La marca Alion apuesta por 10% del mercado cementero

El producto se fabrica en una nueva planta que montaron Grupo Corona y la española Molins, en Sonsón, Antioquia.

Alion

Juan Martínez, director general de Empresa Colombiana de Cementos.

César Melgarejo

POR:
Portafolio
octubre 30 de 2019 - 09:31 p.m.
2019-10-30

nicia operaciones la planta de Empresa Colombiana de Cementos, que nace de una alianza en partes iguales de Grupo Corona con la española Molins. De esta inversión por US$380 millones en Sonsón, Antioquia, nace la marca Alion que evoca la palabra aliado y que busca conquistar el 10% del mercado de la construcción y la infraestructura.

Juan Martínez, director general de la compañía, explicó las dimensiones de la operación y las aspiraciones en Colombia.

¿Desde cuándo existe la alianza Molins - Corona?

La firma del memorando de entendimiento entre el Grupo Corona y Cementos Molins, los dos socios de este proyecto, se hizo en octubre del 2015 y las obras comenzaron en diciembre del 2016. Ahora inicia operación.

¿Cuál es la participación de cada uno?

Es una asociación 50-50, pensada para perdurar. Son dos empresas de países diferentes, pero comparten muchos valores. Ambas son de origen familiar.

Corona está en casi todas las casas del país y la distribución es una de sus fortalezas, y Molins tiene presencia en países de América Latina como Argentina, Bolivia, Uruguay, México, y ahora Colombia. Tiene experiencia en todo lo que tiene que ver con cemento y sus aplicaciones. Opera 13 plantas y donde está tiene socios.

¿Cómo es la planta?

Es moderna y de última tecnología. Tiene capacidad de hasta 1,5 millones de toneladas anuales, pero ya viene pensada para ser duplicada. La planta está dividida en dos sectores: mina y proceso. El sector de mina ya fue pensado y dimensionado para la duplicación futura de la planta con la instalación de una segunda línea, para llegar a 3 millones de toneladas. Esta es de alta calidad y lleva más de 40 años en manos de Corona. Somos un jugador integrado que va desde la mina hasta la distribución.

Hemos invertido un billón de pesos, equivalentes a US$380 millones. Esa inversión es muy superior a la que podría tener un jugador no integrado pero, por otro lado, es la forma más eficiente de producir.

¿Cuánto se proponen producir inicialmente?

Empezamos despachos hoy mismo, entonces habrá una curva de entrada, pero nuestro objetivo es capturar 10% del mercado colombiano.

¿En cuánto tiempo?

Eso dependerá del crecimiento del mercado, el cual aumentó de forma importante entre el 2005 y el 2015, y se ha quedado en ese nivel en los últimos tres o cuatro años. Ahora se ve una reactivación con un potencial a mediano plazo para que, incluso, puedan duplicarse las necesidades que tiene Colombia de este producto para su desarrollo, tanto en vivienda como en infraestructura. Eso se puede ver con indicadores como el consumo per cápita que es bajo, inferior a la media regional.

¿Cuáles son esos datos?

Hablamos del orden de 250 kilos de cemento por persona al año, para un total aproximado de 12 millones de toneladas vendidas. La media regional está de 330 a 350 kilos. Las necesidades del país indican que debería estar por encima.

¿Cómo está el negocio en la coyuntura?

El año pasado cerró en unos 11,8 millones de toneladas y se espera que este cierre esté en 12,5 millones de toneladas, ya con un poco de reactivación que se está viendo.

¿Cree que esa mejora es sostenible en el tiempo?

No tenemos una bola de cristal, este es un negocio de largo plazo. La mina estará en operación por un mínimo de 70 años, mientras que la planta se deprecia en 30 años. Entonces construiremos plantas por encima de la que hoy inauguramos, pero sin duda el país va a requerir ese producto para desarrollarse.

¿Qué quiere decir Alion y cómo es frente a lo que hay en el mercado?

Alion no significa nada, pero evoca un aliado para prestar buen servicio y excelente producto. Nuestro lema es: “Siempre firme”.

Queremos dar un producto de calidad y un buen servicio a nuestros clientes, entonces nos estamos apoyando en el conocimiento del consumidor que tiene Corona y en la experiencia de Molins. Muchos de los constructores más sofisticados que exigen un desempeño técnico avanzado nos conocían.

¿Qué propiedades tiene el producto?

Su regularidad. Eso quiere decir que es el mismo todos los días. Nosotros tenemos incorporado dentro del proceso una serie de controles y de análisis que se hacen en línea sobre lo que es la materia prima, que nos permiten reducir la dispersión de la calidad. Entonces somos capaces de dar el mismo producto, muy ajustado y regular siempre. Eso es lo que busca siempre el usuario, que no quiere cambiar la receta con la que usa el cemento para hacer concreto.

¿Cuál es la tarea de penetración?

Como pretendemos capturar el 10%, tenemos una estrategia para estar en todos los canales existentes. Hay una parte importante que se vende en sacos, más de dos tercios del total, y otra parte se comercializa en granel. El primero será a través de distribuidores y ferreterías, con la fortaleza del Grupo Corona con sus almacenes propios y Homecenter. Y a granel, el canal principal es el industrial que abarca, por ejemplo, bloqueros y empresas de estructuras prefabricadas en concreto que usan el producto y, claro, los constructores que compran en saco o granel.

¿Qué hay de los precios?

Queremos tener un precio competitivo, pero como se trata de un producto de alta calidad y de baja dispersión, estaremos al lado de los mejores fabricantes del mercado.

COMPETENCIA Y FUTURO

¿Y la competencia?

El mercado ha sido de tres jugadores pero eso ha cambiado y hoy debe haber una docena de actores, muchos han hecho inversiones de menor monto y tienen
un costo que no es tan competitivo. Tenemos la planta con un costo hasta 20% menos en electricidad frente a la media del sector. Es respetuosa con el medio ambiente y responde a los más altos estándares internacionales.

¿Se concentrarán en cemento?

En un primer momento, sí. Molins tiene una serie de negocios entorno al cemento y estudiaremos traerlos en forma escalona- da al país. Por ejemplo, están los morteros de
alto desempeño para aplicaciones específicas.

Siga bajando para encontrar más contenido