Obras de la hidroeléctrica El Quimbo llevan un mes detenidas

El proyecto está suspendido por bloqueos de las comunidades en el Huila.

La mayoría de los artífices de la protesta quieren que se revoquen las licencias del proyecto en el Huila.

Archivo Portafolio.co

La mayoría de los artífices de la protesta quieren que se revoquen las licencias del proyecto en el Huila.

POR:
febrero 07 de 2012 - 02:57 a.m.
2012-02-07

Las obras de construcción de la central hidroeléctrica de El Quimbo en el Huila, propiedad de la multinacional Endesa, llevan un mes suspendidas.

La causa son los bloqueos realizados en lo corrido de este año por parte de opositores a la obra y pertenecientes a Asoquimbo, que reúne a comunidades que se consideran afectadas por dicha iniciativa.

Esta situación ha puesto en riesgo el cronograma de ejecución del proyecto, que demanda una inversión cercana a los 837 millones de dólares hasta diciembre del 2014.

Como se recuerda, esta hidroeléctrica fue seleccionada para suministrar hasta 1.650 gigavatios por año desde finales del 2014 y durante 20 años.

Endesa comenzó las obras en noviembre del 2010, tiempo durante el cual se han invertido alrededor de 100 millones de dólares.

Esta primera fase del proyecto consta de vías de acceso, campamentos y la construcción de un túnel de casi 400 metros que permitirá el desvío del río Magdalena, según explica Lucio Rubio Díaz, director General de Endesa Colombia.

LOS BLOQUEOS

No obstante, apenas comenzó el 2012, las obras quedaron paralizadas. Todo inició el pasado 3 de enero, cuando un grupo de personas decidió taponar las vías de acceso al lugar en donde se está ejecutando el proyecto, así como en el puente El Colegio sobre el río Magdalena, en la vía que conecta a Neiva con el municipio de La Plata.

Es más, responsabilizan a la empresa del daño en esta estructura.

Según se conoció, las comunidades buscan –entre otras cosas– que haya una audiencia pública ambiental que ponga de manifiesto las supuestas irregularidades en la licencia que le otorgaron a Endesa, con el fin de que le sea retirada.

La situación se mantuvo por 15 días, al cabo de los cuales la empresa, Asoquimbo y las autoridades municipales, regionales y nacionales, firmaron un acuerdo que contemplaba el cese de las vías de hecho y la instalación de siete mesas temáticas para tratar las distintas problemáticas que han planteado los habitantes en relación con la obra.

Estas mesas pasan por temas sociales, económicos, viales e incluso arqueológicos.

“No compartimos que se usen las vías de hecho en contra del proyecto, ojalá por medio del diálogo podamos analizar todo lo que las comunidades plantean. Nuestra operación es vigilada por el Ministerio de Ambiente y a la fecha, el proyecto no cuenta con ningún incumplimiento”, dice el director General de Endesa Colombia, Lucio Rubio Díaz.

Sin embargo, los resultados no han sido los esperados.

Por un lado, en dichas mesas no han participado permanentemente todos los actores que deberían hacerlo, en particular el Gobierno.

Adicionalmente, los bloqueos continúan, sólo que los asentamientos se trasladaron hacia una zona en el margen izquierdo del río Magdalena.

Según la empresa, en esta área se asentaron entre 50 y 100 personas, que incluyen mujeres y niños.

Y es que si bien es una extensión de terreno no muy amplia, la realidad es que se trata de una zona clave para la extracción de materiales necesarios en la construcción del túnel.

Así las cosas, preocupa el retraso que esta situación pueda causar en las obras. Según Rubio, no sólo porque hay actividades encadenadas, sino que el tema clave está en que el desvío del río Magdalena debe completarse a la mayor brevedad posible.

Esto, si se tiene en cuenta que se buscan épocas en las cuales el caudal sea lo más bajo posible, de tal manera que si cambian las condiciones climáticas y comienza nuevamente la temporada invernal, resultaría imposible hacer el desvío, con lo cual el cronograma podría retrasarse hasta un año adicional. Para la empresa, podría variar el monto de las garantíasque le entregaron a la empresa XM, operadora y administradora del mercado eléctrico.

Por lo pronto, las partes están a la espera de la evaluación de los resultados de las mesas temáticas.

AVANCES EN COMPROMISOS SOCIALES Y AMBIENTALES

Según Endesa, existe una partida de 143 millones de dólares orientados a la gestión socioambiental, que equivalen al 17 por ciento del presupuesto total del proyecto.

Esto incluye las compensaciones para más de 3.000 personas, población que se identificó en un censo que abarca a propietarios y población vulnerable, así como a residentes y no residentes que se vean afectados.

Así mismo, se cuenta con un plan de restaurar más de 11.000 hectáreas en bosque seco, así como estudios sobre fauna y flora de la región, entre otros. "Todas estas acciones se han venido ejecutando dentro de los plazos establecidos, de tal manera que el proyecto irá cumpliendo con sus obligaciones a lo largo del tiempo, no todo se puede hacer a la vez", dice Rubio.

Siga bajando para encontrar más contenido