Joyco busca entrar en el negocio de la energía

José J. Ortiz, gerente de la empresa, que es parte de la interventoría del Cruce de la Cordillera Central y de Ruta del Sol II, habló de sus planes.

José Joaquín Ortiz, gerente general de Joyco

José Joaquín Ortiz, gerente general de Joyco, empresa colombiana de interventoría y consultoría.

Rodrigo Sepúlveda/Portafolio

POR:
Portafolio
octubre 25 de 2018 - 06:51 p.m.
2018-10-25

La empresa de consultoría de infraestructura Joyco, que cumple 40 años en el sector, quiere entrar en el mercado de la energía.

Según José Joaquín Ortiz, su gerente general, ese es uno de los pasos que da la compañía para seguir diversificando su portafolio y, entre otras cosas, impulsar la innovación.

Portafolio habló con Ortiz sobre los proyectos que ya tiene con entidades públicas, como el Cruce de la Cordillera Central –conocido como el túnel de La Línea– o la Ruta del Sol II, y las posibilidades para consolidarse en el sector privado. 

(Plantean una hoja de ruta para impulsar a pymes de ingeniería). 

¿Cómo ha sido el recorrido de estos 40 años en Joyco?

Aunque la empresa empezó prestando servicios de transporte de materiales, hoy está dedicada a la consultoría y las interventorías. Hemos trabajado para los clientes que en este país mueven la infraestructura de transporte como el Ministerio de Transporte, el Instituto Nacional de Vías (Invías), la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), TransMilenio, y para el Instituto de Desarrollo Urbano, entre otros.

También hemos trabajado con peritajes, y debidas diligencias para, por ejemplo, proyectos de 4G. Hoy tenemos 300 empleados.

¿Han visto la oportunidad en entrar en otros sectores?

En todos los proyectos transversales, que son los temas ambientales, sociales y prediales, hemos reforzado el equipo. Y es justamente esa experiencia la que queremos mover hacia proyectos diferentes, no solo en infraestructura vial, sino en temas de generación de energía por métodos renovables no convencionales.

¿Ya hay algún proyecto en firme en ese campo?

Estamos interesados en entrar. Y pensamos que estos temas transversales, como los prediales, ambientales y sociales, casan perfecto para los que quieran desarrollar iniciativas de transmisión de energía o de generación de energía. Ya hemos hecho contactos con la firmas francesas Neoen y Biotop. Y, por otro lado, nuestro potencial cliente para estos proyectos es Eiffage, que es otra firma francesa.

La Corte Constitucional dijo que las consultas previas no podían detener actividades extractivas, ¿cómo se ve el caso en el sector de infraestructura?

En todo caso siempre se tiene que tener en cuenta a la comunidad, lo que es clave para que el proyecto se ejecute con éxito. Tuvimos un ejemplo de éxito, que fue la concesión Girardot-Ibagué-Cajamarca, en la que el gerente del proyecto estaba al frente de la conversación con la comunidad. Y con eso logró que las obras se hicieran mucho más rápido de lo que se esperaba.

¿Qué otros proyectos retadores han tenido?

El mayor reto que tenemos ahora es la terminación del Cruce de la Cordillera Central, que es la segunda calzada Calarcá-Cajamarca, que incluye 20 túneles cortos, un túnel principal de 8,6 kilómetros y más de 20 viaductos. Nosotros somos la interventoría, conformada por tres empresas más: SAITEC, R&Q y nosotros. Esa iniciativa es retadora porque nos encontramos con mucha incertidumbre al llegar a las obras, y a través de un estudio juicioso que hizo la firma consultora de los contratistas, ya tenemos mucha más claridad de lo que se necesita. Otro de esos proyectos es la Ruta del Sol tramo II, en la que también estamos trabajando en sociedad con unas firmas españolas.

Y faltan $600.000 millones adicionales para acabar eso...

Correcto. Hay que decir que todavía hay incertidumbre sobre el costo final del proyecto, porque aunque tenemos idea de qué hay, cuando se empiece a ver el terreno se pueden encontrar más problemas.

¿Qué oportunidades ven con la reglamentación de los pliegos tipo?

Es un panorama que se ve muy bien, porque nosotros hoy en día presentamos ofertas con toda la tranquilidad con clientes como la ANI, el Invías, o el IDU. Pero en las regiones participamos muy poco porque la situación no es así. Vemos con muy buenos ojos la implementación de los pliegos tipo, y esperamos que eso nos ponga a todos a jugar con reglas claras.

¿Cuál es la participación que tienen en el mercado actualmente?

Es variable. Nosotros hemos llegado a tener el 5% de los contratos de competitividad, por ejemplo. Pero hoy en día tenemos una participación importante con grandes clientes como el Invías, con el que tenemos cinco proyectos. Además tenemos el contrato para hacer la medición del tráfico diario en el país, y allí es interesante porque este año utilizaremos inteligencia artificial para hacerlo, como parte de la innovación de la empresa, en un trabajo conjunto con unos jóvenes.

Además de ese proyecto, ¿ya están aplicando la innovación a otras áreas de la empresa?

No por ahora. Tenemos algunas ideas y tenemos que encontrar quien nos puede ayudar a desarrollarlas pero la idea es seguir implementándola.

¿Qué se viene para la compañía, después de estos 40 años?

Vemos oportunidades principalmente en la infraestructura y en el sector mineroenergético pero también nos interesa llegarle mucho más al sector privado. Además, definimos una estrategia, que dividimos en tres partes.

(Interventorías de vías 4G atraen a 27 empresas). 


La primera son las asesorías técnicas, en donde ubicamos los peritajes y debidas diligencias. La segunda es la gerencia de proyectos, en la que podremos dar el salto con nuestra experiencia. En tercer lugar, queremos trabajar en la estructuración de proyectos: como Joyco podemos entrar a llevar nuestras ideas a un nivel de prefactibilidad y después ver si las vendemos o buscamos inversionistas, para pasar a factibilidad y seguir adelante. 

María Camila González Olarte

Siga bajando para encontrar más contenido