close
close

Empresas

Inversión de impacto y empresas BIC: el poder de lo posible

Tenemos que lograr que ese Beneficio de Interés Colectivo pase de ser una sigla a ser objetivo común de la sociedad.

Empresas BIC

El país se propuso una meta de lograr 1.500 sociedades BIC antes de finalizar el 2022. Hoy tenemos 83 Empresas B y 1.582 Sociedades BIC.

iStock

POR:
Francisco Noguera
mayo 30 de 2022 - 08:11 p. m.
2022-05-30

En este periodo de gobierno nos planteamos dos propósitos. El primero, dinamizar y construir un ecosistema emprendedor que fuera un referente en América Latina. Hoy, podemos decir que el nuestro, es un ecosistema dinámico, robusto y consolidado que posiciona al país como el que mejor entorno para emprender tiene en la región.

El segundo propósito va encaminado a construir una nueva generación de empresas que, desde sus inicios, contribuyan a tener un modelo de negocio enfocado en generar un impacto social y ambiental, adicional a la generación de rendimientos financieros.

(Vea: Mipymes, impactadas por la alta inflación y la escasez de insumos).

Desde iNNpulsa Colombia estamos trazando una visión para la próxima década que busca aprovechar la oportunidad que tiene Colombia para consolidar un ecosistema de impacto robusto, que promueva y acelere emprendimientos con enfoque ambiental y social, en el centro de su modelo de negocio.

Ese propósito se ve plasmado, de manera clara, en la figura de las Sociedades BIC. Hoy, los programas de iNNpulsa de aceleración, de incubación y de financiación, incluyen de manera transversal esta figura y cada vez los emprendedores con los que trabajamos, los reciben con más entusiasmo.

En este sentido, hemos apoyado varios emprendimientos muy interesantes en manejo de residuos, en generación de energías sustentables, en tratamiento de agua, sustitución de plásticos, materiales biodegradables, que han podido llevar su ingenio y compromiso a otros países, al tiempo que ponen a Colombia en el centro de la conversación global sobre crecimiento sostenible y nos posicionan como un modelo en materia de empresas responsables y Sociedades BIC.

(Vea: Utilidades en primer trimestre, al alza en las más grandes empresas).

Es grato ver cómo Colombia tiene todo para brillar en este tipo de propuestas. Somos un país donde surgen muchas ideas de innovación interesadas en generar ese triple impacto tan necesario para poder hablar de transformación.

Asimismo, de la mano de varios aliados nos encontramos generando conversaciones en todo el territorio nacional para articular el ecosistema de impacto. Buscamos definir una visión compartida y trazar una hoja de ruta para el sector privado para que podamos cumplir con las metas de la Agenda 2030 que nos hemos propuesto cumplir como país.

Nos preguntamos cómo podemos promover una cultura de medición que aplique los mismos estándares para todas las empresas con propósito, como podemos focalizar la inversión de impacto para que llegue a los sectores y a las regiones que más lo necesitan, cómo podemos generar incentivos para impulsar la inversión de impacto en el país. Un ecosistema que incluye no solo empresas y startups si no también fondos e inversionistas que priorizan tesis con impacto social y ambiental.

En iNNpulsa lo llamamos “el poder de lo posible”: se trata de atreverse a proponer cosas que suenan solamente como sueños. Estos sueños ya no se limitan a una frontera física o económica; son sueños convertidos en ideas de negocio que entienden los problemas y obstáculos como retos por solucionar de forma sustentable.

Pero para que esto se esté dando, tuvimos que recorrer un camino de diez años en el que nos trazamos como metas: poner en evidencia al emprendimiento como un verdadero dinamizador de nuestra economía, crear toda una serie de condiciones para que los emprendedores tengan a dónde acudir para sacar adelante sus proyectos, y fortalecer un ecosistema emprendedor. Visibilizar y tener referentes que muestren que si es posible ser un emprendedor de alto impacto y al mismo tiempo ser sostenibles y promover la inclusión.

(Vea: Alianzas, la gasolina que impulsa a las fintech).

Se hace necesario pensar en acciones concretas, como las distintas reglamentaciones que se han impulsado desde la política pública. Vale destacar algunas de ellas, consignadas en el Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018 en torno a la Estrategia de Crecimiento Verde, que tiene como meta avanzar hacia un crecimiento sostenible. También la Declaración de Crecimiento Verde de la OCDE y los compromisos suscritos bajo el Acuerdo de París en 2015. Por su parte, el Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022 pone un foco especial en la contribución de sus acciones al cumplimiento de los ODS, ya que cada uno de los pactos está alineado con los objetivos de la agenda global.

Estos esfuerzos que se han realizado para la implementación de políticas públicas han permitido que Colombia tenga un rol de liderazgo en la región, lo cual se ve reflejado en el incremento de empresas BIC y Empresas B.

A través de la nueva reglamentación, el país se propuso una meta de lograr 1.500 sociedades BIC antes de finalizar el 2022. Hoy tenemos 83 Empresas B y 1.582 Sociedades BIC. ¡Superamos la meta propuesta y seguimos avanzando!

Estamos convencidos de la oportunidad que tiene Colombia para apalancar recursos del sector privado para resolver los principales desafíos de nuestro tiempo. Todos estos desafíos requieren que trabajemos mancomunadamente. No pueden ser resueltos solamente por el Estado, o por el sector privado o por la cooperación internacional ni la sociedad civil.

La invitación es a seguir construyendo y procurar que este tipo de iniciativas hagan parte de la educación básica de los niños, y que la inspiración emprendedora los acompañe en su formación hasta la universidad. Tenemos que lograr que ese Beneficio de Interés Colectivo pase de ser una sigla a convertirse en un objetivo común de la sociedad, donde el emprendimiento es el principal dinamizador.

(Vea: La empresa colombiana que ‘blinda’ a médicos y civiles en Ucrania).

FRANCISCO NOGUERA
Presidente iNNpulsa Colombia

Destacados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido