¿En qué consiste el salvavidas que Avianca le pidió al Gobierno?

La compañía pide una inversión, no una donación, y no cierra la puerta a la participación accionaria del Estado en la firma.

Avianca

Anko van der Werff, presidente de Avianca y Adrián Neuhauser, CFO de Avianca.

Archivo particular

POR:
Portafolio
abril 27 de 2020 - 10:49 p.m.
2020-04-27

En medio de las dificultades por las que atraviesan las aerolíneas por cuenta de la pandemia, la compañía aérea Avianca adelanta diálogos con el Gobierno para acceder a financiación.

(Avianca busca préstamo del Gobierno para sobrevivir a la crisis). 

Anko van der Werff, presidente de la organización, y Adrián Neuhauser, Chief Financial Officer (CFO) de Avianca, le contaron a este diario los alcances de esta decisión.

(Sector aeronáutico ya afronta enfriamiento de operaciones). 


Avianca pasa uno de sus momentos más críticos. ¿Cuánto ha costado esto?

Anko van der Werff (AVDW): Este es un asunto universal, cada aerolínea del mundo está igual. Todos estamos contra la pared y sin mucho oxígeno.

Es más frustrante para nosotros, porque el año pasado reestructuramos, lo hicimos muy bien, y enero y febrero fueron buenos.

Muchos gobiernos han apoyado a sus aerolíneas. Ejemplos: Singapore Airlines, US$13.000 millones; Air France y KLM (10.000 millones de euros); Luthansa, 10.000 millones de euros y, en Estados Unidos, US$25.000 millones. En Suramérica y Centroamérica, ¿cómo van a apoyar los gobiernos a las aerolíneas?

¿Han conversado con el Gobierno para apoyos?


AVDW: Sí, y no es nada fácil. Lo que muchos gobiernos han hecho ayuda a las aerolíneas. Para nosotros es positivo diferir los impuestos y dar descuentos, pero no tenemos ingresos, así que no es la solución.

Lo que hemos hecho por el momento es cuidar a la familia Avianca, no es la culpa de la compañía ni de ninguna aerolínea.

¿Cuál es la propuesta que Avianca plantea? ¿Es un tema de rescate?

AVDW:
Lo que hemos propuesto es algo comercial. Estamos dispuestos a repagar, por ejemplo, un préstamo. El punto es que lo que necesitamos es liquidez, como todas las aerolíneas lo han negociado con sus gobiernos.

Lo que sabemos es que en un momento dado, el país necesitará a Avianca de nuevo. Entonces, es ahí cuando la industria va a tener su valor y podemos repagar el préstamo.

En Lufthansa el gobierno alemán tiene un 30% de la propiedad, en Air France el francés un 20% y en Singapore Airlines, el suyo es el mayor accionista. En el caso de Avianca, los mayores accionistas están fuera de Colombia…

Adrián Neuhauser (AN):
Esto no solo nos ha costado, sino que nos seguirá costando. Seguimos manteniendo la mayor parte de los costos fijos y se nos borra el 90% de los ingresos. Nuestros ingresos son US$400 millones al mes.

Entonces, siguen teniéndose egresos y obligaciones que crecen. Son cientos de millones de dólares y seguirán siéndolo por los próximos doce meses. Creemos que hay un retorno a volar paulatino desde mayo.

Las líneas aéreas no tienen acceso a financiamiento que no sea el del gobierno. El tema es: no tenemos la caja para solventar ese nivel de déficit por doce meses. Hay que sumarle a eso que no hay acceso a financiar y lo único que queda es una opción: que el gobierno provea financiamiento, ya sea directamente, o mediante garantías.

Sin financiamiento del Estado, no tenemos cómo solventar los flujos que tenemos que pagar. Segundo, ¿qué recibe el Gobierno a cambio? Lo que pedimos es una inversión, no una donación. Esa inversión debe tener un retorno adecuado, que será una combinación de repago de deuda y de participación accionaria. No estamos cerrados a que el Gobierno tenga una propiedad de la empresa.

Pero eso ya tiene que ver con la estructura de retornos que se le dé a la inversión, y no con las decisiones de proveer o no los fondos y de apoyar a la empresa.

¿Consideran entonces que las aerolíneas se vuelven compañías que entran en el grupo de too big to fail (demasiado grande para caer)?

AN:
Trabajé en una banca de inversión en la crisis anterior y es muy distinta la dinámica. Una línea aérea es un proveedor de un servicio público que le requiere recursos al Estado. El gobierno argentino se gasta US$1.000 millones en Aerolíneas Argentinas cada año. Nosotros, al ser privados, proveemos un servicio público esencial de una forma más barata, más eficiente y con mayor cobertura.

AVDW: El año pasado los problemas que tuvimos los solucionamos sin soporte de los gobiernos. Pero ahora el mundo está en shock. ¿Quién va a invertir en una aerolínea?

¿En qué van los diálogos con el Gobierno? ¿Con quién están negociando?

AVDW: Diría dos cosas: vamos bien, son conversaciones constructivas. El punto es que otros gobiernos han tomado la decisión de apoyar y poner montos relevantes. No tenemos una respuesta aún. Eso es algo que ya impacta, pues no tenemos mucho tiempo.

Cada día que pasa y seguimos en tierra el golpe se incrementa.

La industria aérea ha planteado la idea de pedir garantía soberana. Además, en materia tributaria, ¿qué hace falta?

AN:
Las decisiones tributarias ayudan. La rebaja del IVA a los tiquetes servirá para incentivar la demanda en el momento en que podamos volar, pero el problema es que hoy no podemos hacerlo. Ese tipo de medidas son útiles, pero lamentablemente no resuelven las necesidades de los flujos que tenemos.

¿Ya se estima un monto de estos créditos para inyectar liquidez?

AN:
Esto aún es parte de la negociación, porque tiene que ver con los plazos. Son muchos cientos de millones de dólares.

AVDW: Las aerolíneas estadounidenses han recibido entre US$5.000 millones y US$10.000 millones cada una. Nosotros no estamos hablando de estos montos tan altos.

AN: IATA tiene una estimación. Ellos solicitaron para la industria (en Colombia) una línea de US$1.200 millones, eso puede dar una idea de la escala.

Rubén López y Héctor Sandoval

Recomendados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido