Lima sería el primer destino internacional de hoteles Bluedoors

La firma de hospedaje de lujo, de origen colombiano, es la nueva operadora del ‘100 Luxury Suites’ de Bogotá. 

Bluedoors Apartment Boutique Hotels.

La fachada del ‘100 Luxury Suites’ de la colección Bluedoors Apartment Boutique Hotels.

Archivo particular

POR:
Portafolio
octubre 25 de 2018 - 10:50 p.m.
2018-10-25

La colección de ‘apartamentos boutique de lujo’ Bluedoors continúa materializando su plan de expansión local y regional.

De acuerdo con Fernando Sánchez, CEO de la compañía, Lima (Perú), sería el primer destino internacional en el que la firma construiría una sede suya, lo cual se daría a mediano plazo. Dicho proyecto se encuentra en etapa exploratoria y hace parte de la estrategia de crecimiento planteada por la empresa para los próximos diez años, al término de los cuales, según Sánchez, se espera haber construido 25 hoteles en distintas regiones del país y de Suramérica.

(Lea: Bluedoors llegaría a ciudades intermedias). 

Estas edificaciones se sumarían al actual portafolio de cinco complejos habitaciones que maneja la marca, lo cual significaría un crecimiento de 500% para el 2028.

Por ahora, la más reciente adquisición de la colección fue el ‘100 Luxury Suites’, ubicado frente al World Trade Center, en el norte de Bogotá. Este hotel, aunque no fue hecho por la empresa, comenzó a ser operado por Bluedoors desde diciembre del 2017 y a lo largo de este año tuvo una inyección de capital para su readecuación.

El costo de dicho proyecto fue de $900 millones, que se sumó al valor del edificio, el cual alcanza los $29.000 millones.

“Con esto, lo que quisimos lograr fue un hotel de lujo, con todo lo que eso significa a nivel de confort, y manejando el concepto que tiene nuestra colección, que son los ‘Apartment Boutique Hotels’. Es decir, que no son habitaciones, sino que son apartamentos con cocina y un área considerable, que va desde 55 hasta 142 metros cuadrados”, explicó el ejecutivo, en diálogo con este diario.

(Bluedoors le apuesta a hoteles de estadías largas en Medellín). 

El directivo indicó, además, que: “Somos boutique porque no nos interesa ser una cadena gigante, sino una colección de lujo más exclusiva. Pero también somos hotel, porque brindamos todos los servicios, el acompañamiento y la atención que el huésped espera tener”.

Según Sánchez, los hoteles de la colección están pensados para atender, principalmente, a visitantes extranjeros de nivel ejecutivo que se hospedan por largas estadías, para quienes es importante la comodidad, la tecnología, tener un espacio amplio que haya sido pensando para trabajar y una cocina, dado que –en opinión del directivo– esta característica es clave dentro del nicho de mercado al que atienden.

En cuanto al ‘100 Luxury Suites’, este cuenta con 66 apartamentos de diferentes tamaños, que pueden estar compuestos por una o varias habitaciones, dependiendo del caso.

Las ‘suites’ presidenciales, por ejemplo, cuentan con el sistema iHome de Apple, por medio del cual los huéspedes pueden hacer peticiones a la asistente personal ‘Siri’, que van desde prender el televisor hasta cerrar las cortinas.

No obstante, las demás habitaciones están equipadas con iPads para controlar los canales de televisión, así como lavaplatos en la cocina, lámpara para lectura junto a la cama, sábanas de 400 hilos de algodón y un ‘menú de almohadas’, en el que los huéspedes tienen a su disposición cuatro tipos diferentes y puede pedir otra, si así lo requieren.

“En los detalles es donde está el lujo, porque nosotros no competimos con precio, sino con servicio. Entonces, si vamos a cobrar más que un hotel tradicional de alta categoría, tenemos que buscar que los huéspedes lo sientan y se den cuenta de la razón”, indicó Sánchez.

El ejecutivo detalló que, luego de la remodelación, el hotel ha alcanzado un índice de ocupación de 62%, cifra, que es superior al promedio nacional (que generalmente se mantiene alrededor del 50%), y de la de Bogotá, que se calcula en cerca del 60%.
La meta para el cierre del 2018 es mantener ese porcentaje (el de 62%) y, para el 2019, alcanzar el 70%. “Además, la idea es que en el 2020 logremos consolidar una ocupación de 75%, que es el promedio de nuestras otras propiedades”, agregó.

LAS REGIONES, EN LA MIRA DE LA COMPAÑÍA

El próximo hotel que abrirá la cadena es el ‘Bluedoors York Luxury Suites’, en Medellín, el cual comenzará a operar en diciembre del próximo año. El edificio tendrá 23 pisos, 110 habitaciones y estará ubicado en el sector de El Poblado, de la capital antioqueña.

Sin embargo, en la mira de la organización también están diversas ciudades de la Costa, dentro de las que se destacan, principalmente, Cartagena y Barranquilla.

Incluso, Sánchez subrayó que existe un interés significativo por parte de la compañía de construir en municipios pequeños, incluso de menos de 200.000 habitantes, para promover el turismo en las regiones y aprovechar la exención de renta propuesta en la reforma tributaria del 2016.

No obstante, señaló que esta iniciativa aún no es una prioridad, dado que considera que hay inseguridad jurídica para apostarles a dichos negocios.

Y es que, por un lado, el Gobierno Nacional –en esa misma reforma fiscal– cambió las reglas del juego para los inversionistas que ya habían construido bajo la promesa de no pagar renta durante 30 años, y a ellos les empezó a cobrar el 9%.

Por el otro, el directivo de Bluedoors considera que en las regiones hay mucha presencia de corrupción a nivel institucional, lo que, de hecho, ya les frenó un proyecto que estaban desarrollando en un municipio de Cundinamarca.

No obstante, Sánchez indicó que si bien las exenciones son un estímulo que ha tenido un efecto positivo en la ampliación de la oferta hotelera en todo el territorio nacional, no son indispensables.

Justamente, asegura que el crecimiento que ha tenido la compañía no ha dependido de dichos incentivos.

GUÍA PARA EXTRANJEROS 

Como un valor agregado dentro de los servicios que ofrece la colección a sus huéspedes, la marca desarrolló un manual para conocer y moverse por la capital, denominado “The Expat’s guide to Bogotá”. En este libro le explican a los extranjeros, en inglés, cómo utilizar el transporte público; cómo acceder a atención en salud, en caso de necesitarlo; qué lugares son recomendables para ir a comer; cuáles son los lugares de interés turístico, entre otra información relacionada con la cultura colombiana que consideran valiosa para estas personas que generalmente se hospedan durante más de un mes en sus hoteles.

Siga bajando para encontrar más contenido