close
close

Empresas

‘El país llegará a 600 mil eléctricos en el año 2030’

Con BYD traerán 16 nuevos modelos en 2023, señala el presidente de Motorysa, Marco Pastrana.

Motorysa

Motorysa

El Tiempo

POR:
Portafolio
julio 26 de 2022 - 09:48 p. m.
2022-07-26

Actuar pensando en futuro no es ‘fácil’ cuando se empieza un proyecto. En el 2012 cuestionaron a Motorysa por importar los autos Mitsubishi i-MiEV eléctricos. Para 2016, controvertian al mostrar en el Salón del Automóvil sus carros eléctricos, sin pensar en el futuro y la acogida del producto por parte de los colombianos. Esta empresa de 88 años de tradición, se la jugó por las nuevas energías.

(Hevolucion hace hidrógeno y lo prueba en el Hyundai Nexo).

Marco Pastrana, presidente de Motorysa, habló con Portafolio sobre el mercado de vehículos de energías limpias. La ambición país de tener 600 mil unidades eléctricas en 2030, y la importancia de que Colombia busque la carbono neutralidad como un estilo de vida.

¿Importaron al país carros eléctricos en medio de la pandemia?

La negociación la hicimos en 2019 y los carros llegaron al país en marzo de 2020 justo en el momento en que se declaró la pandemia por el covid-19.

¿Cómo lo hicieron?

Los diseñadores del concesionario, se tuvieron que ir para sus casas y en el Puerto me dicen: ¿cómo bajan esos carros que no los mueve nadie?, porque llegan con la batería descargada. Y luego los de las niñeras la misma pregunta ¿cómo los subimos a los camiones?

(Lo que espera la industria automotriz del segundo semestre del 2022).


¿Lo hicieron en la pandemia?


Si. Y teníamos que presentarlos, así que nos inventamos un conversatorio en la vitrina de Motorysa e hicimos el lanzamiento del portafolio de autos y SUV de BYD por internet. Así nos tocó hasta que en septiembre de ese año pudimos abrir la primera vitrina.

¿Iniciaron bien las ventas?

No. La gente iba muy motivada y quería conocer los carros, pero después de 40 minutos en promedio decían gracias y se iban sin comprar. Nos tocó diseñar un pago especial para la fuerza de ventas, porque eran ‘embajadores de marca’, no vendían. La gente empezó cambiar la óptica, el colombiano es muy pilo y vio las ventajas del carro así que ese año vendimos 80 unidades de las 300 que pedí.

Un gran problema, su pedido eran 300.

Pero no era el único. Así que paralelo a ello trajimos actores diferentes a nosotros, que hacen parte del negocio para que nos ayudaran a explicar la electrificación. Así invitamos a EPM, Enel, a Celsia a las universidades, invitamos fabricantes de cargadores. Al principio algunos no se animaron porque no le veían futuro.

Y cuando empezamos a vender, los clientes nos llamaban a decir: “no han llegado a instalarme el cargador”. Y decidimos que nos tocaba asumir la operación a nosotros, así que fuimos a coordinar todo y a hacer lo que no le llegaba de inmediato al cliente.

¿Los pedidos seguían bien en pandemia?

En 2021 nos pregunta China que cuántos carros nos envían y pedimos 500 unidades. En total en el 2021 colocamos 360.

¿Cómo van este año?


Vamos a colocar 1.000 unidades y el próximo serán 3.000 vehículos BYD electrificados, entre híbridos y 100% eléctricos.

¿Qué sigue?

Este año BYD nos llamó y nos dijo: “Todo lo que tiene de inventario, ya lo vamos a cambiar. En su próximo pedido ya llegan los nuevos modelos. No le habíamos contado porque queríamos ver cómo se desempeñaban”. Con lo cual el próximo año tendremos toda la nueva tecnología, nuevos diseños.

¿Cómo se siente con esta situación?

Me encontré una joya que yo no esperaba. En lo que resta del año vamos a lanzar el Dolphin, tamaño mediano, ya lanzamos la competencia del Model 3, y con los híbridos vendimos 500. Traeremos una SUV mediana con carga para 500 kilómetros y ya tenemos las primeras muestras para taxi y vamos a tener dos vanes eléctricas.

¿Y las normas ambientales?


El año pasado nosotros como Motorysa nos convertimos en empresa BIC (Sociedades Comerciales de Beneficio e Interés Colectivo). Cambiamos los estatutos y empezamos a trabajar combinando las ventajas económicas del negocio, con la contribución a mejorar el medio ambiente, al bienestar de los trabajadores y al interés de la colectividad.

¿Cómo los miden?

Logramos ser la primera empresa del sector automotor colombiano certificada como carbono neutral por Bureau Veritas.

¿Cómo ve al país en materia de autos?


Colombia ha sido un país que se sobrepone a muchos problemas. En autos después de la apertura hemos enfrentado muchos obstáculos, impuestos, aranceles, hoy día pagamos IVA del 19%, más 8 o 16% de impoconsumo, el tema de las restricciones por pico y placa, el de las vías en mal estado.

Es un sector que siempre está golpeado. Pero los colombianos nos hemos adaptado y somos resilientes. Veo a futuro que hay una tendencia grande a eléctricos e híbridos, y más por la gente que por las normas. Porque el cliente colombiano es muy consciente de los problemas de emitir gases contaminantes.

¿A la gente realmente le gusta lo ambiental?


Mire, yo le digo a mi fuerza de ventas, cuando un cliente compra un BYD, equivale a que el comprador siembre 55 árboles al año. No es solo ahorrar en combustibles. Y pienso que con los incentivos del Gobierno, que deberían ser muchos más para eléctricos e híbridos, Colombia podría llegar la meta de los 600 mil carros eléctricos al 2030.

La meta es ambiciosa pero veo a las empresas que quieren invertir en ello. Veo gente que quiere comprar flotas, empresas que le exigen a sus ejecutivos que usen carros eléctricos. Hoy el colombiano es una persona consciente en temas ambientales y en vivir bien, eso es el detonador para que la electrificación avance a un mayor ritmo.

PORTAFOLIO

Destacados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido