close
close

Empresas

‘La licencia ambiental la tendremos pronto’

Ricardo Gaviria, presidente Cerro Matoso, afirmó que el níquel sigue siendo un mineral estratégico para el país. 

Ricardo Gaviria, presidente del complejo minero de Cerro Matoso,

Ricardo Gaviria, presidente del complejo minero de Cerro Matoso, para la producción de níquel.

Archivo particular

POR:
Portafolio
febrero 03 de 2021 - 07:20 p. m.
2021-02-03

La producción de níquel en el complejo minero de Cerro Matoso, le representa la país entre el 3% y 4% de sus exportaciones tradicionales. Y su operación seguirá en la agenda minera de Colombia por muchos años más.

(La carta de Cerro Matoso para nivelar producción). 

En diálogo con Portafolio, su presidente Ricardo Gaviria afirmó que la actividad de este complejo minero que cumplirá 40 años en el 2022, le ha dejado al país en más de tres décadas entre $6 billones y $7 billones entre regalías e impuestos. Solo en el 2020 se pagaron $370.000 millones entre ambos derechos económicos, que equivalen a cerca del 31% de presupuesto del departamento de Córdoba. “El níquel sigue siendo un mineral estratégico para el país”, subrayó.

¿Por qué la operación de Cerro Matoso es estratégica para el país?

La producción de níquel le representa la país entre el 3% y 4% de sus exportaciones tradicionales, y su operación seguirá en la agenda minera de Colombia por muchos años más. La actividad de este complejo minero cumplirá 40 años en el 2022 y en los últimos 35 años le ha dejado al país entre más de $6 billones y 7$ billones entre regalías e impuestos. Solo en el 2020 se pagaron $370.000 millones entre impuestos y regalías, y que equivale a cerca del 31% de presupuesto del departamento de Córdoba. El níquel sigue siendo un mineral estratégico para el país.

(‘Importaremos níquel para crecer producción’). 


Se le demostró al país que Cerro Matoso puede seguir con operación bajo condiciones extremas, como la pandemia por la covid-19. Cuando comenzó la emergencia sanitaria por la llegada del coronavirus en marzo del año pasado, fuimos el único complejo minero a gran escala de operación industrial que mantuvo su nivel de tareas y no se suspendieron las labores regulares.

¿Cuál es la proyección de la operación para el 2021?

Seguiremos con la operación, aunque la concesión este programada hasta el 2029. Pero hay níquel para extraer más allá de este año. Esta situación la venimos abordando entre los accionistas y el gobierno de Colombia. Continuaremos con las tareas de producción. Es una operación minera estable que registra un negocio con importantes resultados económicos para la región Caribe y para el país.

¿Hay nuevos proyectos e inversiones?

Se han realizado inversiones importantes como la de modernización de la línea del segundo horno por US$50 millones. Así como el desarrollo del nuevo proyecto de Aprovechamiento de Recursos Minerales en los cerros Queresas y Porvenir en el municipio de Planeta Rica, en los que se invirtieron entre US$18 millones y US$19 millones. Así mismo, estamos desarrollando el proyecto para aumentar la capacidad en la planta de procesamiento, cuya inversión está trazada entre US$22 millones y US$24 millones. Y tenemos la intención de asociarnos con un tercero para el montaje de una planta solar para auto generación, y la inversión estaría entre US$100 millones y US$120 millones.

¿Cómo se sincronizará Cerro Matoso en la política de Transición Energética?

El mensaje del Gobierno es que proyectos de minería a gran escala como la de Cerro Matoso desarrollen proyectos de generación de energía renovable no convencional para la autogeneración. Y esta iniciativa la estamos contemplando. Somos uno de los grandes consumidores de electricidad del país. Nuestra demanda de energía es del 3% o 4% de lo que se produce. La intención no es trasladar el consumo de corriente por fuentes limpias, pero si el desarrollo de plantas solares para autogeneración en algunas de las unidades de producción, o de la misma operación. Estamos haciendo análisis de las inversiones para este proyecto. Pero ya dimos los primeros pasos con la inclusión de buses eléctricos a nuestras tareas.

¿El proyecto en Planeta Rica ayudará a extender la vida de Cerro Matoso?

Desde hace nueve años la tarea del complejo minero es mantener una producción por encima de las 40.000 toneladas de níquel al año, a pesar de la propia declinación natural de la actividad. Por esta razón comenzó la operación del proyecto Esmeralda, y ahora último el de Paneta Rica en los cerros de Queresas y Provenir, cuya producción se estima para finales del primer semestre de este año. Así hay garantía de mantener el citado nivel en el volumen de producción. Con la estructura de costos y la operación de la mina, podemos tener la tarea a flote el precio del níquel baja.

¿Nuevos proyectos de exploración?

El del municipio de San José de Uré no lo desarrollamos ya que no era comercialmente viable su producción. Pero si estamos realizando otros trabajos de exploración, precisamente al sur de esta cabecera municipal con la toma de muestras y es factible asociarlas a las iniciativas de Queresas y Porvenir. Así mismo, al norte de Planeta Rica, hemos encontrado prospectos para iniciar trabajos de exploración.

¿Cómo va el proceso de la licencia ambiental?

La Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla), ha venido haciendo su trabajo. Durante la pandemia se realizaron reuniones virtuales para hacer aclaraciones acerca del Estudio de Impacto Ambiental (EIA) que se presentó. El proceso va andando. Este trámite de licenciamiento es una orden de la Corte Constitucional, y hemos cumplido al pie de la letra la sentencia. Hay que esperar al Tribunal Administrativo de Cundinamarca, como garante del cumplimiento del fallo, que certifique que así se ha hecho. En cuestión de semanas esperamos la notificación con la nueva licencia.

Alfonso López Suárez
Redacción Portafolio

Destacados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido