Inversión extranjera no ‘aflojó’ a marzo

Bajan los giros de multinacionales y crece la inversión colombiana afuera, revela la Balanza de Pagos.

Las empresas colombianas también hacen apuestas de inversión afuera.

Archivo Portafolio.co

Las empresas colombianas también hacen apuestas de inversión afuera.

POR:
junio 28 de 2013 - 08:47 p.m.
2013-06-28

En medio de un periodo de desaceleración económica y contrario a las expectativas, la inversión extranjera directa (IED) no cede por ahora en el país.
Las cifras de la Balanza de Pagos reveladas ayer por el Banco de la República, y que son las definitivas, indican que en los tres primeros meses del año, la IED sumó 3.706 millones de dólares, con un aumento de 2,5 por ciento respecto a igual periodo del 2012, cuando fue 3.617 millones de dólares.
El nivel récord de inversión extranjera es 2012, cuando sumó 15.823 millones de dólares y un 17,8 por ciento de crecimiento.
La cifra de IED a marzo superó a la provisional de la Balanza Cambiaria, que mencionaba una cifra de 3.837 millones de dólares y una caída de 8,8 por ciento respecto al primer trimestre del 2012.
Según el Banco de la República, la participación sectorial de la inversión extranjera se mantuvo, es decir, que en su mayoría la IED siguió llegando a petróleos y minas (44,7 por ciento) al sumar 1.657 millones de dólares.
No obstante, hasta el cuarto trimestre del 2011 la participación de los dos sectores sobre la IED era superior, alrededor de 50 por ciento, y luego se empezó a observar una ligera diversificación hacia otras actividades económicas. Por ejemplo, entre enero y abril se destacó la industria manufacturera, sector que se encontraría hasta ahora saliendo de una profunda desaceleración, y recibió el 23,6 por ciento de la IED nueva, es decir, 875 millones de dólares y 156 por ciento más que en igual periodo de 2012, cuando sumó 342 millones de dólares.
Posteriormente, se ubicaron los establecimientos financieros, con un 10,6 por ciento, transporte y comunicaciones (9, 6 por ciento), comercio-restaurantes (8,1 por ciento) y otros, como electricidad, con 3,4 por ciento.
“Los inversionistas están reconociendo el potencial de Colombia para la ejecución de proyectos amparados en una legislación clara, estable y confiable.

Pero además destacan el crecimiento sostenido del Producto Interno Bruto (PIB), el incremento anual en la disponibilidad de recurso humano y las ventajas competitivas para enviar productos y servicios libres de arancel a más de 50 mercados”, afirmó María Claudia Lacouture, presidenta de Proexport.
Agregó que las empresas se instalan en Colombia para producir y ofrecer sus productos al mercado interno, pero también aprovechan las ventajas de acceder a los países con los cuales tiene tratados de libre comercio (TLC).
Jaime Tobar Ordóñez, de la firma Tobar & Romero Abogados, dice que esperan en el segundo semestre un repunte de las asesorías legales para adquisiciones de compañías colombianas por parte de extranjeros, especialmente del sector minero-energético, aunque también hay solicitudes de otros sectores. “No falta, sin embargo, la pregunta por parte de las firmas de cómo van las conversaciones con las Farc”, expresa.

Colombianos apuestan

De otra parte, la inversión directa de Colombia en el exterior (IDCE) en el primer trimestre, que como la IED en Colombia es de largo plazo, sumó 314 millones de dólares, con un aumento de 112,2 por ciento respecto a los tres primeros meses del 2012, cuando llegó a 148 millones de dólares.
El flujo neto de IDCE corresponde a la diferencia entre los egresos de capital colombiano por la compra de activos productivos en el exterior y los ingresos por reintegros girados por las filiales criollas en el exterior a sus casas matrices en nuestro país.
Así las cosas, mientras que en el primer trimestre las multinacionales colombianas sacaron 900 millones de dólares para inyectar a sus filiales afuera, reintegraron 586 millones provenientes de la venta parcial de activos.
Aunque la IDCE se recupera del desplome de 2012, cuando fue negativa en 248 millones de dólares, está aún distante de los niveles históricos.
El Emisor precisa que las nuevas inversiones colombianas afuera de largo plazo las realizaron mayoritariamente empresas del sector minero-energético y financiero, mientras que los reintegros de capital los efectuaron en gran parte las de los sectores de industria y comunicaciones.
La Balanza de Pagos también indica que en los tres primeros meses del año las utilidades de las empresas con inversión extranjera directa bajaron 15,6 por ciento, a 3.381 millones de dólares, en sintonía con la desaceleración económica y de los beneficios que también se vio en un buen número de compañías colombianas.
Contrario a otras ocasiones, las multinacionales redujeron el 3,8 por ciento la cuantía de sus giros a sus casas matrices, a 3.322 millones de dólares.
El anterior resultado se explica principalmente por los menores giros de las multinacionales que operan en la actividad carbonífera, transporte-comunicaciones e industria manufacturera, y por el hecho de que estas hayan registrado menos ganancias.

LEVE CAÍDA

Como estaba previsto, la crisis de Europa, y particularmente en España, se sintió en las remesas de trabajadores provenientes del exterior, que totalizaron 952 millones de dólares y cayeron el 0,9 por ciento.
Además de ser una caída leve, las remesas provenientes de Estados Unidos compensaron parcialmente la baja de las originadas en la Madre Patria.

Siga bajando para encontrar más contenido