Oxy y Chevron también pujan por la mayor tajada ‘offshore’

Aunque los bloques costa afuera de Anadarko no son representativos, quien adquiera el negocio, se hace a la mayor porción petrolera en el Caribe.

Offshore

Anadarko opera cuatro bloques en el Caribe con participación por cada uno del 100%. 

iStock

POR:
Portafolio
mayo 01 de 2019 - 07:20 p.m.
2019-05-01

Aunque la Junta Directiva de la petrolera Anadarko no ha tomado una decisión con respecto a la oferta de Occidental (Oxy) para la compra de sus activos en el mundo, esta última prácticamente le sacó del bolsillo el negocio a Chevron.

Pero más allá de la puja de las dos grandes petroleras por hacerse a toda la operación de Anadarko, para los analistas de la industria de hidrocarburos en Colombia, sin duda quien se quede con el negocio fortalecería de manera significativa su portafolio de activos.

Lo paradójico de esta venta, es que los bloques de Anadarko en Colombia no son representativos para esta petrolera en cuanto a producción y utilidades si se compara con su operación internacional.

(Lea: Chevron, con la mayor tajada en actividad ‘offshore’ del país

Sin embargo, para el sector petrolero del país, quien se quede con los cuatro bloques offshore en el Mar Caribe que viene desarrollando Anadarko,
frente a las costas de los departamentos de Córdoba y Sucre, sin duda se hace a la mayor tajada de en la actividad costa afuera en estas aguas.

Cabe recordar que esta firma desarrolla su operación en yacimientos convencionales y no convencionales (Franja Permiana) en los estados de Colorado, Texas, Utah y Wyoming, así como offshore en aguas del Golfo de México, en EE. UU. En Africa, tiene presencia en Argelia, Ghana, Mozambique y Sudáfrica. Y en Suramérica, en Colombia, Guyana y Perú.
En Colombia la mayor tajada ‘offshore’

(Lea: Costa afuera, el nuevo ‘boom’ para la operación petrolera

Al indagar con fuentes de la industria sobre la incidencia de la puja de Chevron y Oxy por Anadarko en la operación petrolera nacional, coincidieron en señalar que la operación es netamente global, y que el ‘taconazo’ en Colombia se reflejaría con un aumento en las tareas de exploración y producción.

“Es una transacción que se desarrolla en EE. UU. y que no se limita exclusivamente a los activos de Colombia, pero en un momento clave de reactivación en las tareas petroleras del país, tener jugadores tan importantes como Chevron y Oxy en puja puede traer mayor dinamismo a la operación”, resaltó Inés Elvira Vesga, senior counsel de la firma Holland and Knight.

Bien sea Chevron u Oxy, quien asuma los activos que Anadarko desarrolla en Colombia, entraría directamente a formar una asociación con Ecopetrol para la exploración y producción de hidrocarburos en aguas profundas, y que a su haber ya registra su primer descubrimiento: el pozo Kronos en el 2015.

(Lea: Dos nuevos contratos mueven la marea en tareas ‘offshore’

También desarrollaría la operación en cuatro bloques: COL 1, COL 2, COL 6 y COL 7, y cuya participación por cada uno es del 100%.


Además, en el área de Grand Fuerte, participaría del 50% que posee en el pozo de exploración Purple Angel-1, donde está el prospecto Gorgon.

ESTOCADA FINAL


A la decisión unánime de la Junta Directiva de Anadarko para estudiar la oferta de compra por parte de Oxy, se sumó ahora un nuevo ingrediente que le dará más dientes a esta última para quedarse con los activos de la primera.

Según Harris Associates, una firma de inversiones con sede en Chicago, la compañía Berkshire Hathaway (propiedad de Warren Buffett), anunció el compromiso de US$10.000 millones para ayudar a Oxy en su puja por Anadarko.

Si bien, para los analistas del sector petrolero en EE. UU. esta ayuda económica echa por tierra la propuesta inicial de Chevron, para Bill Nygren, director de inversiones de Harris Associates, afirmó que esta compañía “tendría que aumentar su oferta para ser competitiva en la puja, de lo contrario se declararía muerta”.

Sin embargo Chevron salió al paso para mantener su postura. De acuerdo a declaraciones del vocero de esta petrolera, Kent Robertson, a la agencia Bloomberg, “la oferta de la compañía proporciona el mejor valor y la mayor certeza a los accionistas de Anadarko”.

Si Oxy al final se hace con los activos de Anadarko, la compañía Berkshire Hathaway a cambio de desembolsar los US$ 10.000 millones recibiría 100.000 acciones preferentes las cuales tienen un dividendo anual del 8%.

“Estamos encantados de contar con el apoyo financiero de esta firma para esta emocionante oportunidad. Esperamos colaborar con la Junta Directiva de Anadarko para entregar esta transacción superior a nuestros respectivos accionistas”, dijo a través de un comunicado Vicki Hollub, directora ejecutiva de Oxy.

Cuando prácticamente todo estaba consumado en la compra de Anadarko por parte de Chevron, en una transacción por US$33.000 millones, donde el 75% del precio de compra se pagará en acciones y el 25% restante en efectivo, asumiendo una deuda neta de US$15.000 millones, para un monto total que asciende a US$50.000 millones, Oxy, hizo una apuesta arrojada y atractiva, que llamó de inmediato la atención de la administración de Anadarko. Al poner las cartas sobre la mesa, la jugada de Oxy es ofrecer US$76 por título, en efectivo y valores de acciones de Anadarko a US$ 38.000 millones. Así mismo, la inclusión de la deuda de esta petrolera que eleva el valor de la propuesta a $ 57.000 millones.

Analistas aseguran que con el respaldo económico de Warren Buffet, Oxy se queda con el negocio.

alfsua@eltiempo.com

Siga bajando para encontrar más contenido