close
close

Empresas

ISA: tras negocios en el 2022 por US$6.100 millones

Plan de inversiones, para los próximos 5 años llega a $12,7 billones. Brasil y Colombia con mayor tajada.

Energía

En Asamblea General de Accionistas de ISA, la Junta Directiva propondrá el pago de un dividendo ordinario por $749 por acción para el 2022.

Archivo EL TIEMPO

POR:
Alfonso López Suárez
febrero 24 de 2022 - 08:30 p. m.
2022-02-24

El depender ahora de Ecopetrol es un capítulo nuevo para la historia de ISA. Y si bien mantendrá la independencia en su operación, las perspectivas en los distintos negocios la hace atractiva, ya que por delante tiene oportunidades de inversión para 2022.

(Utilidad operacional de ISA llegó a $11,2 billones, 9,8% más que 2020).

Así, las nuevos negocios proyectados, como filial de la petrolera, representan US$6.100 millones, de los cuales para transporte de energía hay expectativas por US$2.900 millones, y en vías por US$3.200 millones. Y por países la proyección es: Colombia US$2.044 millones (34%), Brasil US$2.039 millones (33%), Chile US$1.789 millones (29%) y Perú US$ 215 millones (4%).

Además, el plan de inversiones para los próximos cinco años, como aporte de ISA a Ecopetrol, asciende a los $12,7 billones, los cuales están distribuidos así: 44,7% en Brasil, 21,7% en Colombia, 21,1% en Chile y 12,2% en Perú. El rubro puede crecer si se adquieren nuevas compañías o se asignan nuevos proyectos para desarrollo.

En la presentación de resultados ante inversionistas, la vicepresidenta financiera de ISA, Carolina Botero, explicó que, en términos de utilidades para el 2022 se estiman ingresos adicionales por $42.000 millones por nuevos proyectos de transmisión, y se esperan más de $3.000 millones por conexiones de fuentes de generación renovables no convencional.

(ISA y la Unal aplicaron 44.704 dosis en Antioquia).

“En Brasil, tendremos la entrada en operación de los proyectos de transmisión de Itaúnas, Biguaçu y Três lagoas con un ingreso anual por $71.000 millones, y de las líneas co-controladas de Aimores, Paraguaçu e Ivaí, que aportarán una entrada al año por $384.000 millones. Todo esto redundará en un crecimiento entre en 7% y el 11% de la utilidad neta en comparación con lo registrado en el 2021”, indicó Botero.

Por lo anterior, la junta directiva de ISA le propondrá a la Asamblea General de Accionistas que se realizará el próximo viernes 25 de marzo, el pago de un dividendo ordinario por $749 por acción para el año 2022, lo que representa el 50% de la utilidad neta del año 2021.

“La compañía continúa con una estrategia agresiva de crecimiento en los negocios, tanto en transmisión de energía, como en vías. Tenemos una lista interesante de proyectos que estamos estudiando para desarrollarlos”, recalcó César Ramírez, presidente (e) de ISA.
Otro de los aportes de ISA a Ecopetrol, será las sinergias que vienen desarrollando ambas empresas.

(El panorama de emisión de acciones de Ecopetrol tras plan de inversión).

Por esta razón, desde el cierre de la transacción, por la cual la petrolera adquirió la holding, en agosto del año pasado, se viene adelantando un trabajo de integración operacional entre ambas compañías.

“Hay posibles sinergias que se han identificado como producto de las conversaciones conjuntas, y de las cuales se derivaron ocho mesas de trabajo para establecer de forma más precisa que tan tangibles son estas, y cuáles se pueden materializar en el presente año”, señaló Olga Patricia Castaño, vicepresidenta de Estrategia de ISA.

Agregó que esas ocho mesas de trabajo estás agrupadas en tres grandes bloques, y que responden a las operaciones actuales de ambas organizaciones. El primero aborda el caso de la infraestructura eléctrica de Ecopetrol y cómo ISA optimizaría la operación en transmisión. También de infraestructura lineal con Cenit, y en captura de energía para almacenamiento.

El segundo, agrupa a mesas que responden a temas transversales como ciberseguridad, gestión ambiental, y ciencia, tecnología e innovación. Y el tercero, reúne dos mesas adicionales relacionadas con energía y transición energética, y la entrada a los Estados Unidos.

“El proceso de sinergia consta de cuatro fases: el conocimiento de los respectivos equipos de trabajo de ambas empresas; una ideación de la sinergia; la priorización de aquellas que son más tangibles y que se pueden aterrizar en el corto plazo; y finalmente el planteamiento de un cronograma de trabajo para darle luz verde a estos beneficios”, explicó la vicepresidenta de Estrategia de ISA.

ALFONSO LÓPEZ SUÁREZ
PORTAFOLIO

Destacados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido