Pacientes ya pueden acceder a medicamentos de cannabis en el país

Así lo reiteró Juan Diego Álvarez, vicepresidente de Asuntos Regulatorios de Khiron. 

Juan Diego Álvarez, vicepresidente de Asuntos Regulatorios de Khiron.

Juan Diego Álvarez, vicepresidente de Asuntos Regulatorios de Khiron.

POR:
Portafolio
marzo 20 de 2020 - 09:38 p.m.
2020-03-20

Son más de tres años en los que los empresarios de cannabis medicinal en el país llevan investigando y preparándose para poder sacar al mercado nacional medicamentos de este tipo, y justo este jueves una empresa del sector logró anotar en la historia un nuevo hito de la industria, que se podría decir, inició su vuelo comercial en el país.

Juan Diego Álvarez, vicepresidente de Asuntos Regulatorios de Khiron, compañía que logró la primera certificación del Invima para hacer formulaciones magistrales de cannabis, explicó qué se viene para la firma y los pacientes.

¿Cuál es la importancia de recibir la certificación de buenas prácticas de elaboración (BPE)?

Gracias a esto hoy tenemos por primera vez un producto medicinal a base de cannabis en el mercado. El jueves por primera vez los doctores pudieron prescribir un producto que es legal, que cumple con los mayores estándares de calidad, de seguridad y de trazabilidad. Hoy los pacientes en Colombia, a través de la figura de fórmulas magistrales, pueden acceder a estos productos farmacéuticos.

¿Cuál es la capacidad del laboratorio certificado?

Podemos producir más o menos 10.000 fórmulas magistrales semanalmente.

¿Cuántas categorías de productos hay?

Hay tres en Colombia: alopáticos o de síntesis, fitoterapéuticos y las preparaciones magistrales. Los dos primeros requieren registro sanitario y eso demora sacarlos al mercado, mientras que las formulaciones no lo requieren y solo el que tenga el laboratorio certificado puede hacerlos y quedan habilitados para su venta.

¿Qué patologías se pueden tratar?

Hay muchas que se podrían beneficiar con este tipo de productos mediante magistrales. Las cuatro principales: dolor crónico, efectos secundarios asociados a la quimioterapia, movimientos anormales y epilepsia, son las más importantes y donde hay más evidencia.

¿Los pacientes están preparados para esto?

Yo creo que sí, llevan muchos años esperando por estos productos. Es una transformación vital de la industria, pero fundamentalmente para la calidad de vida de los pacientes que nunca habían tenido la oportunidad de tener un producto respaldado por las autoridades públicas y que fuera manufacturado como se hacen el resto de los medicamentos que existen en el país.

¿Cuántas personas se podrían beneficiar?

En un estudio que hicimos el año pasado, encontramos que alrededor de 5,6 millones de personas son potenciales pacientes de cannabis medicinal.

¿Cómo acceder a estos medicamentos?

Cualquier doctor está habilitado para prescribir este tipo de preparaciones individuales. Sin embargo, desde Khiron contamos con una red de clínicas a través del Instituto Latinoamericano de Neurología y Zerenia, que es nuestra clínica de cuidado integral ubicada en el norte de Bogotá, a las que pueden acceder los pacientes. Todas las preparaciones magistrales de cannabis son de prescripción médica, y se necesita la fórmula de un doctor.

¿Cuáles son los sistemas de dispensación?

Hay dos. Si tiene más de 0,2 miligramos por mililitro de THC necesita ir a un centro de dispensación especial y, si tiene menos de 0,2, lo podrían dispensar en cualquier droguería. En este momento, los puntos que tenemos son las farmacias de nuestras clínicas, ahí puede dejar su fórmula y en 48 horas la puede recoger en ese punto y, si tiene menos 0,2 miligramos de THC, se le puede entregar a domicilio.

¿Cuántas farmacias tienen por lo pronto habilitadas?

Ahora hay dos: Una en la calle 85 y otra en Zerenia, en la carrera 19 con 106. Estamos esperando extender nuestra red de dispensación en las próximas semanas. Estamos hablando con otras cadenas de droguerías para que los pacientes tengan más acceso.

¿Inicialmente estarían en Bogotá?

Sí, aunque nuestra idea es poder atender las principales ciudades del país este semestre. Un paciente que esté por fuera de Bogotá podría enviarnos la prescripción y, si tiene menos de 0,2 miligramos de THC, se puede enviar.

¿Cuál es la presentación de estos productos?

Nuestras fórmulas son soluciones orales. Son aceites que se dosifican a través de una jeringa, y más o menos las dosis están entre 0,5 mililitros y 1 mililitro. La presentación es un frasco de 30 mililitros. Las concentraciones de THC y CBD varía dependiendo la patología.

¿Cuántos doctores han venido capacitando en estos temas?

La compañía cuenta con un programa que se llama Khiron Med. Tiene dos herramientas pedagógicas: un programa online que ha capacitado a más de 700 doctores y también hemos organizado workshops teóricos y prácticos, y ahí hemos atendido a más de 300.

¿Cuál podría ser el rango de precios de una formulación magistral?

Van a estar entre $150.000 y $200.000 el tratamiento mensual.

Con este paso, ¿qué proyecciones tienen?

Esperamos poder atender más de 10.000 pacientes antes de terminar el año.

¿Cómo queda parada Colombia con otros de la región?

Los últimos meses han sido de trabajo arduo por parte del Gobierno, se ha hecho la tarea que se tenía que hacer para poder consolidar la industria. Logramos cerrar el ciclo regulatorio en el país. En este momento Colombia es el único de la región que puede manufacturar, dispensar y atender necesidades de pacientes.

Hay mercados como el de Brasil que es uno de importación de producto, pero en el que no se puede manufacturar internamente, y existe el de Uruguay en el que el producto terminado es flor seca. Esta regulación y un mercado donde tengamos productos farmacéuticos estandarizados con aceites que tienen procesos de trazabilidad y control de este nivel, lo consolidó Colombia en estos últimos meses.

Valerie Cifuentes M.

Recomendados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido