close
close

Empresas

‘Open banking’ dará origen a figura de iniciadores de pagos

Con este mecanismo las personas podrán autorizar a que esas entidades accedan a sus datos compartidos y tener servicios adicionales. 

Open banking

Open banking

iStock

POR:
Portafolio
mayo 10 de 2022 - 08:27 p. m.
2022-05-10

Más competencia, innovación, intercambio, transferencia de datos, tarifas más bajas, y más entidades que presten servicios ágiles a los clientes, hacen parte de lo que se conoce como el open banking o finanzas abiertas, que el Gobierno está por reglamentar.

(Lea: Apps de 'streaming' musical: esto cuesta la suscripción en el país). 

Según Felipe Lega, director de la Unidad de Regulación Financiera del Ministerio de Hacienda, se espera que hacia finales de mayo se expida el decreto para reglamentar esta figura que tendrá cinco capítulos.

Con el open banking se permite el intercambio y transferencia de datos del consumidor financiero a otras entidades financieras a través de aplicaciones informáticas estandarizadas y conocidas como API’s.

Datos de clientes

Es el primer capítulo en el que se dan las pautas de cómo se pueden utilizar los datos de los clientes, respetando el ordenamiento legal del habeas data.

La premisa es que los datos son del cliente y la entidad solo puede usarlos con terceros con la autorización expresa del dueño para que se pueda dar la transaccionalidad y que el usuario pueda tener la libertad de que decida por dónde quiere hacer sus transacciones. Si es través de un tercero o los canales que le provee su banco”, dice Lega.

Dentro de esas terceras entidades podrán estar las que se llamarán iniciadores de pagos, que con medios digitales seguros podrán ofrecerle a ese cliente diversos servicios y productos, siempre dentro de la institucionalidad y el marco legal existente del habeas data.

Lega explica que el cliente que autorice a un tercero a tener su información clave “podrá en cualquier momento revocar dicho permiso”.

Ecosistemas digitales

El segundo capítulo, que se conoce como ecosistemas digitales, es todo el interrelacionamiento de las entidades financieras o también de estas con empresas del sector real “con por ejemplo contratos de corresponsalía, de uso de las redes, entre otros”, indica el director de la Unidad de Regulación Financiera.

Uso de las plataformas

Felipe Lega agrega que el decreto de open banking también desarrolla el banking as a service, que es cuando las entidades financieras comienzan a prestar sus infraestructuras para complementar la oferta de valor de otros operadores del sector real. “Por ejemplo, las plataformas que ofrecen superapps que permiten compras en supermercados, droguerías y el desarrollo de otros productos financieros”.

(Lea: ‘Criptoinvierno’: qué es y qué tan cerca está el mercado de llegar ahí). 

Estándares

Para Lega, “tiene que haber unos estándares de interoperabilidad que se tienen que ir revisando permanentemente pues el marco regulatorio permite esa flexibilidad para que en las discusiones con la Superintendencia Financiera se definan nuevos estándares de productos como los códigos QR y las nuevas tecnologías que vayan surgiendo para generar transaccionalidad entre las entidades”.

Terceros actores

El quinto capítulo del decreto contempla permitir la entrada en operación de los iniciadores de pagos, que comiencen a generar la usabilidad de los recursos que tienen los consumidores en sus cuentas en las entidades financieras y que serán autorizados por los clientes para que utilicen sus datos.

La persona puede utilizar la plataforma de un tercero, con su propia autorización, para sacar los recursos que desee y pueda hacer la transaccionalidad que desee: comprar seguros, pagar servicios. Toda esta operación a través de un tercer actor, el iniciador de pagos que ayuda a complementar la oferta de competencia que se busca, de nuevos actores que lleguen al ecosistema”, dice Lega.

El decreto va dirigido a las entidades financieras, a los jugadores fintech, los iniciadores de pagos, los que se benefician de la arquitectura financiera abierta y las que usen esas plataformas que tienen las entidades financieras. La Superintendencia de Industria y Comercio seguirá vigilando que se protejan las discusiones legales.

PORTAFOLIO

Destacados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido