close
close

Empresas

Pese a la recuperación, S&P ve riesgos para banca colombiana

Incertidumbre por la pandemia, clima social, reforma tributaria, así como el panorama electoral son factores para tener en cuenta en el corto plazo.

Standard and Poor's

La calificadora ve riesgos que posiblemente enfrentarán los bancos colombianos ante la incertidumbre por la duración de la pandemia.

AFP

POR:
Portafolio
septiembre 06 de 2021 - 09:49 p. m.
2021-09-06

Aunque con la recuperación de la economía vendrá una mayor demanda de crédito, la firma calificadora Standard & Poors ve riesgos que posiblemente enfrentarán los bancos colombianos ante la incertidumbre por la duración de la pandemia, la inestabilidad social, las elecciones y una probable nueva reforma fiscal.

La firma calificadora, que el 19 de mayo rebajó el grado de inversión a Colombia, dice en un informe que espera un fuerte repunte económico durante los próximos dos años, con un crecimiento del producto interno bruto (PIB) real de aproximadamente 7,0% en 2021 y un 3,0% en 2022, después de la contracción del 6,8% en 2020.

S&P dice que esto ubicaría a Colombia entre los países con mejores perspectivas económicas de América Latina para 2021-2022.

Y además dijo que considera que la recuperación económica del país la impulsará la mejora del consumo y la respaldará el sector servicios y las exportaciones de petróleo, que se están recuperando por la mejora de la demanda global.

La calificadora afirma que en Colombia (como en otros países de América Latina), “las personas y diversos actores económicos han aprendido a convivir con el coronavirus y a lidiar con las restricciones”.

Y apunta que el impacto de posibles nuevos confinamientos serían menos dañinos. Por lo tanto, “esperamos que el crecimiento económico que vimos en el primer semestre del 2021 continúe en el segundo semestre y en 2022. Consideramos que las perspectivas económicas respaldarán al sector bancario colombiano en términos de dinámica comercial y desempeño operativo”.

PERO HAY RIESGOS

La firma señala que las condiciones económicas esperadas para los próximos 12 a 18 meses podrían reactivar la demanda de crédito, principalmente de los hogares.

Sin embargo, indica que pese a la expectativa de recuperación, “persisten los riesgos a la baja para los bancos colombianos, que se derivan de la aún alta incertidumbre sobre la duración de la pandemia que podría hacer más lenta la recuperación de la demanda y de los posibles vientos en contra que podrían derivarse de un ajuste monetario y fiscal en los próximos 12 a 18 meses y la posibilidad de nuevas olas de protestas sociales.

Esos riesgos, dice la calificadora, podrían nublar las perspectivas de recuperación económica de Colombia porque podrían pesar sobre la inversión y crear un panorama político desafiante e impredecible antes de las elecciones presidenciales de 2022, lo que podría posponer las decisiones de inversión del sector privado.

S&P espera que el crédito se expanda entre 6% y 7% este año y alrededor de 8% en 2022 y la demanda de crédito de los hogares respaldará el crecimiento general de los préstamos a medida que avanza la implementación de la vacuna que ayudará a impulsar la economía y a mejorar el consumo privado.

Menciona que las tasas de interés aún bajas incentivarán la demanda de crédito, en particular para créditos garantizados como préstamos de nómina, automóviles e hipotecarios.

Una vez que haya una mayor visibilidad de las políticas, las empresas podrían iniciar inversiones que pospusieron desde la llegada de la pandemia, lo que impulsaría la demanda de crédito empresarial.

Además la digitalización también impulsará el crecimiento del crédito, una tendencia en la que los bancos han entrado con más inversiones en sus plataformas y se espera que los esquemas bancarios tradicionales migren al digital, con sinergias entre diferentes líneas de negocio y bancos aprovechando posibles alianzas con empresas fintech.

La calificadora señala que tras la crisis económica de 2020 la calidad de los activos y la rentabilidad de los bancos se comenzaron a deteriorar, hechos que podrían subsanarse cuando la economía y el empleo reanuden su crecimiento, momento en el que el sistema bancario volverá a una fase expansiva y los activos improductivos y las pérdidas crediticias volverán a patrones más normales.

Para S&P una afectación de la rentabilidad de los bancos pude venir por la reforma fiscal que suba los impuestos y el mayor costo de fondeo por la disminución de la nota de Colombia.

Destacados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido