Empresas

“Nuestra siguiente meta es Centroamérica”

Miguel Múnera, gerente general de Boydorr, dice que les ilusiona la creación del Ministerio de Ciencia y Tecnología.

Miguel Múnera, gerente general de Boydorr

Miguel Múnera, gerente general de Boydorr, destaca el crecimiento de la firma.

Archivo particular

POR:
Portafolio
marzo 04 de 2019 - 07:29 p. m.
2019-03-04

Después de ocupar altos cargos en la industria farmacéutica en América Latina, el economista Miguel Múnera regresó al país con el ánimo de reunir profesionales de varias disciplinas y experiencias en multinacionales y crear con ellos una empresa colombiana que fuera capaz de competir en las grandes ligas mundiales.

Así nació Boydorr, una compañía dedicada a la investigación y la producción de alimentos para propósito médico especial (APME). Seis años después de haberse embarcado en la aventura, el empresario entrega un balance positivo y anuncia planes de expansión.

En junio de 2011 usted le dijo a Portafolio que venía a cambiar el mercado de nutricionales médicos. ¿Cumplió?

Sí, eso creo. En los seis años que llevamos en el mercado pasamos de comercializar tres productos a comercializar 14, completamente originales. Además, tenemos dos patentes y dos pendientes. Hoy somos reconocidos por ofrecer una plataforma educativa de nivel mundial en nutrición clínica, y nuestros productos han demostrado eficacia clínica incuestionable.

¿Volverían a correr el riesgo?

Lo haríamos mil veces. En este tiempo Boydorr se consolidó como la primera empresa colombiana de investigación y producción de alimentos de propósito médico especial (APME). Tenemos una participación del 24 % en el mercado, sin necesidad de recurrir a la publicidad masiva. Todo ha sido fruto de los resultados conseguidos con los profesionales, que han visto mejoría en sus pacientes y por tanto confían en nuestros productos.

¿Las dificultades financieras del sistema de salud han afectado a la empresa?

Yo diría que Boydorr tiene una muy buena salud financiera. Tenemos un endeudamiento muy bajo. Aunque el sector tiene en general problemas, los operadores logísticos se han convertido también en aliados nuestros, así que tenemos buen flujo de caja para financiar nuestras operaciones. El ebitda del año pasado fue de 28 %.

¿Cómo obtienen sus fórmulas?

Son el resultado de la investigación propia. Primero estudiamos las necesidades de los pacientes que sufren enfermedades específicas, como cáncer, diabetes, insuficiencia renal o epoc, entre otras.

Luego estudiamos las necesidades en el ámbito local y de acuerdo con la antropometría colombiana. Con esos criterios establecemos las cantidades de cada ingrediente. La manufactura final la hacemos en nuestra propia planta, en Cota, Cundinamarca, cuidando especialmente la calidad.

Hay alguna confusión con respecto a la clasificación de esos productos…

Es correcto. Los alimentos para propósitos médicos especiales, mejor conocidos por su sigla, APME, se utilizan para el tratamiento nutricional de personas que, debido a una enfermedad o alguna condición física particular, presentan necesidades nutricionales incrementadas.

Por eso, estos productos deben ser recomendados por profesionales de la salud. No son suplementos dietarios, de esos que se podrían comprar en cualquier esquina. Esa es la mayor confusión. El Ministerio de Salud ha venido trabajando en una resolución para ordenar el tema.

¿A qué atribuye la buena acogida que han tenido sus productos entre los nutricionistas?

Inicialmente, a la excelente formulación de la oferta de productos. Segundo, a que utilizamos las materias primas de mejor calidad en el mundo; y tercero, a que tenemos un grupo de gente joven, profesionales de la salud apasionadas por mejorar la calidad de vida de las personas y con tanta vocación que anteponen sus valores profesionales a los intereses comerciales de la empresa.

¿Y a qué atribuye la aceptación por parte EPS e IPS?

Creemos que la formulación de productos nutricionales debe ser pertinente y finita. Pertinente porque los productos deben ser recomendados solo a aquellas personas que realmente los necesiten, y finitas porque la administración de estos productos debe tener un término. Nos oponemos a prácticas que busquen enganchar de por vida a los pacientes a una fórmula nutricional. La excepción no puede convertirse en la regla. Eso no es ético ni justo con los recursos del sistema ni con el paciente que necesita un manejo integral. En eso coincidimos con los aseguradores del sistema.

¿Hay planes de expansión?

La siguiente meta es Centroamérica, y vamos a ampliar nuestra planta en Colombia.

¿Cómo ve el panorama para el desarrollo científico local?

Nos ilusiona la creación del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación. Creo que el Congreso y el Gobierno acertaron al crear una entidad que vele por que haya condiciones para que los desarrollos científicos colombianos favorezcan la productividad y el emprendimiento.Una iniciativa de esa índole nos ayudará para tener una reglamentación equilibrada: ni tan laxa que atente contra la calidad de los productos que se hagan en Colombia, ni tan estricta que solo favorezca a las multinacionales.

¿Difícil competir con multinacionales?

Las multinacionales tienen un papel legítimo, son generadoras de empleo y transfieren conocimiento. Eso es estupendo. Sin embargo, a veces también quieren que las normas estén hechas a su medida para bloquear a la industria nacional.

El papel que pueda jugar el Gobierno en estos casos es fundamental. Sería una contradicción que, por un lado, eleve el estatus institucional de la ciencia, pero por el otro asfixie a la industria nacional de innovación con normas excesivas. Pero el hecho de estar vivos y creciendo es la mejor demostración de que la normativa colombiana va por el camino correcto.

¿Qué significa Boydorr?

Es un homenaje a John Boyd Orr considerado el padre de la nutrición moderna. Por eso se ganó el Nobel de la Paz hace 70 años. Todos preguntan lo mismo porque la marca les suena raro. Pero cuando descubren al personaje que hay detrás, reconocen que no pudo haber una mejor elección.

Destacados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido