close
close

Empresas

‘La Arena Bogotá estaría lista en el primer semestre del 2021’

El empresario Henry Cárdenas espera que para junio próximo la emergencia permita comenzar con eventos de 75% de aforo.

Henry Cárdenas, CEO de Marketing Network,

Henry Cárdenas, CEO de Marketing Network, compañía que compró la Arena Bogotá.

Archivo particular

POR:
Portafolio
julio 20 de 2020 - 08:49 p. m.
2020-07-20

Luego de una inversión de US$30 millones, la compañía del reconocido empresario del mundo de los espectáculos, Henry Cárdenas, proyectaba la entrega del Coliseo de la Arena de Bogotá para diciembre de este año.

(Zar de los espectáculos compra Arena Bogotá y agilizará las obras). 

Pero con la emergencia, el calendario sufrió un ajuste y la terminación de la megaobra, con capacidad para 24.000 espectadores, se daría en el primer trimestre de 2021. En diálogo con Portafolio, Cárdenas habló sobre el proyecto y su perspectiva del sector.

¿Cómo avanza el proyecto de la Arena de Bogotá en medio de la coyuntura?

En este momento seguimos en construcción. Si se pasa por la Arena se ve una cantidad de grúas que están montando en este momento el techo. Nuestro plan continúa igual, se ha retrasado un poco por las circunstancias, pero no ha cambiado. Estuvimos dos meses parados y ahora volvimos con todos los protocolos que dictan las autoridades nacionales y locales y estamos continuando como se había planificado.

(Arena Bogotá, un megacomplejo para grandes espectáculos). 


Antes de la pandemia la fecha de entrega era diciembre de este año, entonces con los dos o tres meses que estuvimos cerrados, en el primer semestre de 2021 tiene que estar terminada.

Después de esa inversión, ¿qué pasa por la mente de un empresario como usted ante este panorama?

Yo espero que para cuando esté lista ya haya pasado todo y estemos en la normalidad, pero si no es el caso, pues tendríamos que ser creativos, trabajar en capacidades menores. También tenemos dos espacios adyacentes a la Arena, uno al frente y otro detrás, cerca del río Bogotá donde podemos hacer conciertos al aire libre. Hay que ser innovadores, pero el proyecto es prioridad para nosotros, para Bogotá, para Colombia y para Suramérica.

Y lógicamente el éxito está sujeto a la colaboración de la comunidad. Así que, si no es dentro de seis meses, será dentro de un año o dentro de dos, pero el proyecto sigue.

¿Cuándo cree que se volverán a hacer espectáculos?

Es un panorama muy incierto y nosotros somos los últimos en la fila, pero yo diría que de pronto a mediados del año que viene.

Sin embargo, esta situación tiene dos problemáticas. Por un lado la humana, donde tenemos que encontrar algo medicinal que cure la epidemia y está claro que no va a haber una vacuna antes de diciembre.

Y la otra es la económica. No sabemos cómo va a terminar la gente en cuestiones económicas. Entonces hay muchas incógnitas, pero siempre se ha comprobado que en situaciones como estas donde hay enfermedades, problemas, desempleo, la gente de alguna manera encuentra la forma de divertirse. Así que yo diría que mínimo 12 meses para volver a tomar la batuta en esta industria.

Y así autoricen los eventos, ¿cree que la gente va a tener confianza de volver?

Yo creo que depende del espectáculo y de la demografía. O sea, la juventud está loca por salir y sé que con sus máscaras y tomando las precauciones irán a los espectáculos. Las personas mayores, en cambio, creo que se van a cuidar hasta que haya una solución médica.

¿Qué tanto los va a afectar el tema del aforo?

El tema de aforo va a golpear totalmente a la industria. Por ejemplo, acá en los Estados Unidos ya hay sitios donde podemos hacer espectáculos, pero a 25% o 50% de capacidad en las arenas. Sin embargo, esas condiciones no le sirven a una empresa como la mía porque eso no da para los costos del artista, de la producción ni de la arena.

Entonces yo tendría que esperar mínimo que sea de 75% al 100% de capacidad para poder reanudar labores en los espectáculos.

¿Cómo ve el tema de los conciertos virtuales? ¿Va a ser ese el futuro de lo espectáculos en el corto y mediano plazo?

Yo creo que en este momento esos eventos virtuales han sido vitales para mantener la industria. El problema que tiene lo virtual es que se hace un concierto con un artista y no los 100 que hacíamos nosotros al año. Entonces, económicamente no podemos sobrevivir haciendo conciertos una vez al año, no de la manera que tenemos nuestra empresa estructurada.

Así que por ahora creo que está bien, han mantenido la industria, las personas se están entreteniendo, pero no es el futuro.

No me imagino que vayamos a vivir años sin tener conciertos, partidos de basketball, o de fútbol. En Australia están jugando rugby con estadios llenos, lógicamente ellos hicieron lo que tenían que hacer.

Entonces vamos a volver, pero la pregunta que realmente genera incertidumbre es cuándo.

¿Los espectáculos se convertirán en un lujo?

No estoy de acuerdo con que los conciertos van hacer para ciertas personas de categoría alta, no creo que sean un lujo. Yo creo que cuando pase la pandemia volvemos a la normalidad. Además, la mayoría de la gente que acude a conciertos no solamente en Estados Unidos, sino en Latinoamérica son personas trabajadoras, de clase media, baja y alta. Así que creo que seguirán los mismos precios, pero lógicamente depende de la capacidad.

¿Qué están haciendo en este momento?

En Estados Unidos únicamente estamos planificando para el año que viene, no estamos haciendo mayor cosa. Con el equipo colombiano estamos dedicados a terminar la Arena y esperando porque nosotros somos un poco parecidos a los restaurantes. Un restaurante bueno no puede sobrevivir con el 25% de capacidad ni con el 50% tampoco, porque los márgenes son muy pequeños.

Entonces con negocios que trabajan con un margen de entre el 10% y el 15% con 100% de capacidad, entonces imagínese cómo sería con el 50% o 25%.

No es viable que en un sitio para 10.000 personas dejen entrar solo a 2.500. Estamos en la misma base que los artistas, en casa esperando.

¿En cuánto se calculan las pérdidas?

Sobrepasan los millones de dólares. Porque como sabe en marzo 12 paramos. Nosotros en realidad en enero no hacemos mucho y ahorita solo trabajamos un mes de los 12 meses. Yo llevo cuarenta y pico de años en este negocio generando ventas de más de US$150 millones al año y en 2020 no va a haber esas ventas. Son incalculables las pérdidas.

María Camila Pérez Godoy

Destacados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido