¿Por qué Bogotá puede ser punto estratégico para la economía Naranja?

El tejido empresarial, el apoyo institucional y la multiplicidad de opciones académicas pueden impulsar esta industria en Colombia y la región

La economía naranja es el talento de las personas y la riqueza cultural del patrimonio de la humanidad.

Archivo particular

POR:
Portafolio
septiembre 20 de 2018 - 02:34 p.m.
2018-09-20

Bogotá podría convertirse en una ‘meca’ regional para el desarrollo de las industrias creativas, conocida también como Economía Naranja, y que cada vez toma más fuerza en Colombia y en Latinoamérica.

Así lo sugiere Daniela Maldonado, consultora de Industrias culturales y que ha trabajado con cientos de emprendedores, quien dice que en la capital de la República están dadas las condiciones para que así sea, ya que además del talento, confluye un “ecosistema” para el desarrollo de esta industria no sólo en el país sino en toda la región.

(Lea: Economía ‘naranja’ de Bogotá mueve unos $6,5 billones al año). 

De acuerdo con Maldonado, en la ciudad, según el registro a 2016 de la Cámara de Comercio de Bogotá, hay entre 15.000 y 16.000 empresas de industrias creativas en producción audiovisual como cine, televisión, publicidad, desarrollo de videojuegos, entre otros, con licencias y registros únicos mercantiles vigentes, lo que la convierte en la ciudad con más empresas de este sector.

Cifras de Invest in Bogotá señalan que en la capital de la República se concentra el 76% de las empresas creativas de todo el país. Se estima que a corte de hoy, hayan unas 30.000 empresas dedicadas a estos temas.

Sin embargo, para Maldonado el volumen de empresas es apenas sólo un factor, pero no el más importante. Para ella, en Bogotá hay todo un ecosistema que facilita la generación de empresas de las industrias creativas.

“En Bogotá se concentran también el mayor número de universidades, centros de estudio e instituciones con una nutrida oferta en creación de contenido cultural y por lo tanto concentra el mayor número de programas educativos en este aspecto, lo que lo convierte en un rico escenario para exponer el talento”, agrega Maldonado.

Señala, además, que precisamente gracias a la oferta educativa amplia se vienen desarrollando eventos con componentes académicos que por un lado fomentan la formación de las audiencias y por el otro generan reconocimiento internacional.
Comenta Maldonado que Colombia es muy reconocida en el exterior por sus realizaciones técnicas y de contenido cultural.

(¿Tenemos talento suficiente para impulsar la economía naranja?). 

APOYOS

Otro de los factores que inciden en que Bogotá sea visto como un punto clave para la Economía Naranja en Latinoamérica son los incentivos privados y gubernamentales para el desarrollo de esta industria.

Dice que hay multinacionales que apuestan por el talento y el emprendimiento y han creado becas y programas para fomentar nuevas realizaciones.

Agrega que las entidades gubernamentales también apoyan iniciativas de Economía Naranja y que esto se suma a la consolidación de todo ese ecosistema de institucionalidad, académico y de tejido empresarial.

De hecho, recientemente Bancóldex y el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo lanzaron una línea de crédito para el desarrollo de nuevas empresas dedicadas a la Economía Naranja.

Según Mario Suárez Melo, presidente de Bancóldex, esta la nueva línea de crédito servirá para estimular nuevas formas de crecimiento en un segmento con mucho potencial.

Cada compañía podrá recibir recursos hasta por $1.500 millones, con un plazo máximo de 7 años y un periodo de gracia con un tope de hasta 1 año, esto con tasas favorables en plazo e intereses.

Además de la nueva línea de crédito, el ministerio de Comercio, Industria y Turismo e iNNpulsa Colombia trabajará de forma articulada con el programa 'Sacúdete', de la Presidencia de la República, con el que se crearán 1.400 puntos para el encuentro de jóvenes que quieran invertir y crear empresas del sector Naranja. Estos centros ayudarán a promover la mentalidad emprendedora y la cultura de la innovación en las regiones.

De acuerdo con el Dane, de 2005 a 2017 la participación promedio en la economía fue del 1,1%. En 2016 movió 6,2 billones de pesos.

"iNNpulsa será una embajadora de la Economía Naranja. Tenemos muchos instrumentos para respaldar el emprendimiento y la innovación, pero ahora presentaremos un fondo en la primera semana de noviembre para apoyar emprendimientos naranjas", dijo Ignacio Gaitán.

Se cree que la Economía Naranja en Bogotá mueve unos 6,5 billones de pesos al año, pero la apuesta del Gobierno Duque es multiplicar mucho más esa cifra para que tenga más participación en el PIB e impulse el crecimiento económico, algo que el país espera con ansías.

Siga bajando para encontrar más contenido