close
close

Empresas

‘Hay que fortalecer los sistemas de seguridad social’

La directora del Centro Regional de la ONU para el Sector Privado y la Competitividad dice que empresas y gobiernos deben combatir la informalidad.

Diana Chávez

Diana Chávez, directora ejecutiva del Centro Regional de las Naciones Unidas para el Sector Privado y la Competitividad.

Cortesía

POR:
Laura Lucía Becerra Elejalde
agosto 20 de 2021 - 09:29 p. m.
2021-08-20

En el marco de la pandemia los países han tenido que pensar en diferentes soluciones para atender la crisis, y en el caso de América Latina son varias las brechas estructurales que se han acrecentado por la coyuntura.

(Lea: La reforma tributaria 2.0 se quedaría corta en la cobertura social)

Diana Chávez, directora ejecutiva del Centro Regional de las Naciones Unidas para el Sector Privado y la Competitividad, conversó con Portafolio sobre cuáles son los retos que enfrenta el país y la región y qué medidas se requieren profundizar para sortear la crisis.

(Además: Corte Constitucional da luz verde al piso de protección social)

¿Cómo percibe el impacto en América Latina?

El eje transversal del 2020 fue la incertidumbre. Estamos en un escenario donde los gobiernos y las políticas públicas han adoptado diferentes matices, vemos una Unión Europea que ha dado aportes económicos a pequeñas y medianas empresas; EE.UU. impulsó muy de frente conversaciones público-privadas sobre el rol del sector privado.

(Le puede interesar: Ordenan expedir regulación para reconocimiento de la pensión familiar)

En América Latina hablamos por el contrario de informalidad, el 70% de la economía en la región operando en la informalidad y sin protección social. Parte del resultado de estas conversaciones ha sido el priorizar temas que no estaban en el radar.

¿Cómo ha respondido la región en comparación con otras?

Creo que es una respuesta que ha reflejado el estado de las políticas económicas y fiscales y de lo cotidiano. Una de las cosas que nuestra oficina hace es abordar iniciativas globales, pero estas no se concretan hasta no tener una aplicación local.

Nos concentramos en la situación de un sector privado que opera en economías emergentes en la región.

En primer lugar, vemos un tema importante de informalidad en el sector laboral en la región, necesitamos fortalecer los sistemas de seguridad social. Una de las conversaciones constantes ha sido también la brecha digital, sobre todo acotada a sectores como el agrícola, no podemos olvidarnos de las zonas rurales.

En América Latina hay mucho que trabajar en infraestructura y en desarrollo e innovación para reducir la dependencia a las importaciones. Pero también tenemos la tarea de incorporar temas abstractos como una agenda 2030 como una herramienta real.

¿Cuál es el rol del sector privado dentro de la reactivación?

El rol del sector privado en Colombia y en la región es clave, en primer lugar como generador de empleo, y segundo como articulador con el Estado, a través de sus acciones, estrategias corporativas y de gestión de beneficios compartidos, en pago de impuestos y en atender de manera responsable una política fiscal.

La tarea está en incorporar estas estrategias y que estén articuladas con temas prácticos, como la cadena de valor o suministro, con pequeños, medianos y microproductores.
Es una conversación que no es nueva, pero que ahora debe abordarse de maneras diferentes en la región.

¿Qué se requiere para un mercado laboral más robusto?

Todos hablan de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), pero si no los aplicamos de manera práctica no se van a lograr, y algo que hemos hablado con los tomadores de decisiones globales es cómo se van a crear estos empleos realmente de calidad, con igualdad de oportunidades, y una de las cosas que hacemos en nuestro día a día es la construcción de capacidades al interior de las empresas, pero también con los grupos de interés y sobre todo con las comunidades.

¿Qué tan viables son estos subsidios como el que se propone en Colombia en la propuesta de reforma tributaria para impulsar la creación de empleo juvenil?

No se tiene empresa sin fuerza laboral, la pregunta es cómo definir el propósito social, y esto lleva mucho tiempo en ser incorporado en las estrategias corporativas.

Los subsidios no son un tema nuevo en el mundo, la trampa de los subsidios América Latina la ha vivido por varias décadas, cuál es el objetivo de subsidiar si al final del día no genera riqueza o empoderamiento a los grupos de interés.

Este incentivo de 25% es una cifra interesante, pero la pregunta debería ser como se va a utilizar esto para la construcción de capacidades o la incorporación de nuevas tecnologías, para que estos grupos los traigan a la mesa como actores de desarrollo, y no como receptores de subsidios.

Más que en subsidios, los esfuerzos deben estar en la construcción de capacidades.

En la iniciativa de reforma tributaria se determinó que la principal fuente de recaudo será impuestos a las empresas, ¿hasta qué punto es sano esto?

En economías muy avanzadas lo que se paga al Estado se ve claramente reflejado en temas como la salud y otros servicios.

Acá en la región es fundamental que las reformas tengan definidas estrategias para abordar temas como la informalidad, porque no es sostenible que solo 20% o 30% de la población pague impuestos.

Destacados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido