aún más la cascada de problemas, el Tribunal Administrativo de Antioquia, en las últimas horas, declaró nula, en primaria instancia, la elección de Jorge Andrés Carrillo como gerente general de EPM, luego de corroborar que no cumplía los requisitos para llegar al cargo.

Ingeniero Jorge Andrés Carrillo

Jorge Andrés Carrillo, director de EPM.

En toda la cadena de problemas que tiene a cuestas EPM, el que más pesa es el fallo de la Contraloría General, que llevó a que Conconcreto y Coninsa, que hacen parte del consorcio constructor CCC (la otra empresa es Camargo Correa) quieran acogerse a la Ley 1116, ya que se declararon en insolvencia.

En aplicación del Decreto 560 de 2020, con el ánimo de activar mecanismos que coadyuven a la recuperación empresarial, facilitar la preservación de la empresa y el empleo y sin descuidar los intereses de proveedores, acreedores y accionistas, Constructora Conconcreto ha sido admitido por la Superintendencia de Sociedades al proceso de negociación de emergencia de acuerdo de reorganización”, explicó Conconcreto en un comunicado.

(Vea: EPM mantendrá a su gerente general en funciones mientras apela fallo).

Y reiteró en el mismo que “el panorama financiero de la compañía es sólido y positivo, cuenta con solvencia patrimonial, recursos líquidos y un backlog de aproximadamente tres años de proyectos en ejecución, sin embargo, el reciente fallo en primera instancia de la Contraloría General de la República por una cifra de $4,3 billones, tiene un innegable impacto patrimonial y operativo. Resaltamos que, a la fecha, la Compañía viene cumpliendo con todos sus compromisos laborales, contractuales, con el sector financiero y con entidades gubernamentales”.

Así, como están las cosas, el proyecto una vez más retrasaría su entrada en operación, ya que si la Contraloría se mantiene en su fallo, el consorcio constructor por caja tendría que desacelerar el desarrollo de la megaobra, y si la administración de EPM con este escenario toma la decisión de no renovar en contrato con los constructores, y busca un nuevo grupo, el proceso de empalme demoraría en el mejor escenario entre 6 y 12 meses. Es decir, que por un camino o por el otro, el megaproyecto daría luces hasta el 2023.

Pero el dolor de cabeza para la administración del EPM no está solo en el rendirle cuentas al ente de control, sino además en conseguir los $4,4 billones que necesita para terminar el megaproyecto, tarea que solo la puede hacer una vez reciba la licencia ambiental de la Anla.

(Vea: EPM participará en subasta para renovables convocada por el Gobierno).

Por esta razón, llevaron ante el cabildo de Medellín la solicitud para vender su participación en UNE, sin embargo, prácticamente los concejales ya manifestaron su rechazo, y lo podrían ratificar en los próximos días.

“El trámite se realiza en un ambiente totalmente político. Hacemos la solicitud, pero en caso de ser negada, no nos queda más solución que acudir a empréstitos ante la banca para conseguir los recursos”, explicó Jorge Andrés Carrillo, gerente general del conglomerado.

Pero precisamente, el líder del Grupo EPM tampoco tiene el panorama despejado, y aunque afirmó que se mantendrá en el cargo ante el fallo del tribunal Administrativo de Antioquia, que declaró nulo su nombramiento, el pulso de argumentos jurídicos estarán sobre la mesa, y lo cierto es que no hay certeza de si continúe en el cargo, lo que llevaría al alcalde Daniel Quintero a escoger otro gerente.

(Vea: EPM ya evalúa consorcio que terminaría obras de Ituango).

PORTAFOLIO

Destacados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido