Por la pandemia, Hidroituango entraría en operación en 2022

EPM asegura que el avance de la obra es del 77,8%.

Hidroituango

Hidroituango atenderá el 17% de la demanda de energía.

Archivo particular

POR:
Portafolio
junio 12 de 2020 - 09:21 p. m.
2020-06-12

La emergencia sanitaria por la covid-19 que puso en jaque a la economía nacional también contagió a Hidroituango, a tal punto que pospuso su entrada en operación hasta el segundo semestre del 2022.

(Reaperturas en la región deberían esperar, recomienda la OPS). 

Aunque no se registraron muertes en el megaproyecto, pero sí el reporte de 197 casos positivos -todos al interior de los campamentos, para convertirlos prácticamente en el mayor foco en el departamento de Antioquia-, la administración de EPM decidió retrasar entre seis y doce meses el inicio de sus tareas.

El anuncio lo hizo el propio gerente general del conglomerado antioqueño, Álvaro Guillermo Rendón López, durante un foro virtual organizado por la Asociación Nacional de Empresas de Servicios Públicos y Comunicaciones de Colombia (Andesco).

(Hidroituango activa plan frente a casos de covid). 


“El brote del coronavirus nos obligó a mover los cronogramas del proyecto hidroeléctrico Ituango y su primera turbina generadora ya no se encendería en diciembre de 2021”,
señaló Rendón López.

Sin embargo dejó entrever que la decisión solo es para las dos primeras turbinas -cada una de 300 megavatios (Mw) de capacidad instalada- las cuales se unirían a otras dos que no tendrían alteraciones en su entrada de operación.

(Hidroituango confirma que generará energía desde el 2021). 


“Muy probablemente las cuatro unidades generadoras van a entrar en uso y generación para el año 2022. Con esto estaríamos cumpliendo cargos por confiabilidad y Obligaciones de Energía en Firme (OEF) al sistema asociadas al cargo por confiabilidad dentro de los plazos establecidos por la regulación y podríamos enviar una señal tranquilizadora al país para evitar a futuro unos apagones”, subrayó el gerente general de EPM.

Así, para finales del citado año el país ya contaría con los primeros 1.200 Mw de capacidad, de un total de 2.400 Mw, con lo que se atenderá el 17% de la demanda de energía eléctrica del país. Además, Rendón López aseguró que el avance de la obra es del 77,8%.

Al rediseñar el nuevo cronograma, se estableció esa fecha para comenzar la generación de energía desde la central. Y para ese momento están enfocados todos los esfuerzos. “Seguimos con ese ritmo para cumplir con ese objetivo”, afirmó el gerente general.

Cabe recordar que Hidroituango tenía dos OEF del Cargo por Confiabilidad y que fueron asignadas en las subastas convocadas por la Comisión Reguladora de Energía y Gas (Creg) en 2008 y 2012.

Pero, con la emergencia en abril de 2018, y con la puesta en marcha del plan para atender la contingencia, que llevó al retraso para su entrada en operación (programada para diciembre de ese año), la Creg hizo efectiva las garantías al declarar la pérdida de las OEF, la cuales tenían como fecha de inicio el primero de diciembre.

Así mismo, en diciembre pasado, XM -operador del Sistema Interconectado Nacional (SIN)- ejecutó otra garantía por incumplimiento ante la no entrada en operación por más de US$43 millones.

Pero el anuncio del gerente general de EPM, de postergar la entrada de Hidroituango no cayó del todo bien en el sector energético del país.

Al respecto, Sandra Fonseca, directora ejecutiva de presidente ejecutiva de la Asociación Colombiana de Grandes Consumidores de Energía Industriales y Comerciales (Asoenergía), indicó que si bien el retraso no era inesperado, sí es sorprendente y preocupante, porque pone en riesgo buena parte del Plan de Expansión en generación de electricidad del país, el cual está basado solo en gas y sus similares, y en un programa de renovables que claramente enfrenta un retraso, y que no da firmeza, respaldo que sí se hubiera podido tener si el Plan contará con generación a carbón.

“Estigmatizado como está (el carbón), es el único energético que constantemente está generando y esto se evidencia en su estable contribución en este año de baja hidrología. Además, el riesgo asumido por un agente de la oferta en el mercado se está transfiriendo al país y, al final, a los usuarios. Lamentable si, con la demanda, el Centro Nacional de Operación (CNO), y las autoridades se enteran tarde de la situación, dejarían al sistema sin tiempo de maniobra para reemplazar la energía faltante”, concluyó la líder gremial.

Recomendados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido