close
close

Empresas

‘Por huelga en Cerrejón, se deja de recibir $7.000 millones al día’

Claudia Bejarano, presidenta de la mina, afirmó que están abiertos al diálogo con los sindicatos y a aclarar las sugerencias con la ONU.

Claudia Bejarano, presidenta de Cerrejón

Cerrejón siempre ha mantenido una disposición y apertura al diálogo”, Claudia Bejarano, presidenta del complejo carbonífero.

Archivo particular

POR:
Portafolio
septiembre 29 de 2020 - 09:20 p. m.
2020-09-29

Al cumplir un mes de la huelga en el complejo carbonífero del Cerrejón en La Guajira, esta mina no pasa por su mejor momento. Al cese total de actividades ahora se suma las recomendaciones del relator especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre Derechos Humanos y Medio Ambiente, David Boyd, en el sentido que se debe suspender al menos algunas de sus operaciones, por posibles daños medioambientales y el impacto a las comunidades étnicas.

(Experto ONU aconseja suspender explotación de carbón en el Cerrejón). 

En diálogo con Portafolio, Claudia Bejarano, presidenta de la citada mina, afirmó que están en una disposición y apertura al diálogo con Sintracarbón. Así mismo dejó en claro la voluntad de sostener una línea directa y constructiva con los Relatores de la ONU.

¿Cuál es la respuesta de Cerrejón por las sugerencias del relator de la ONU?

Nos sorprendió, ya que el relator especial de la ONU nos comunicó a través de una carta que llegó a la empresa el pasado 9 de septiembre, que teníamos 60 días de plazo para responder a una serie de argumentos. Pero antes de la fecha, ya que el límite es el próximo 7 de noviembre, expide un comunicado de prensa haciendo referencia a las recomendaciones. Nosotros vamos a responder la solicitud que nos hicieron y a aclarar esta situación. Tenemos toda la voluntad de hacerlo.

(El fantasma de la huelga ya ronda en la mina del Cerrejón). 


¿Luego de un mes de huelga buscarían un nuevo dialogo con los sindicatos?

Cerrejón siempre ha mantenido una disposición y apertura al diálogo. Sin embargo, Sintracarbón ha manifestado pública y reiteradamente que no hay posibilidad de firmar una convención colectiva hasta que la empresa no desista de la implementación del nuevo turno de trabajo, pese a que el cambio de turno no hace parte de la negociación y es necesario para asegurar la sostenibilidad de la compañía, debido al rápido y sostenido deterioro del mercado del carbón que nos ha llevado a registrar en el primer semestre del año las exportaciones más bajas en 18 años y pérdidas por más de $368.000 millones.

¿Cuáles son las condiciones de Cerrejón para abrir una nueva negociación?

Cerrejón siempre está abierto a negociar con Sintracarbón sobre tres principios: que se realice en un ambiente de respeto mutuo, que se haga en el marco de la Convención Colectiva de Trabajo y que se tenga en cuenta la crisis que afronta la empresa. Sintracarbón no ha querido entender la grave crisis que atravesamos y exige beneficios que son insostenibles y que amenazan la supervivencia de la compañía. Hasta el momento, solo han planteado concesiones mínimas que muestran una falta de apertura a alcanzar un acuerdo beneficioso para todos y exige el crecimiento de los beneficios que reciben, mientras que los ingresos de la empresa decrecen por el descenso de los precios, la reducción de la demanda, el aumento de los costos y fallos judiciales que nos impiden entrar a tajos más rentables o que nos imponen limitaciones ambientales por encima de la normatividad del país.

¿Cuáles puntos de la Convención Colectiva mantendría Cerrejón?

En primer lugar, hay que destacar que la suma de todos los beneficios, convencionales y no convencionales, es de más de $174.000 millones anuales, cifra que supera el monto total de lo que estimamos que va a recibir La Guajira con la aplicación de la reforma del Sistema General de Regalías. Proponemos mantener beneficios transversales que aplican a todos los trabajadores y sus familias.

¿Cuáles son los beneficios que proponen?

Entre los más de 70 beneficios individuales extralegales que reciben los trabajadores, podemos destacar un plan de medicina prepagada que cobija a más 20.000 personas (trabajadores y familiares directos); auxilios universitarios de más de 11.6 millones de pesos por semestre, para hijos de trabajadores, sin límite en el número de hijos; préstamos de vivienda con tasas de interés considerablemente inferiores al mercado (entre 3% y 4% nominal anual), de los que se han beneficiado más de 4.100 familias; y hasta cinco primas extralegales (dos de las cuales representan dos salarios adicionales completos) al año.

¿Cuáles puntos estarían dispuestos a negociar nuevamente con el sindicato?

Estamos dispuestos a negociar con Sintracarbón los puntos incluidos en el pliego de peticiones del sindicato y la denuncia de la compañía, pero siempre respetando las tres premisas planteadas y teniendo en cuenta que el acuerdo debe ser beneficioso para los trabajadores y sus familias y debe asegurar la supervivencia de la Compañía en el corto, mediano y largo plazo.

¿Cuáles puntos definitivamente no negociarán con el sindicato?

El punto que no negociaríamos con Sintracarbón es el cambio de turno en la empresa, que no hace parte de la Convención Colectiva de Trabajo. Este turno, es actualmente utilizado por grandes mineras de carbón en el país y por varios contratistas de Cerrejón. Esta iniciativa forma parte de un conjunto de medidas, de un plan de transformación que iniciamos a finales del 2019, y que nos ha permitido lograr eficiencias significativas en diferentes rubros como resultado de un ajuste a la estructura organizacional administrativa, el consumo de combustible, llantas y explosivos y la optimización del alcance de los servicios contratados, entre otros.

Por la huelga, ¿cuáles han sido las consecuencias para la operación?

Para 2020, teníamos proyectada una producción de carbón cercana a los 26 millones de toneladas. Por la emergencia sanitaria debido a la pandemia esta meta tuvo que ser reducida a 20 millones de toneladas en un escenario sin huelga. La situación de huelga en la que nos encontramos, sin duda, no permitirá que alcancemos este objetivo. En el primer semestre las pérdidas que registró Cerrejón superan los $368.000 millones y cada día de huelga en el complejo carbonífero, La Guajira y Colombia dejan de percibir cerca de $7.000 millones.

Alfonso López Suárez

Destacados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido