Las relaciones efectivas son una ventaja competitiva

Existen estudios que han demostrado que entre más comprometidos estén los empleados, mayor productividad habrá.

Todd Davis, chief people officer en FranklinCovey

Todd Davis, chief people officer en FranklinCovey, estuvo en Bogotá.

Cortesía

POR:
Portafolio
junio 07 de 2019 - 08:15 p.m.
2019-06-07

Hay que entender que todos tenemos algo que ofrecer y que, en ese sentido, vale la pena sostener relaciones efectivas como una ventaja competitiva dentro de las organizaciones.

Ese es uno de los mensajes de Todd Davis, director de talento humano de FranklinCovey y autor del libro ‘Get Better’, quien la semana pasada estuvo en Bogotá, en el World Business Forum.

¿Por qué las relaciones son una ventaja competitiva?

Cuando lo piensas, todos somos medidos, me refiero a la calificación en una empresa. Esto se debe a que tenemos diferente trabajos, estamos en diferentes industrias y nuestras carreras son distintas. Pero, en definitiva, todos tenemos una última medida, igual para todos, y se trata de los resultados que obtenemos.

En video: La herramienta de Citrix que mejorará su productividad en el trabajo 

Y a menos de que trabajes en una empresa donde tu eres el único empleado, dentro de una organización donde hay varios colaboradores, cada uno de ellos obtendrá sus resultados con y a través de los demás empleados. Es así como las verdaderas relaciones efectivas son la clave para lograr los objetivos y metas esperadas de esa persona en la compañía. Por eso digo que las relaciones efectivas son la verdadera ventaja competitiva dentro de una empresa.

¿Qué evidencia existe sobre ese valor efectivo de las relaciones desde el punto de vista empresarial?

Numerosos estudios han demostrado que entre más comprometidos estén los empleados, mayor productividad habrá, y los empleados productivos son quienes mejoran e impulsan los resultados finales. Las relaciones efectivas en el trabajo son la clave para generar empleados comprometidos.

(Lea: Dormir bien, el secreto del éxito laboral

¿Es necesario diferenciar las relaciones entre los grupos de interés?

Cada persona es diferente y única. Un verdadero líder, o un líder sabio, se tomará el tiempo para conocer bien a cada persona e integrante de su equipo, se preguntará: ¿Cuáles son sus intereses?¿Qué le está funcionando bien ahora? ¿Qué no le esta funcionado, y ¿qué será lo siguiente que podría hacer su colaborador? Llegar a conocer a la persona completa es una construcción crítica y efectiva para llevar a cabo una verdadera relación.

¿Cuáles son las relaciones que contienen valor real?

(Lea: Con mentorías, las empresas aportan a la productividad

La característica más importante de una relación efectiva es la intención.
Es decir, si mi intención para construir relaciones es vista de una forma egocéntrica, pensando en que me acerco a las personas porque podrán hacer algo por mí, será primero que todo una relación egoísta e interesada pero que, sobre todo, no llegará a nada. Pero si mi intención es conocer y acercarme a las personas, porque considero que realmente todos tenemos algo que ofrecer, y todos podemos ayudar de una u otra manera, ahí generaré relaciones duraderas, significativas y profundas a lo largo no solo de mi carrera sino también de mi vida.

¿Cómo construir relaciones que aporten a una organización?

Primero, debes aprender y estar seguro de saber cuáles son las metas de la empresa. Segundo, debes estar seguro de que tu equipo las conozca y esté enfocado en contribuir a lograrlas.

Los grandes líderes pasan demasiado tiempo asegurándose de que sus colaboradores entiendan y conozcan bien ‘por qué’ lo que hacen a diario es una razón fundamental para sus metas. Cuando la gente se siente conectada a la visión y dirección de la compañía, se vuelven mucho más comprometidos en el trabajo que desempeñan.

Dentro de la organización, ¿es necesario promover espacios para ver las relaciones como una ventaja competitiva?

Es un gran valor para la compañía hablar regularmente sobre la importancia de tener buenas relaciones efectivas, y crear tiempo y espacios o actividades especiales para fomentarlas. Los líderes deben ser entrenados sobre cómo desarrollar relaciones efectivas con sus equipos.

Como mencioné anteriormente, es conocer a la persona ‘completa’ y por lo tanto alinearla a las personas con tareas y proyectos que más les funcionen y les apasionen, para así obtener los resultados que se quieren tener.

Es fácil para un gerente ver la relación como una ventaja competitiva cuando en sus relaciones personales no es asertivo?


En una organización lo que valora el líder se valora. Es por esta razón que él o ella debe ser modelo con sus comportamientos, para el resto de la compañía.

Si se tiene un líder que no es asertivo ni proactivo, entonces, para empezar, éste no es un líder. No me malinterpretes, ser proactivo o asertivo no significa que tenga que ser extrovertido. Lo que sí quiero decir es que debe tener clara su visión y así llevar su equipo a cumplirla. En esto el papel de las relaciones efectivas juega un papel fundamental. Incluso los líderes más silenciosos necesitan construir dichas relaciones para así lograr sus objetivos.

¿Cuándo las relaciones no son constructivas y no contribuyen a la organización?

Cuando una relación se está desarrollando por la razón o con la intención equivocada. También si la relación que se establece no es útil en ningún sentido.

Es decir, cuando voy a entablar una relación debo tener una intención propositiva, que de alguna forma yo pueda ayudar o aportar a la otra persona; la relación debe ser significativa y así será de gran beneficio para la compañía, de lo contrario no lo será.

¿Cuál es la lección de su libro?

Que las relaciones importan… demasiado. Todos conseguimos los resultados con y a través de los demás. Entonces, mientras más efectivos seamos para construir relaciones sólidas y duraderas, mejores serán siempre nuestros resultados.

¿Cuál fue el mensaje en su conferencia en Bogotá?

Que todos tenemos áreas en las que debemos mejorar, ya sea que seamos el CEO, la secretaria o la recepcionista; todos absolutamente todos tenemos fortalezas y puntos ciegos. Aquellos que son más efectivos, se miran al espejo todos los días y se dicen: ¿qué necesito cambiar, o dónde necesito mejorar? Y éstas personas son las más influyentes en el mundo de hoy.

Siga bajando para encontrar más contenido