close
close

Empresas

‘La región por ahora solo está recuperando lo que perdió en 2020’

William Maloney, economista jefe del Banco Mundial en América Latina, asegura que el reto está en el crecimiento a mediano plazo. 

William Maloney

William Maloney, economista jefe para Latam del Banco Mundial, destaca que Colombia está mejor que otros países.

Banco Mundial

POR:
Laura Lucía Becerra Elejalde
octubre 21 de 2021 - 09:58 p. m.
2021-10-21

Hace dos semanas el Banco Mundial presentó su informe para la región, en el que revisó las perspectivas de crecimiento para este año (6,3%) y para los dos siguientes. William Maloney, economista en jefe del Banco para América Latina y el Caribe, conversó con Portafolio sobre los retos de la región para impulsar su crecimiento.

(Lea: PIB de Colombia crecería un 7,7 % en 2021, según el Banco Mundial)

¿Qué factores son claves en la economía regional para esa revisión?

Para este año lo que tenemos es la reversión de la caída del año pasado donde la región en total cayó 6,7% y estamos recuperando 6,3% en 2021. A Colombia le ha ido algo mejor, pero en general la región está es recuperando lo que perdió en 2020 y la razón es el progreso que hemos hecho en la vacunación, que ha hecho posible esta recuperación de la economía.

(Lea: Para qué se usarán los US$500 millones que el BM le prestó a Colombia)

Hay una tendencia de bajar la proyección global, pero se mantiene alta en Latam y Colombia, ¿hay exceso de optimismo?

Diariamente se van ajustando las previsiones, depende en los mercados como se mueve la inflación, especialmente en EE.UU., y si eso va a llevar a un alza en las tasas de interés, también lo que está pasando en China y las implicaciones en materias primas. Nuestras previsiones para la región son 2,8% para 2022 y 2,6% para 2023, lo que es decente, pero no es muy alto, no hay tanto optimismo, hay mucho que recuperar.

(Lea: Banco Mundial inyectará otros 2.000 millones de dólares a Colombia)

¿Qué secuelas sociales de la pandemia son las que más preocupan?

El empleo bajó en 20% en 2020, y todavía no ha recuperado sus niveles anteriores. En general después de cada crisis el porcentaje del empleo formal baja 2 puntos, por lo que probablemente tendremos un desplazamiento hacia el empleo informal.

La pobreza subió a los niveles más altos de la última década, aunque los gobiernos han hecho un esfuerzo importante para moderar la tendencia. Y lo que más me preocupa es que los jóvenes de la región perdieron más de un año de educación, que en el largo plazo cuesta en movilidad social y productividad. Tenemos que diseñar programas y enfoques para combatir esa pérdida de capital humano.

¿Qué reformas son más urgentes?

El último informe del Banco Mundial muestra que hay retos persistentes de décadas pasadas, pero también un límite presupuestal, el Covid nos costó mucho y no hay mucho espacio fiscal. Hay que reconsiderar como estamos gastando plata en áreas claves. En la región las ineficiencias en el gasto del presupuesto rondan 4% del PIB.

En segundo lugar, hay que pensar en asignar más recursos a proyectos con mayor retorno social. Y además, Latinoamérica gasta un montón de plata en educación, pero en la región, más que en otras, los empresarios dicen que no tienen las habilidades que necesitan para crecer. Sugerimos cambiar la combinación de esfuerzos en educación, hacia habilidades técnicas.

¿Cómo está en la región y Colombia el nivel de endeudamiento?

En la región el endeudamiento total aumentó como 15 puntos, fue un esfuerzo grande por parte de los gobiernos, y eso trae consecuencias en el manejo de la deuda. Lo que nos preocupa es que si la inflación aumenta, eso llevaría a incrementar las tasas de interés, lo que haría más difícil saldar las deudas en los mercados internacionales.

¿Cómo ve el desempeño regional a mediano plazo?

Esa es la verdadera preocupación, las proyecciones para Colombia son un poco mejores en 2022 y 2023, 4,2% y 3,9% respectivamente, pero lo que nos preocupa es que antes de la crisis crecimos como región solo 2,2% mientras el mundo crecía 3,1%.

La pregunta es por qué nuestra tasa de crecimiento era tan baja, y parte de la respuesta es la dependencia a los precios de materias primas. A largo plazo el crecimiento no puede ser tan dependiente a precios, tenemos que diversificar y hacer que nuestras industrias sean más productivas e innovadoras para competir en el mercado global, eso implica retos en infraestructura, competitividad empresarial e innovación.

Para 2021 la expectativa en Colombia es 7,7%, ¿cómo ve la recuperación del país?

No tengo todo el panorama sobre los factores que están impulsado la recuperación, pero los precios de materias primas están ayudando, pero tenemos que enfocarnos en cinco años o en 10 años dónde queremos estar como país en términos de estructura productiva y de inserción en la economía global, eso es lo que merece mayor enfoque.

¿Cuáles son los principales retos que tiene Colombia?

En infraestructura Colombia ha hecho un esfuerzo en inversiones, pero ese es aún un reto, tenemos una brecha. La educación es clave, el tema de innovación y preparación de los empresarios, y en Colombia se han hecho experimentos interesantes, en Caldas está el programa Manizales Más, que la idea es fortalecer el sistema empresarial y de innovación para que los empresarios puedan crecer más y exportar, hay que mirar con más cautela experimentos así y ver qué podemos aprender.

Destacados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido