La demanda de carreras en Picap crece 100% cada mes 

A pesar de que el Mintransporte se opone a la operación de la plataforma, en el país se hacen entre 30 mil y 40 mil viajes diarios en 13 ciudades. 

Picap

La plataforma empezó a operar en Bogotá en el 2016. La capital del país es la ciudad donde más trayectos se hacen al día.

iStock

POR:
Portafolio
abril 24 de 2019 - 10:27 p.m.
2019-04-24

En el 2018, la polémica aplicación de mototaxismo colombiana Picap registró alrededor de 10 millones de viajes en el país y, de acuerdo con sus directivos, el crecimiento en la demanda es significativo, aumentando a un ritmo del 100% mensual.

Esta plataforma, que se encarga de conectar a conductores de motos con usuarios, y que fue creada en el 2016, actualmente opera en catorce ciudades, incluyendo Ciudad de México, donde empezaron a funcionar recientemente.

(Apps para uso de transporte público en moto como Picap son ilegales). 

En Colombia, según afirma Camilo Rodríguez, CEO y fundador de la empresa, se hacen entre 30.000 y 40.000 viajes diarios –dependiendo de la temporada– en Bogotá, Medellín, Cali, Bucaramanga, Manizales, Ibagué, Montería, Popayán, Neiva, Cartagena, Villavicencio, Armenia y Pereira.

Además, de acuerdo con Rodríguez, el crecimiento de la demanda en viajes se ha dado de la mano del aumento del número de conductores registrados y activos.

De hecho, al cierre del año pasado en la aplicación había 60.000 conductores vinculados y en lo corrido del 2019 ya figuran 80.000, lo que representa un crecimiento del 33% en menos de cuatro meses.

En cuanto a los ingresos, el año pasado la empresa facturó alrededor de $600 millones, basados en el cobro de una tarifa de uso de la aplicación del 15% para los viajes hechos con motos.

Sin embargo, la firma asegura que no cobra comisión por los vehículos que operan con su plataforma, ya que no son su mercado objetivo principal.

(Picap, la polémica app de mototaxismo). 


Según proyecciones de Rodríguez, el número de servicios logrados al finalizar el 2019 sería 2.000% superior al del 2018, meta que considera podría alcanzarse teniendo en cuenta que hoy en día hay un mayor conocimiento sobre la app y lo que él considera son sus ventajas.

“El servicio de moto permite a los usuarios ahorrar hasta un 70% en tiempo de traslado y un 40% en dinero, pues los costos son muy inferiores a los de un taxi e incluso un Uber. Adicionalmente, nosotros no tenemos tarifas dinámicas, ni recargos, así que la gente puede pedir un Picap con mayor confianza. También sabemos que nuestro servicio es efectivo y oportuno, ya que una vez se pide, el conductor se puede comunicar con el usuario por chat y no se tardan más de cinco minutos en llegar a recogerlo. Es por eso que cada vez más personas requieren estos servicios”, señaló Rodríguez.

Sin embargo, ese rápido crecimiento de Picap se ha desarrollado en medio de lo que considera el Ministerio de Transporte, es una operación ilegal, ya que el mototaxismo no es permitido en el país.

De hecho, el auge de la aplicación prendió las alertas de esa entidad y en marzo pasado el Mintransporte interpuso una acción popular contra la sociedad comercial Picap INC, al considerar que la empresa “está haciendo una explotación indebida de plataformas tecnológicas para concretar la prestación del servicio de transporte con motocicletas pertenecientes a terceros, a cambio de una contraprestación económica determinada unilateralmente”, dice el texto presentado ante la Sección Primera del Tribunal Administrativo de Cundinamarca.

Sin embargo, esta medida aún se encuentra en la fase inicial, a la espera de ser admitida en un juzgado del circuito. Al respecto, Rodríguez indica que aún no han sido notificados y en su opinión, la plataforma es legal, ya que como otras aplicaciones, se encarga de conectar a la oferta con la demanda a través de la tecnología.

“En países como Bangladesh o Indonesia estos servicios ya fueron regulados y funcionan correctamente, sin embargo la legislación en Colombia es más lenta. Lo que nosotros hicimos fue extrapolar lo que se ve en el día a día en la calle, porque la gente puede pedirle a un vecino que lo acerque a la oficina y a cambio se da un reconocimiento económico”, señaló.

En cuanto a la seguridad, asegura que se hace una revisión de antecedentes penales a los conductores que se registran y se estudia la validez del Soat y la licencia de conducción.

Adriana Carolina Leal Acosta

Siga bajando para encontrar más contenido