Infraestructura pierde en licencias, predios y contratos

Un fortalecimiento en la institucionalidad del sector, reglas claras para las partes y mejoras en la estructuración de los proyectos han sido algunos de los avances.

POR:
julio 27 de 2012 - 12:30 a.m.
2012-07-27

En los últimos dos años, la locomotora de la infraestructura ha estado en proceso de ajustes y reparaciones. Ya tiene maquinistas, pero todavía no arranca.

Según dice el Gobierno, la salida de la estación se producirá este semestre.

Y es que a pesar de que siguen siendo noticia las demoras en los proyectos y no se ha visto un cambio radical, a juicio de los expertos, sí se ha logrado avanzar en dos temas fundamentales para el desarrollo del sector.

El primero tiene que ver con las instituciones. Voceros de la Cámara Colombiana de la Infraestructura (CCI) destacan la reingeniería en este aspecto.

“La creación de la Agencia Nacional de Infraestructura, el aumento de recursos para estudios y diseños, y la creación del viceministerio de Infraestructura son ejemplo de los cambios que necesitaba el sector y que hoy se ven representados en un escenario más favorable para la inversión”, explican.

El otro tema es el desarrollo de las asociaciones público-privadas, que da reglas claras de juego a las partes y seguridad jurídica al desarrollo de los proyectos.

Pero en la práctica, ya se ha recorrido algo del camino. El director de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), Luis Fernando Andrade, señala que “se han gestionado bien los actuales contratos de concesión vial, férrea y portuaria, y se ha definido el más ambicioso portafolio de proyectos en la historia del país y uno de los más importantes en América Latina: la Cuarta Generación de Concesiones”.

Como se recuerda, estos proyectos comprenden una inversión superior a los 55 billones de pesos en carreteras, trenes, puertos y aeropuertos que se desarrollarán en los próximos años.

La CCI dice que “la locomotora estará prendiendo motores hacia el final del segundo semestre del 2012.

Esto se debe a que hasta ahora, se están finalizando los procesos de licitación de los nuevos proyectos, con lo cual, en el segundo semestre, estas inversiones se van a empezar a ejecutar”.

Según Andrade, “falta un par de años para que la locomotora esté a todo vapor, pero aunque su ritmo actual está acelerado. Estamos hablando de proyectos de largo plazo, que requieren estudios y diseños muy avanzados, y no se construyen de la noche a la mañana. Lo más importante es que tenemos un plan y unos cronogramas, y lo vamos a poner en marcha muy pronto”.

Varios elementos reafirman esta urgencia.

Según el centro de estudios Anif, las deficiencias en este tema han provocado que el país lleve al menos tres décadas sacrificando entre uno y dos puntos de crecimiento anual.

Además, en los últimos cinco años, se han duplicado los volúmenes de comercio exterior.

Y sin tener en cuenta el impacto que pueda tener la crisis externa, la dinámica seguramente se mantendrá gracias a la entrada en vigencia de los tratados de libre comercio que Colombia ha suscrito.

La escasez de inversión explica el rezago..

En la última década, la inversión en infraestructura de transporte ha rondado el 1 por ciento del PIB. “Estamos hablando de cerca de 6 billones de pesos entre el Invías, los concesionarios a cargo de la Agencia Nacional de Infraestructura y las entidades regionales. Si seguimos así, no vamos a salir del rezago", explica el director de la ANI.

Varios planteamientos han surgido frente a este tema. Andrade dice que la clave es subir el porcentaje por lo menos a un 3 por ciento del PIB (cerca de 18 billones de pesos anuales).

El Banco Mundial y la Corporación Andina de Fomento hablan del 6 por ciento del PIB.

Pero la realidad es que el problema no es de plata. Por ejemplo, los fondos de pensiones tienen más de 25 billones de pesos que podrían invertir en infraestructura, si se hace una buena estructuración de los proyectos.

DEFICIENCIA EN COMPETITIVIDAD

Como era de esperarse, el país no está bien clasifica- do en las mediciones internacionales. Según el índice de Competitividad que realiza el Foro Econó- mico Mundial, Colombia ocupa el puesto 68 entre 142 economías, y en infraestructura ocupa la casilla 85.

Los temas de peor desempeño son la calidad de la infraestructura portuaria (puesto 109) y la calidad de las vías (casilla 108).

Así las cosas, la Agenda de Competitividad, que lanzaron recientemente el Gobierno y el sector privado, incluye alrededor de 40 acciones relacionadas con la infraestructura, en las que se priorizan las redes multimodales de transporte.

LAS PRINCIPALES TRABAS DEL SECTOR

Piden más coordinación para resolver inconvenientes en gestión de predios y licencias.

El Gobierno y el sector privado coinciden en los temas críticos que necesita resolver el sector. Los principales son gestión predial (compra de predios y coordinación con servicios públicos), licencias ambientales, consulta con las comunidades, y optimización técnica y financiera.

La CCI propone que haya “coordinación interinstitucional, mediante la cual se pueda definir una directriz clara que optimice la solución de los problemas”.

Por su parte, Anif propone la creación de una Comisión de Regulación en Transporte que se encargue de dichos temas.

Luis Fernando Andrade, director de la Agencia Nacional de Infraestructura, dice que “los problemas se resuelven con diálogo, trabajo en equipo y definición de cronogramas, que es lo que ha impulsado la ANI con los concesionarios, las autoridades y los organismos de control”. Uno de los temas críticos es la vía Bogotá-Girardot, en el cual está pendiente la aprobación de una conciliación parcial.

INICIATIVAS EN DESARROLLO

Doble calzada: Este año se pondrán en operación 270 kilómetros. Según el director de la ANI, “en el 2010 recibimos menos de 800 kilómetros en carrete- ras en dobles calzadas” y en el 2011 se habían construido apenas 90 kilómetros.

Férreo: Se espera revivir el tren, con la entrada en operación del tramo Yumbo-Buenaventura, en el Ferrocarril del Oeste, gracias a la inyección de capital por parte de inversionistas de Estados Unidos e Israel, asociados a colombianos.

Puertos: Según la ANI, se inició la construcción de Puerto Brisa, Puerto Nuevo y Puerto Bahía, ampliaciones en los terminales de Santa Marta, Cartagena, Barranquilla y Buenaventura, y se contrató el dragado del canal de acceso a Buenaventura.

Aeropuertos: Se están invirtiendo $1,7 billones en 17 terminales. Además, se está diseñando la nueva estructuración de la concesión del terminal aéreo de Barranquilla, así como la de los de Armenia, Cartago, Neiva y Popayán.

Vías: Hay más de 10 concesiones listas para empezar obras, entre las que están algunos tramos en la Ruta del Sol, en las vías Bogotá-Villeta, los puentes de Cajamarca, Flandes y Lorica (Córdoba) y, un túnel en Nariño, entre otras.

Luisa Gómez R.

Redacción Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido