‘Llegaremos a las casas con la experiencia de la alta cocina’

Matías Laks, gerente general de Rappi, explicó las iniciativas de la marca que incluyen: juegos, música y entretenimiento.

Rappi en Colombia

Matías Laks, gerente general de Rappi en Colombia, explicó los planes e innovación de la app.

Archivo particular

POR:
Portafolio
julio 22 de 2020 - 10:49 p. m.
2020-07-22

En lo corrido de los últimos cinco años, Rappi pasó de ser una aplicación que ofrecía solo el servicio de comida y mercados, a un lugar que lo tiene todo. En ese camino a ser una súper app ha tenido varias renovaciones y, también, opciones para variar el servicio, segmentarlo y ser la mano derecha del usuario para comprar, pedir, jugar o entretenerse.

(Alianzas redefinen mercado de los domicilios en el país). 

Ahora, con la apuesta de alta cocina, Rappi busca trasladar la experiencia gastronómica de 70 establecimientos especializados a la casa.

(La nueva apuesta de Rappi). 


Matías Laks, gerente de Rappi en Colombia, habló con Portafolio del auge de la app y de las novedades que ha traído la pandemia.

¿Cómo está Rappi y cómo lo ha afectado la covid-19?

En medio de este desafío global, adelantamos cerca de cinco años en cuatro meses. Esta enfermedad no es algo positivo, esta generación y la anterior no han visto una crisis como la actual y estamos respondiendo a esta realidad.

La economía colaborativa ha sido una respuesta positiva en este entorno, porque miles de personas que se han quedado sin trabajo han encontrado una solución positiva ajustándose a las necesidades.

Gracias a que el ecosistema estaba disponible previo a la covid se han podido crear nuevos hábitos en la población.

Hemos recibido más de 100.000 solicitudes, hemos ingresado 100.000 rapitenderos a la plataforma y vimos que en febrero se conectaban 25.000 personas.En mayo fueron el doble.

Al iniciar los casos tuvimos una baja increíble en el número de tiendas, cayeron 35% las conectadas a la plataforma. Hoy estamos 10% por arriba frente a las que teníamos previo al coronavirus y hemos visto que muchos han duplicado sus ventas virtuales, por lo menos, en Rappi.

En moda, en tecnología y decoración hemos incorporado 300 nuevos aliados y en el día sin IVA multiplicamos por 12 nuestras ventas.

Estamos fortaleciendo las verticales y hemos lanzado Rappi Entertaiment, donde tenemos transmisiones en vivo, conciertos, juegos, alta cocina y ‘Propio’, ya que nuestra visión es ser una súper app y tenerlo todo ahí.

En el segmento de restaurantes también tendremos en las próximas semanas ‘Propio’, un servicio de autogestión que nace como respuesta al impacto que ha tenido en la industria la pandemia.

Allí se permitirá administrar su sistema de pedidos y ventas en línea, gestionando los despachos de sus domicilios y la entrega en tienda y por el resto del año ofrecerá 0% de comisión en el sistema.

De igual forma tiene servicios complementarios por los que cada aliado pagará solo por los que necesite.

¿De qué se trata la apuesta de alta cocina?

La pandemia ha puesto en jaque a los restaurantes y, si bien todos han crecido en las entregas, el efecto del cierre de algunas tiendas sí ha afectado. Pero en el caso de los restaurantes que se dedicaban a la experiencia, la consecuencia ha sido más grande.

Con alta cocina, que está disponible desde esta semana en Bogotá, Medellín, Cali, Cartagena y Barranquilla, hay una oferta de 72 restaurantes como El Cielo, Leo Cocina & Cava, Salvaje, Criterión o Emilia Grace.

Esta es una habilitación en Colombia la cual en Perú y México se llama Experiencias Culinarias y en Brasil, Chef y busca dar dentro de la aplicación un espacio distinto a lo que ofrece un restaurante convencional.

Sabemos y somos conscientes de que a domicilio es difícil transferir lo que se vive en un restaurante, pero de alguna manera tratamos de recrearlo con el sello propio de cada persona y chef.

Esta es una forma de acercar estos platos y cocinas al hogar. Tenemos acá un equipo de rappitenderos especializados para estos restaurantes con características como más de 1.000 órdenes entregadas y calificaciones superiores a 4, con un empaque diferente y, también, una parte de cava y maridaje que permita separar la compra por esta categoría a la general.

¿Están pensando en la opción de recetas con estos restaurantes?

Sí, por ahora no lo tenemos disponible, pero estamos viendo esa posibilidad. Tenemos dos embajadores de la propuesta: Juan Manuel Barrientos, de El Cielo, y Leonor Espinosa. La idea es crecer y brindarles no solo lo mejor a los usuarios, sino a los aliados.

El precio promedio de cada plato en este segmento va desde $30.000 a $40.000. La idea es ir creciendo en oferta de los 72 que tenemos. Nuestra idea es seguir escuchando a los usuarios para dar más ofertas en los productos y, también, ayudar a los comercios aliados.

¿Qué ha pasado con las otras propuestas que tenía Rappi?

Para el caso de los ‘Pit Stops’ que son los lugares que construimos para que los rappitenderos pudieran esperar, cargar los celulares o descansar, tuvimos que cerrar por la pandemia, para no crear aglomeraciones.

Hemos visto varias alternativas para evitar las concentraciones y estamos trabajando en cómo evitar que los rappitenderos incumplan con las medidas de bioseguridad.

También tenemos patrullas para recorrer las ciudades distribuyendo tapabocas, alcohol, gel, guantes y cuidando la disciplina de los rappitenderos en las calles.

Por la misma pandemia, la cantidad de rappitenderos ha crecido mucho, así que hacer un control requiere de estas patrullas que, por ejemplo, para el caso de Bogotá, son 50 y sabemos que es un desafío grande.

La idea es controlar todas esas situaciones no deseadas que a veces aparecen en las redes sociales y que vinculan a Rappi o que nos afectan y también una respuesta efectiva.

Esto no es solo cuidar la marca, sino que la operación funcione de manera correcta y evitar el no cuidado incluso en estos momentos de la bioseguridad. De igual manera, hemos tomado acciones disciplinarias propias dando de baja a miles de rappitenderos por no cumplir con las medias estipuladas.

Adicionalmente, estamos cuidando a los rappitenderos pidiendo, por ejemplo al iniciar la jornada, una foto con el tapabocas. Y de no tener, no puede conectarse hasta obtenerlo, sugerimos dónde conseguir uno y ahí sí puede empezar a brindar el servicio.

También hicimos parte del piloto de las muestras de la covid con la de la Universidad de Los Andes y no tenemos evidencia de contagio por medio de un domiciliario en el país o en la región.

Sabemos que esto es porque todos estamos tomando medidas, evitando el contacto, con las protecciones que dan los aliados y con las barreras que se le pueden poner al virus.

Recomendados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido