Natura aumenta su apuesta por Colombia

Natura, la multinacional brasileña de cosméticos, quiere multiplicar por 50 su producción en Colombia en los próximos tres años.

POR:
junio 30 de 2012 - 02:42 a.m.
2012-06-30

El ambicioso objetivo fue planteado por el gerente general en Colombia, Axel Moricz de Tecso, durante el relanzamiento para América Latina de la marca Ekos, responsable de cerca del 20 por ciento de las ventas de esta compañía, cuyos ingresos netos superaron los 2.700 millones de dólares en el 2011.

Hoy, mediante maquilas con Prebel, de Medellín, y Hada, de Manizales, la empresa fabrica 40 referencias en nuestro país, entre jabones en barra, hidratantes corporales y productos de perfumería. Alrededor del 40 por ciento de estas mercancías se exporta a México y Perú, y el resto se distribuye para el consumo local.

El objetivo de aumentar la producción en Colombia –su mercado más nuevo– es reducir el impacto, tanto financiero como ambiental, de las importaciones, explicó Moricz.

Desde su fundación, en 1969, el compromiso ecológico ha sido uno de los ejes de Natura, que dice haber reducido una cuarta parte de sus emisiones de carbono en los últimos cuatro años.

“Lo que proyectamos allá no es algo que hagamos en todas las geografías y tiene que ver con el potencial del país. Realmente tenemos grandes sueños, grandes ambiciones en Colombia”, subrayó el ejecutivo argentino.

De hecho, una de las grandes apuestas de esta compañía es extender a Colombia su modelo de aprovechamiento de la biodiversidad amazónica.

“Nuestra prioridad es encontrar en la Amazonia colombiana una forma de hacer negocios como la que tenemos en Brasil”, dice Moricz.

A LA ESPERA DE REGLAS

“Estamos convencidos de que Colombia quiere que su biodiversidad, tratada de forma cuidadosa, sea un activo importante para el futuro. Ojalá sea lo más rápido posible”, comentó Moricz.

La empresa está a la espera de la expedición del decreto que reglamentará el acceso a los recursos genéticos y sus derivados en Colombia, dentro del marco de lo dispuesto por la Ley 165 de 1994 y la Decisión Andina 391 de 1996.

Siga bajando para encontrar más contenido