Empresas

‘La meta es superar los 1.500 megas en energías renovables’

Camilo Marulanda, presidente de Isagen, explicó que las tareas serán eólicas y solares.

Camilo Marulanda, presidente de Isagen

En diciembre entra el proyecto eólico Guajira I”, Camilo Marulanda, presidente de Isagen.

Archivo particular

POR:
Portafolio
enero 14 de 2021 - 09:00 p. m.
2021-01-14

Con la compra de los proyectos solares Llanos 4 y Llanos 5, desarrollados por Trina Solar, y el montaje de las plantas eólicas de Guajira I y Guajira II, Isagen avanza con paso firme y seguro en ampliar su portafolio de activos en generación de energías renovables no convencionales.

(Dineros de Isagen se podrán usar en la compra de activos). 

En diálogo con Portafolio, su presidente Camilo Marulanda, explicó porque el 2021 será un año clave para seguir fortaleciendo la solidez y prácticas de sostenibilidad de la compañía, ofreciendo un servicio eficiente y confiable, “gracias a las oportunidades para diversificar nuestra matriz de generación, que nos permitirán adicionar más capacidad con las Fuentes no Convencionales de Energía Renovable (Fncer) a nuestra matriz de generación hídrica”.

De entrada, el líder empresarial recalcó que están en la tarea de complementar las fuentes de generación de energía, y que ven una oportunidad “muy grande” en el país para desarrollar proyectos eólicos y solares, no solo por su avance tecnológico, sino porque además “hacia allá va el mercado energético colombiano”.

“Estamos trabajando en una estrategia de crecimiento enfocado en estas dos tecnologías, con un portafolio interno cuyo potencial es superar los 1.500 megavatios (MW) en generación eléctrica limpia no convencional con plantas eólicas en La Guajira, pero muy activos analizando otros proyectos solares en diferentes regiones del país. Ese es nuestro objetivo a mediano plazo, crecer en las Fncer”, señaló Marulanda.

El líder empresarial precisó que más de 1.000 MW corresponderán al desarrollo de proyectos eólicos distribuidos así: 20 MW para la planta Guajira I, 420 MW para la planta Guajira II en licenciamiento y otros 700 MW en estudio para proyectos en el citado departamento al norte de Colombia.

Así mismo, tienen en el radar otros 500 MW destinados para la adquisición a terceros de plantas solares, como fue el caso y el anuncio reciente con Llanos 4 (24,7 MW) y Llanos 5 (25 MW).

TRANSICIÓN ENERGÉTICA 

El meter el acelerador a fondo para el desarrollo de proyectos eólicos y solares es precisamente la pieza clave en la política de transición energética en la que está inmersa Isagen desde hace varios meses.

“La compañía hace parte del Fondo Brookfield con un portafolio de más de 20.000 MW en activos de energías renovables no convencionales en el mundo. Y en línea con esa transición energética, estamos ampliado nuestra tarea en el desarrollo de energías limpias como la eólica y solar. Y el país ofrece muy buenas oportunidades para el desarrollo de estos negocios de renovables”, recalcó Marulanda.

Para el 2021, Isagen ya tiene comprometidas inversiones por $300.000 millones para el desarrollo de plantas con las dos tecnologías. “Los incentivos que ha brindado el Gobierno Nacional para el desarrollo de fuentes limpias de electricidad ha sido clave para acelerar nuestros proyectos en ese sentido”, dijo el presidente de Isagen.

Agregó que, aunque la compañía no resultó con asignación para la entrega de energía en la última subasta de contratos de largo plazo (octubre 2019), están desarrollando proyectos con convenios bilaterales de largo plazo o por fuera del mecanismo de contratos de largo plazo.

“En diciembre entra en operación el proyecto eólico Guajira I y en el primer trimestre del 2020 comenzarían a funcionar las plantas solares Llanos 4 y Llanos 5. Nuestra estrategia es desarrollar las iniciativas y asignar contratos con nuestro portafolio de clientes actuales y no por subasta”, aclaró Marulanda.

ENERGÍA AL SISTEMA INTERCONECTADO

Los proyectos de energía renovable no convencional que montará Isagen, también entregarán electricidad al SIN. Al respecto, Marulanda explicó que como parte de su goodwill de generación, existe una complementariedad entre las fuentes renovables no convencional eólica y solar con los sistemas convencionales.

“Cuando tengamos un portafolio más grande en activos de energías limpias no convencionales, vamos a mitigar ese riesgo hidrológico cuando se presentan intensos veranos y que afectan el negocio”,
indicó el presidente de Isagen.

Y volvió a insistir que con la proyección que tienen en aumentar el portafolio de activos de energías renovables no convencionales, se reforzará la matriz hídrica de Isagen, “haciéndola más resiliente al cambio climático y aportando a la transición energética el país, en esta etapa clave para la reactivación de la economía”.

Para el 2021 y 2022, la compañía tiene trazado el cierre de dos proyectos en energías limpias, que podrían representar inversiones adicionales entre $800.000 millones y $900.000 millones. “Será un anuncio que haremos prontamente ya que estamos en la parte final de la negociación contractual”, subrayó Marulanda.

“La complementariedad con las fuentes hídricas nos da mucha robustez en el negocios de energía renovable. Tener agua, viento y sol en un portafolio de generación limpia nos da un potencial para seguir teniendo una posición fuerte enel mercado colombiano”, subrayó.

El siguiente paso de Isagen en su camino a posicionarse como uno de los mayores generadores de energías renovables no convencionales en el país, es el de los proyectos solares sobre espejos de agua.

Al respecto, Marulanda indicó que si la ecuación da resultados desde el punto de vista económico y técnico, estarían muy interesados en su desarrollo. “Sobre el tema tenemos algunas mediciones de luminosidad, cerca a la central de Sogamoso, pero por el momento esta no es la prioridad”.

​Alfonso López Suárez

Destacados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido