Informalidad, el peor ‘dolor de cabeza’ de la competitividad

Ajustar el transporte de carga, modernizar la Dian, aumentar la formalización laboral y facilitar el comercio exterior, los retos del país. 

Iván Duque

Cortesía oficina I. Duque

POR:
Portafolio
noviembre 01 de 2018 - 11:48 p.m.
2018-11-01

Mejorar la regulación del país, ajustar a fondo el transporte de carga, modernizar la Dian, aumentar la formalización laboral y facilitar el comercio exterior son los puntos que Colombia tiene que mejorar con mayores urgencias para aumentar su productividad.

Así se desprende del Informe Nacional de Competitividad 2018 - 2019, presentado por el Consejo Privado de Competitividad (CPC), evento que fue encabezado por el presidente Iván Duque y la presidenta del CPC, Rosario Córdoba.

De hecho, el jefe de Estado enfatizó que “el más grande de los desafíos que tenemos, y que nunca suele estar en el primer lugar del debate, es la informalidad”. Respecto a este tema, invitó a las empresas a que contribuyan en esta tarea que –dijo– redundará en un mayor crecimiento, en la generación de empleo y en el desarrollo económico del país.

Incluso, en su intervención, reiteró que la ley de financiamiento que radicó esta semana servirá como ancla para darle un empuje al sector privado, de modo que este jalone al alza los empleos formales y, por ende, la competitividad.

“Colombia es una historia positiva, pero es una historia que, a mi modo de ver, nos obliga a nosotros a sacudirnos, porque si seguimos con crecimientos por debajo del 3% nos vamos a encontrar con dos realidades, y es que vamos a demorarnos más en ser un país de ingreso alto, y al no poder tener más inversión para hacer las transformaciones en digitalización y mejora del capital humano, muy seguramente vamos a estar afectándonos estructuralmente en la competitividad”, enfatizó.

Por su parte, Córdoba aseguró que el país ha mejorado en algunos aspectos tales como inversión en infraestructura, cobertura en salud y educación, atracción de inversión, solidez macroeconómica, reforma a las regalías, reducción del desempleo y de la informalidad laboral, reducción de la pobreza y de la desigualdad, fin del conflicto con las Farc y el ingreso a la Ocde, por mencionar los más determinantes.

Sin embargo, no han sido suficientes para que la competitividad llegue a buen puerto: “Por cada logro hay una tarea aplazada. Colombia debe acelerar el paso para lograr cambios estructurales y, así, mayor competitividad. Hoy el reto es consolidar los pasos que se han dado en la dirección correcta y actuar con decisión para avanzar en los que están pendientes”, enfatizó la directiva.

POR MEJORAR 

El Informe de Competitividad 2018 - 2019 recomienda, entre otras cosas, que Planeación debe establecer una agenda de revisión del inventario normativo actual por sector administrativo con carácter obligatorio, sobre todo buscando depurar el exceso de decretos, resoluciones y normas que han sido expedidos en los últimos años.

Además, en materia de vehículos de carga, asegura que es determinante culminar el esquema de libertad vigilada y permitir que los fletes se generen en condiciones de competencia.

Por el lado de la Dian, el CPC afirma que a mediados del 2017 se venció el plazo para que el director de la entidad tributaria le presentara al Conpes el plan de modernización tecnológica de la entidad, por lo cual es fundamental que el país cuente con una administración tributaria eficiente para reducir la alta evasión y elusión.

En cuanto a formalización, es clave, según el Consejo Privado de Competitividad, reducir los costos laborales no salariales asociados a la contratación formal, por ejemplo, modificando las fuente de financiación de las cajas de compensación familiar, el ICBF y el SENA, e incluirlas en el Presupuesto de la Nación.

Por último, sobre comercio exterior, tienen que reducir “con urgencia” los tiempos de exportación e importación

Siga bajando para encontrar más contenido