Justo & Bueno llega a Chile y recibe inversión

La cadena reveló el ingreso a un tercer país y anunció que el fondo Australis Partners y otros socios acordaron capital por USD$18,4 millones.

Justo y Bueno

La cadena colombiana también tiene 100 tiendas en Panamá.

Rodrigo Sepúlveda / EL TIEMPO

POR:
congom@portafolio.co
diciembre 20 de 2019 - 08:00 p.m.
2019-12-20

Justo & Bueno tiene en el radar ser la cadena de bajo costo más grande de América Latina.

(Lea: Justo & Bueno ya cuenta con 1.000 tiendas en Colombia)

Y en estos momentos ya avanza en ese objetivo, según revela Michel Olmi, CEO de Reve Group, propietario de Justo & Bueno y Tostao, al responder preguntas de Portafolio.
“Justo & Bueno inicia el 2020 con presencia en tres países: Colombia, Panamá y Chile.

(Lea: D1, Rappi y Tostao ya superan a las marcas más tradicionales)

Nuestro propósito, además de abrir tiendas nuevas es consolidar la operación. La apuesta en el mediano plazo es convertirnos en la cadena de bajo costo más grande de América Latina”, señaló Olmi.

A la estrategia de fortalecimiento que mencionó el directivo se sumó, ayer, el anuncio de que el fondo de capital privado Australis Partners y otros socios acordaron una inversión de USD$18,4 millones para Reve Group.

Según expresó la compañía, los recursos serán para el fortalecimiento y consolidación de la operación de Justo & Bueno en Colombia y Panamá, así como la de Tostao”.

“Esta es una muy buena noticia para nosotros como grupo. Creemos en Colombia y continuaremos trabajando para seguir aportándole al país opciones de empleo formal y de consumo de buena calidad a precios justos”, indicó Olmi al respecto.

Australis Partners es una firma estadounidense de inversión independiente que administra fondos de capital privado con foco en México, Colombia, Perú y Chile. Fue fundada en 2014.

Respecto a la operación en Colombia, Michel Olmi indicó que el 2019 ha sido de importantes logros.

De hecho, en la semana que termina cumplió con la apertura de su tienda 1.000 en Colombia, tras poco más de tres años de presencia en el mercado. Este local, que se convierte en hito para la compañía, opera en Cali.

La cadena genera cerca de 7.500 empleos directos en el país y estima que por cada nuevo punto abre 6 nuevas plazas en promedio, indicador positivo para dinamizar el mercado laboral, favoreciendo especialmente a mujeres cabeza de familia y jóvenes.

Justo & Bueno está presente en 24 departamentos y 249 municipios. “Nos gusta pensar que esto es solo el comienzo”, señala el directivo al explicar el ánimo de abrir más puntos de venta en 2020, sin más detalles al respecto.

“Con algo más de 3 años apenas estamos empezando, pero vamos bien y aún nos falta complementar nuestra presencia tanto en los municipios en los que ya estamos como en los que nos falta llegar”, añadió.

Indicó que la cadena siempre ha explorado nuevos lugares para llegar con su oferta y ha podido llegar a los sitios más apartados.

“La cifra de ventas crece todos los meses, pero estamos cerca de los $300.000 millones mensuales. En 2019 registramos un crecimiento en ventas del 57%”, indicó el directivo.

EL FUTURO

Las perspectivas hacia delante son favorables. “Estamos convencidos de que 2020 será un gran año, porque además de abrir tiendas, seguiremos fortaleciéndonos y consolidándonos como una gran familia y como cadena”, indicó el CEO de Reve Group.

Al enfatizar que el 2020 será un buen año para el consumo, especialmente en las llamadas tiendas de descuento duro, comentó que su modelo de negocio es visto por los consumidores como una oportunidades para ampliar la variedad con precios justos y buenos productos.

Cuando se le pregunta cómo ve a Justo & Bueno frente a sus inmediatos competidores como D1 y Ara, Olmi aseguró que según las firmas de estudios de mercado “somos el segundo discounter en penetración”.

Sin embargo, comentó que “lo importante para nosotros es saber que día a día nuestros clientes acceden a productos de calidad a precios que para ellos son bajos pero para nosotros son los justos. Esto nos ayuda a seguir fidelizando clientes y creciendo”.

“El país cambió el día en que nosotros trajimos los discounter a Colombia. Este modelo democratiza el consumo. Hay espacio para todos, la competencia es sana y lo más importante es que el beneficiado ha sido y seguirá siendo el consumidor”, dijo Michel Olmi, al contestar si considera que el modelo de negocio ha golpeado a los grandes supermercados y a las tiendas tradicionales.

La empresa dice que su modelo comprende una amplia variedad de productos nacionales e importados como alimentos, bebidas, cuidado personal y hogar, de buena calidad a precios justos, algunos de marca propia; alianzas con cajas de compensación, empresas de servicios públicos y domicilios que facilitan el proceso de compra; y tiendas agradables, con un concepto alegre y cercano. Se declara pionera en la adopción de diferentes medios de pago en este tipo de establecimientos.

Para Michel Olmi, la compañía está convencida de que en Colombia “se pueden hacer cosas grandes y que con cosas básicas, como los productos que vendemos en Justo & Bueno, vamos a sacar al país adelante. Hemos democratizado el acceso a productos que antes las personas sin alto poder adquisitivo no conocían. Con la apertura de la tienda número 1.000 en tres años de operación, queremos agradecer a nuestros clientes, empleados, aliados y proveedores, sin ellos esto no sería posible”.

Justo & Bueno hoy cuenta con 360 proveedores. Adicionalmente, tiene 15 centros de distribución localizados en diferentes puntos geográficos del país, donde se despachan los productos a las tiendas. Desde el 2016, año de inicio, al 2019, han crecido un 236%.
En cuanto a la presencia de la marca en Panamá, Olmi dice que la operación en ese mercado ha sido muy positiva. Allí genera 798 empleos.

“Nuestro modelo ha tenido gran aceptación en ese país. Actualmente, tenemos 100 tiendas y hemos generado 798 empleos directos”, indicó, al señalar que se mantiene la intención de expandir sus tiendas en el territorio panameño.

El directivo también fijó su posición sobre la polémica que se ha generado en torno a una denuncia admitida ante un juzgado en torno al uso de lactosuero en la leche -práctica que está en contra de las normas- de parte de varias compañías caracterizadas, especialmente, por producir a cadenas de comercio leche con marcas propias.

“Para nosotros, los consumidores son lo más importante, les ofrecemos productos de calidad y trabajamos de la mano de nuestros proveedores para garantizarla.

Nuestros productos son revisados con frecuencia por las entidades de control y cumplen con todos los estándares, por lo cual realmente no nos afecta esa queja que, además, no ha sido corroborada”, puntualizó el más alto directivo de la cadena colombiana Justo & Bueno.

congom@portafolio.co

Recomendados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido