close
close

Empresas

La búsqueda de la paridad de género va por buen camino

Así lo muestra el Informe Global de la Brecha de Género 2020, del Foro Económico Mundial. 

Ángela Merkel

Alemania eligió en noviembre de 2005 a Ángela Merkel como la primera jefa de gobierno en la historia moderna del país.

Archivo particular

POR:
Portafolio
marzo 17 de 2020 - 09:59 p. m.
2020-03-17

El Informe Global de la Brecha de Género 2020, del Foro Económico Mundial advierte que al ritmo actual el mundo se demorará un siglo en lograr la equidad entre hombres y mujeres. Y en medio de ese tema hay dos buenas noticias para Colombia: una que Latinoamérica y el Caribe tardaran 56 años para cerrar la brecha; y la segunda que Colombia avanzó 18 casillas y se colocó en la casilla 22 entre 156 países que fueron medidos en este índice.

Y esto se ve reflejado en “decisiones cruciales del presidente Iván Duque como el gabinete paritario entre hombres y mujeres. Para el empoderamiento político de las mujeres colombianas también son importantes el hecho de tener una vicepresidente en ejercicio, Marta Lucía Ramírez, y que tres de las economías más grandes del país –Bogotá, Valle del Cauca y Atlántico– sean gobernadas por mujeres”, reseñaba recientemente el director de Portafolio, en su editorial sobre el ‘día de la mujer’.

Y agregó: “En materia de participación y oportunidades económicas el panorama no es positivo. La cara del desempleo en Colombia es femenina y joven. La tasa de desocupación de las mujeres es varios puntos superior a la de los hombres. Además, la brecha salarial, esto es lo que ganan hombres y mujeres por un trabajo similar, es del 17%”.

De hecho, el Foro Económico Mundial afirma que el índice de este año destaca las áreas en las que los responsables de las políticas deben centrar una mayor atención. Una mayor representación política, y en algunas naciones, cualquier representación para las mujeres, es una necesidad apremiante.

Sin representar a la mitad de la población en la política nacional y local, el progreso se verá obstaculizado en otras áreas pertinentes a las mujeres y la búsqueda de la paridad de género. Esto se muestra claramente en la dimensión de la participación económica y la oportunidad. Sin cambiar la legislación y las actitudes culturales / sociales hacia la cantidad relativa de tiempo que las mujeres dedican al trabajo doméstico y la atención no remunerada, la carga de las tareas domésticas y de cuidado no se reequilibrará, una situación que continuará socavando las oportunidades profesionales de las mujeres.

Mirando hacia el futuro, los encargados de formular políticas deben tomar medidas para equipar mejor a las generaciones más jóvenes, particularmente en los países en desarrollo, con las habilidades para tener éxito en el mundo de los futuros empleos. Es necesario aumentar los logros en educación formal, y se debe aplaudir la fuerte paridad de género en esta área, pero no es suficiente para proporcionar a los hombres y mujeres jóvenes que se gradúan de todos los niveles de educación los tipos de habilidades necesarias para el mercado laboral de la Cuarta Revolución Industrial. A este respecto, las brechas de género persisten y es probable que se agraven a menos que se aborden ahora.

Vale decir que la reciente edición del Informe Global de la Brecha de Género 2020 se realizó en cuatro dimensiones: participación y oportunidad económica, logro educativo, salud y supervivencia y empoderamiento político.

En general, la búsqueda de la paridad de género ha mejorado, retrocediendo menos de un siglo y registrando una mejora notable en los 108 años en el índice de 2018. Una mayor representación política de las mujeres ha contribuido a esto, pero el ámbito político es el de peor desempeño.

En el otro extremo de la escala, se pronostica que tomará solo 12 años alcanzar la paridad de género en la educación, y de hecho, en general, la paridad de género se ha logrado completamente en 40 de los 153 países clasificados.

Profundizando en los hechos y las cifras, tomará 95 años cerrar la brecha de género en la representación política, con mujeres.

Positivamente, el llamado “efecto del modelo a seguir” puede estar generando dividendos en términos de liderazgo y salarios. La mejora del empoderamiento político de las mujeres, como regla general, ha correspondido con un mayor número de mujeres en puestos de responsabilidad en el mercado laboral.

PUESTOS DE LIDERAZGO: ASIGNATURA PENDIENTE 

En contraste con este progreso positivo en el noble mundo del liderazgo, la participación de las mujeres en el mercado laboral más amplio se ha estancado y las disparidades financieras están aumentando. A nivel mundial, la tendencia es hacia una imagen en deterioro en las economías emergentes y en desarrollo, lo que está compensando los avances logrados en los países de la OCDE.

Aunque el logro educativo, así como la salud y la supervivencia disfrutan mucho más cerca de la paridad (96,1% y 95,7% respectivamente), un área importante de preocupación es la participación y oportunidad económica.

Esta es la única dimensión donde el progreso ha retrocedido. Aquí, las cifras son aleccionadoras, con una situación en deterioro que obliga a la paridad de género a un bajo nivel de 57,8%, lo que a su vez representa 257 años masivos antes de que se pueda lograr la paridad de género.

El informe destaca tres razones principales para esto: las mujeres tienen una mayor representación en los roles que se están automatizando; no hay suficientes mujeres entrando en profesiones donde el crecimiento salarial es el más pronunciado (más obviamente, pero no exclusivamente, tecnología), y las mujeres enfrentan el problema perenne de infraestructura de atención insuficiente y acceso al capital.

Mirando hacia el futuro, el informe revela que el mayor desafío para evitar que se cierre la brecha económica de género es la escasa representación de las mujeres en los roles emergentes. En computación en la nube, solo el 12% de los profesionales son mujeres. Del mismo modo, en ingeniería y datos e inteligencia artificial, los números son 15% y 26% respectivamente.

Destacados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido