Los retos del área de talento humano

Apenas el 35% de las compañías ha implementado estrategias de experiencia para el colaborador, lo que se convierte en uno de los desafíos a superar.

Reclutar el mejor talento humano. Es el momento ideal para contratar el mejor capital humano en tiempos en los que no existen su
POR:
Portafolio
mayo 20 de 2019 - 02:20 p.m.
2019-05-20

El estudio “Los Retos en la Gestión de Personas en el Entorno Digital”, elaborado por KPMG evidenció cómo las áreas de talento humano en el país han ganado relevancia dentro de las organizaciones y se han convertido en un eje fundamental a la hora de realizar su planificación estratégica.

(Así puede potencializar el talento profesional de sus colaboradores). 

Así lo aseguró el 83% de los ejecutivos que hicieron parte de la encuesta. El 17% que piensa lo contrario, atribuyen su respuesta a factores como falta de liderazgo dentro del área y a un manejo enfocado a actividades netamente operativas.

“Los líderes empresariales reconocen las consecuencias positivas dentro de la organización, al incluir en la planeación estratégica de la empresa el área de talento humano. Históricamente eran equipos relegados de esa tarea, pero esto ha cambiado. Además, han evolucionado en su composición: por ejemplo, los psicólogos, lo cual no quiere decir que no puedan estar al frente o hacer parte, pero deben mezclarse habilidades y no tener miedo de poner un profesional en finanzas o de tecnología a dirigir el grupo de talento humano, esas interacciones se van a tener que dar”, destacó Juan Eduardo Cros, Director de Gestión de Conocimiento e Innovación de KPMG en Colombia.

(¿Qué esperan las organizaciones en gestión humana?). 


Asimismo, el informe advirtió sobre los diferentes retos que se deben afrontar desde el área de Talento Humano:

• Definir mecanismos de retención y motivación de la fuerza laboral
• Programas que contribuyan al desarrollo de habilidades blandas por parte de los colaboradores Brindar enfoques en actividades estratégicas.

De igual manera, el análisis suma otros tres grandes desafíos para superar lo antes posible.

El primero es la adopción de nuevas tecnologías como el análisis de datos (data analytics); pues el 66% de los ejecutivos aceptaron que no han implementado procesos de este tipo, el 34% restante, que sí lo ha hecho, asegura que le ha traído beneficios como:

• Facilidad para tomar decisiones acertadas.
• Acceso a información confiable y en tiempo real.
• Convertir al talento humano en un aliado estratégico de la alta gerencia.

En segundo lugar, es que se debe atraer el talento humano adecuado. Es decir, con las competencias necesarias y adaptables a las necesidades del futuro. Por ello, se hace referencia a las cinco principales habilidades identificadas por el Foro Económico Mundial para que los profesionales sean competitivos en la cuarta revolución industrial: creatividad, flexibilidad cognitiva, inteligencia emocional, gestión de personas y pensamiento crítico.

La tercera será cerrar las brechas que tengan los colaboradores, precisamente, con las capacidades que necesitan para ser competitivos. “El Foro Económico Mundial resaltó la creatividad como la número uno, porque todos podemos y debemos ser creativos, pero ella es como un músculo que debe entrenarse. Lo mejor es tener espacios diarios para pensar diferente -eso sí- con técnica y metodología, eso traerá excelentes resultados”, aseveró Cros.

LA COMPLEJIDAD DE CULTURA DEL CAMBIO 

Otro de los hallazgos, es que las organizaciones siguen atribuyéndole a la cultura empresarial ser un obstáculo para alcanzar una transformación digital efectiva. Según el informe de KPMG el 86% de los encuestados así lo identifican. Al respecto, Juan Sebastián Delgado, Gerente de People and Change de KPMG, comentó que “más que enfrentar el desafío digital en sí mismo, hay que contrarrestar la barrera cultural. Existen costumbres y prácticas empresariales de 20 o 30 años atrás que deben evolucionar, sobre todo en lo que tiene que ver con principios y valores, no es que sean mejores o peores, pero deben ser actualizados”.

A su vez, se destacaron otras prácticas que deben mejorar o elaborar dentro de las instituciones para modificar el asunto cultural:

Para concluir, Juan Sebastián, advirtió que otro aspecto en el que deben empezar a poner atención los gerentes y líderes empresariales es la experiencia del colaborador (employee experience), ya que solo el 35% de las compañías disponen de iniciativas de este tipo para sus colaboradores, las empresas no tienen esto entre sus prioridades o no manejan el conocimiento para realizar las actividades.

Siga bajando para encontrar más contenido